Entrevista con Antoni Poveda

Antoni Poveda

Entrevistamos a Antoni Poveda, vicepresidente de Movilidad y Transporte del Área Metropolitana de Barcelona, explica en esta entrevista cómo la gran capital y las otras 35 poblaciones que integran el AMB están trabajando para conseguir luchar contra la contaminación ambiental, los problemas de salud y el cambio climático.

La Cumbre de París contra el cambio climático dejó claro que el mundo es consciente de que el planeta se está contaminando, y que si no hacemos algo todos juntos lo pagaremos caro. 

 

¿Cómo valora el acuerdo alcanzado?

Estamos en un momento clave, y ya nadie puede dudar de que el mundo entero debe reaccionar. El problema es que en estas grandes reuniones se habla mucho de te¬mas a largo plazo, y las decisiones tardan en aplicarse. Cuando el tráfico motorizado es el responsable de hasta el 80% de la contaminación atmosférica originada en las ciudades y zonas urbanas, está claro que hay que hacer cosas ya, a corto y medio plazo.

 

¿Cómo se encara el problema desde el Área Metropolitana de Barcelona (AMB)?

Baste una cifra: hay más de 4 millones de desplazamientos diarios en vehículo privado. Aparte del grave impacto medio¬ambiental y de la contribución al cambio climático, solo en el área metropolitana de Barcelona causa más de 3.500 muertes prematuras cada año.

 

¿Es comparable la situación entre el área metropolitana de Barcelona con la de otros lugares en Europa?

Hay una diferencia. En el área metropolitana de Barcelona el 60 % son vehículos movidos por diesel (óxido de nitrógeno, NO2) y el 40% restante, por gasolina. Mientras, en Alemania, el país del diésel, está al 50 %. La gasolina produce el CO2, que afecta al cambio climático, mientras que el diésel es directamente responsable de los problemas de salud de la población. Por tanto, nuestro principal enemigo es el vehículo de diésel.

 

“El principal enemigo es el diésel, que es directamente responsable de los problemas de salud de la población”

 

¿Qué medidas está tomando el AMB al respecto?

Se han adoptado medidas estructurales y acciones contundentes para luchar contra sus nocivas consecuencias reduciendo drásticamente las emisiones. En ello existe un consenso claro con los 36 municipios que conforman la AMB, Diputació de Barcelona, la Generalitat e incluso con municipios de fuera de la metrópolis de más de 100.000 habitantes. Nuestro objetivo es rebajar en un 50% el nivel de contaminación atmosférica producida por la movilidad en el año 2020 y mejorar notablemente la calidad del aire que respiramos. Pretendemos conseguir una movilidad limpia y sostenible, que contribuya a crear una metrópolis con aire limpio y, consecuentemente, con mayor calidad de vida para los habitantes. 

 

“Nuestro objetivo para 2020 es rebajar en un 50% el nivel de contaminación atmosférica”

 

¿Puede comentar algunas de las acciones que se están llevando en concreto?

Por un lado, la promoción del uso de vehículos con energías alternativas, impulsando el vehículo híbrido y, sobre todo, el eléctrico. Para ello estamos implantando ya una red metropolitana de electrolineras, puntos de recarga rápida (10 en municipios metropolitanos, además de los 18 puntos de Barcelona) que esperamos tener instaladas al acabar el año. Por otra parte, hemos firmado convenios con el Ayuntamiento de Barcelona, así como con las empresas Nissan y Renault. 

 

Taxi eléctrico Barcelona

 

 

Apuesta por el E-Car

 

¿Es el coche eléctrico, el llamado internacionalmente E-car, el mejor aliado para una ciudad sin contaminación?

A día de hoy, sí. De ahí que hayamos establecido incentivos para promover su uso: favorecer la reducción y/o excepción de los impuestos de matriculación y circulación, aparcamiento gratuito en áreas azules y verdes, permitir a los coches eléctricos utilizar el carril bus o VAO, uso gratuito de los puntos de recarga metropolitanos, peajes gratuitos, etc.

 

Eso a nivel de vehículo particular. ¿Y a nivel público?

En colaboración con Nissan, se ha impulsado la fabricación en Barcelona de un modelo de furgoneta 100% eléctrica, que funcionará como taxi y vehículo de distribución de mercaderías. Además, hay una subvención de 10.000€ para comprar vehículos eléctricos para las flotas municipales de los ayuntamientos metropolitanos y, por otra parte, otra de 250€ para la compra de bicicletas eléctricas, que se unen a los 200 € del Ministerio de Industria. Y… 

 

¿Más medidas? 

Sí, claro. Se están estudiando zonas de¬nominadas ‘de bajas emisiones’, donde progresivamente se irá impidiendo el trán¬sito de los vehículos más contaminantes y sólo tendrán acceso los vehículos híbridos, 100% eléctricos y sin motor. Habrá tres cinturones: el primero (ZBEM) incluirá a los 36 municipios que conforman el área metropolitana de Barcelona; el segundo se extenderá en el interior de las Rondas de Barcelona, coincidiendo con la zona de contaminación más alta por NO2; y el tercero, las Zonas Urbanas de Atmósfera Protegida (ZUAP), alrededor de equipamientos sensibles, como escuelas y hospitales. 

 

¿Cómo acabar con los vehículos que más contaminan para poder sustituirlos por eléctricos? 

Una de las medidas es el etiquetaje. La DGT del Ministerio del Interior ha aprobado su implantación en el segmento de vehículos más limpios. Desde el AMB hemos aportado una variante más: priorizar el etiquetado de los vehículos más contaminantes y nocivos para la salud. De esta manera, todo vehículo tendrá una identificación que le permitirá o impedirá circular en determinadas zonas restringidas o protegidas. 

 

Horizonte 2020 

 

Hemos hablado antes de que el 2020 ha sido marcado como un año clave, coincidiendo con el proyecto europeo denominado Horizon 2020. ¿Qué otros retos tiene marcados el AMB para dentro de 4 años? 

A nivel de flotas públicas de vehículos, hacerlas más limpias. En eso estamos de acuerdo con nuestra operadora pública TMB como con otras privadas con las que también trabajamos (BaixBus, Tusgsal, Soler i Sauret,etc.). Para ello vamos a tratar de eliminar progresivamente los vehículos diésel de la flota de autobuses del transporte público urbano; hasta el 2019 compraremos 450 nuevos autobuses de bajas o muy bajas emisiones y ruido (vehículos híbridos, eléctricos y de gas natural) y, por último, implementaremos taxis íntegramente eléctricos como, por ejemplo, el ENV200. 

 

También hemos citado antes a la bicicleta que, evidentemente, es el vehículo de transporte menos contaminante de todos los tiempos. ¿También hay alguna medida para promocionarla? 

Está claro. Sería un sueño que la mayoría de la población urbana se desplazase en bicicleta diariamente. Pero para ello hay que construir infraestructuras. En la actualidad, sólo un 1,5% de la movilidad metropolitana se efectúa en bicicleta. Pretendemos elevarlo hasta el 4%. Se calcula que ello implicará 250.000 nuevos viajas/ día en bicicleta. Por tanto, no queda otra que construir infraestructuras que estén interconectadas y, sobre todo, que den seguridad al ciclista. La idea es llegar a extender una red metropolitana de vías ciclables en los próximos años. 

 

¿Cómo serán esas infraestructuras? 

Construiremos 200 nuevos kilómetros, de los cuales la mitad estarán listos antes del 2020. Esto complementa el esfuerzo del Ayuntamiento de Barcelona, que prevé hacer otros 200 nuevos kilómetros antes del 2019. Así, la red ciclable metropolitana se incrementará en 400 km. en el 2020. 

 

Hasta ahora el Bicing, combinado con las bicicletas particulares, ha invadido pacíficamente Barcelona. Pero es una ciudad con muchos desniveles, y hay trayectos que por su dificultad orográfica impiden un mayor uso.

 

¿Cómo está el tema de la bicicleta eléctrica? 

Con ella se multiplicarían los desplazamientos no contaminantes. De ahí las subvenciones de las que hablábamos antes. Volviendo a la bicicleta normal, hemos creado el Bicibox, un aparcamiento seguro en el que guardar la bicicleta sin peligro. Ya hay instaladas 145 para un total de 1.575 plazas en 15 municipios metropolitanos, y existe una app (AMB Bicibox) para que el usuario sepa dónde tiene una plaza libre. 

 

 “Promocionamos el uso de vehículos con energías alternativas; sobre todo del vehículo eléctrico, la mejor solución”

 

 ¿También en Barcelona? 

 Bueno, Barcelona es Barcelona… Todo llegará.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.