Entrevista a Fernando Rayón, Aqualogy

Fernando Rayón

“Hemos desarrollado Citiness, un concepto que alude a la esencia de la ciudad”


Aqualogy es, sin duda, el referente “Smart” en el mundo de los recursos naturales y Fernando Rayón el experto por excelencia en un tema tan sensible para la población. En esta entrevista nos acerca un poco más a la realidad y al futuro

SCASC.- Hace poco más de un año le entrevistamos en esta misma revista, hablando de la eficiencia del ciudadano y las instituciones respecto a sus recursos naturales. ¿Cómo hemos cambiado en este año? ¿Y qué ha cambiado para Aqualogy en este periodo? 

FR.- La eficiencia sigue siendo un factor clave en esta situación de crisis económica que no acaba de superarse. Por otro lado, también es cierto que la crisis está generando una disminución en el consumo de recursos, y una vuelta a la cultura de la reparación y el reciclaje. Esperemos que esta cultura cale hondo y se continúe con ella cuando la crisis se supere. 

Por su parte, en este contexto difícil, Aqualogy ha seguido con su proceso de crecimiento y desarrollo, ofreciendo soluciones eficientes para avanzar en sostenibilidad, con el foco puesto en la economía circular. 

SCASC.- Llevamos décadas debatiendo sobre la futura escasez de recursos como los combustibles fósiles y cómo prevenirlo, pero cada vez más el mundo empieza a plantearse las mismas dudas sobre el agua como recurso. Desde su experiencia como gestores de este recurso, ¿cómo podemos evitar esta eventualidad? 

FR.- Y no sólo el agua y el petróleo. Hay muchos otros elementos que están a punto de llegar a una fase crítica, como el fósforo, que hemos utilizado abundantemente como fertilizante y que comienza a dar síntomas de agotamiento. Y se trata de un elemento hoy día imprescindible para poder tener una agricultura eficiente y suficiente para abordar el crecimiento poblacional y de riqueza de dieta que se espera en los próximos años. Por tanto, hay signos evidentes por todas partes de que nuestra especie debe cambiar radicalmente su modelo de desarrollo si no quiere agotar el planeta. En ese sentido, otra vez, la economía circular es un concepto que, como especie, nos deberemos tomar cada vez más en serio. Y como gestores de un recurso escaso como el agua, para nosotros esa economía debe ser un leit motiv a seguir en nuestra actividad cotidiana y en los enfoques de nuestra investigación para el desarrollo de nuevos productos y servicios más sostenibles. 

SCASC.- Aqualogy se especializa en ofrecer soluciones eficientes, tanto en forma de tecnologías físicas como digitales o conocimiento, ¿Cuál ha sido vuestro avance más notable recientemente en el ámbito de las Smart Cities? 

FR.- Como actores experimentados y principales en la gestión de un servicio urbano básico e imprescindible como es el agua, pensamos que tenemos mucho que aportar y también mucho que descubrir en el contexto de las smart cities. En esta línea, hemos desarrollado Citiness, un concepto que alude a la esencia  de la ciudad, a la cualidad misma de ciudad, podríamos decir. Este concepto incluye en primer lugar las aspiraciones y deseos de los ciudadanos, quienes con su talento y dedicación son los que hacen grandes a las ciudades. E incluye también un factor de competitividad, puesto que una ciudad tiene mayor capacidad de desarrollo cuanto más atractiva es para el talento y los motores de la economía y el desarrollo sostenible. 

Así, bajo el prisma Citiness, el reto de las smart cities no es otro que conseguir que la tecnología y la innovación se pongan al servicio de ciudadanos, actores y responsables urbanos para impulsar una ciudad agradable para vivir y competitiva económica, social y ambientalmente. 

Pero Citiness no es un concepto teórico. Es una idea-fuerza en cuya aplicación práctica Aqualogy vierte su experiencia más que centenaria en gestión de servicios urbanos, complementándola con diferentes iniciativas de innovación abierta, para ganar actividad y posicionamiento en el contexto de la smart city de gestión integrada. El enfoque Citiness pretende así configurar soluciones desde una perspectiva integradora, en la que la tecnología y la economía digital tienen mucho que aportar. 

Desde hace ya bastantes años, en Aqualogy seguimos un modelo de innovación abierta. Pero recientemente, y pensando especialmente en Citiness, hemos incorporado un nuevo y muy potente instrumento: el fomento de la emprendeduría, a través de un fondo de capital riesgo que hemos constituido recientemente con el CDTI. Este fondo, que hemos denominado Vento (Venture Opportunities), nace con un objetivo de inversión de hasta 26,25 millones de euros en cinco años en start-ups tecnológicas en los sectores del agua, el medio ambiente y las smart cities. Con este fondo pretendemos no sólo impulsar el desarrollo de productos y servicios disruptivos en los ámbitos citados, sino también establecer un real maridaje entre nuestra cultura empresarial y la de los emprendedores más inquietos e innovadores. Estoy convencido que este paso es fundamental para enfrentar los retos tremendamente cambiantes del mundo actual, y que va a dar resultados muy fructíferos para todos. 

SCASC.- Decenas de administraciones, instituciones y también empresas, han promovido un consumo responsable y eficiente del agua. Poco a poco, parece que España avanza mucho en este camino, ¿no es así? 

FR.- Se han producido avances en este sentido, es cierto, y especialmente en el consumo urbano e industrial. Pero queda mucho camino por recorrer puesto que, como es sabido, en nuestro país más del 70% del consumo de agua se produce en la agricultura. Y aunque se han hecho avances puntuales, en términos generales se continúa regando con los criterios de la agricultura milenaria. En este campo queda aún mucho margen de mejora. Y ello puede ofrecer una ventaja doble: por un lado, conseguir más eficiencia en el uso del agua en nuestro país. Y por otro, desarrollar tecnología y conocimiento que podrá ser exportado muy rentablemente, dado que incrementar la eficiencia en el consumo de agua en la agricultura es hoy día una necesidad planetaria básica, y lo será cada vez más. 

SCASC.- Aqualogy ha colaborado a menudo con otras instituciones y empresas, compartiendo su conocimiento de gestión del agua e incluso gestionando una Escuela de Formación Técnica. ¿Cómo valoráis desde Aqualogy la colaboración entre empresas e instituciones? ¿Hasta qué punto “la unión hace la fuerza”? 

FR.- La sabiduría popular establece efectivamente que la unión hace la fuerza. Y yo creo que de esta idea participamos todos sin dificultad.  Pero participamos todos como idea. Nos cuesta algo  más llevarlo a la práctica. En todo caso, si queremos superar la crisis, si queremos tener un desarrollo adecuado y sostenible, no nos queda otra que aprender a colaborar, a trabajar juntos, a perseguir solidariamente objetivos comunes. Y la realidad es que cuando lo hacemos, los resultados cantan... 

SCASC.- Para acabar, y desde tu rol de director de innovación de negocio, ¿cuáles crees que serán los avances e innovaciones más destacables del sector de los gestores de agua en estos años? 

FR.- El sector del agua, como tantos y tantos otros sectores de actividad actualmente, está en un momento de transición. El tremendo impacto que la economía digital ha tenido en los sectores más directamente  relacionados con la gestión de la información, está ya comenzando a llegar a los entornos industriales más tradicionales, como el del agua. Adicionalmente, la enorme tensión que existe actualmente y a nivel planetario en la tríada agua-energía-alimentación  va a obligar a cambiar muchas cosas en los modelos tradicionales de gestión del agua. Finalmente, como el propio concepto de smart city apunta, los modelos clásicos de funcionamiento de las ciudades están también a punto de experimentar grandes cambios. Todo ello, pues, apunta a un cambio de paradigma en la gestión del agua que no sabemos cuánto va a tardar en llegar, pero que va a llegar inexorablemente. Los gestores del agua debemos pues prepararnos para este cambio y,  sobre todo, liderarlo. Por tanto, respondiendo a tu pregunta, yo creo que los avances e innovaciones más importantes que deberán acometer los gestores del agua irán en la línea de definir e implantar nuevos modelos más eficientes y sostenibles  de gestión, de financiación, de operación, de gobernanza, de tecnología y de cooperación, y más acordes con las características extraordinariamente cambiantes de estos tiempos líquidos que vivimos. Y eso es lo que pretendemos y trabajamos en Aqualogy, a través de nuestros sistemas e instrumentos de innovación abierta y a nuestra permanente escucha detallada de las necesidades de nuestros clientes, tanto finales como de la Administración pública.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.