Entrevista a Joe Barrett y Graeme Davison

Joe Barrett y Graeme Davison

“Hay que captar audiencias que puedan interesarse por la sostenibilidad o la ecología en las carreras”

Para profundizar un poco más sobre el papel de Qualcomm en la Fórmula-e y la tecnología de carga inalámbrica Halo, hablamos con Joe Barrett, Director de Marketing en Qualcomm y con Graeme Davison, VP Technology, Qualcomm Halo.

SCASC ¿Por qué la carga inalámbrica?

Joe Barrett –Las razones son evidentes por un lado, como la eliminación de los cables y la facilidad de uso. Pero hay otros factores no tan inmediatos, como por ejemplo la reducción del tamaño de las baterías en casos como el del transporte público. Con estaciones de carga en el final de línea o en otros puntos del trayecto se puede reducir la capacidad de las baterías, con lo que se reduce enormemente el precio de los vehículos y su mantenimiento haciendo que estos vehículos de bajas emisiones sean competitivos comparados con los equipados con motores diésel. En los taxis, por ejemplo, se elimina la necesidad de bajarse del coche para enchufar el coche en un punto de carga, y volver a bajar para desenchufarlo.

Para los usuarios, también se elimina el inconveniente de tener que gestionar puntos de carga tradicionales con sistemas diferentes para enchufar el coche. Al final se trata de elegir la solución menos inconveniente.

SCASC- ¿Qué hace diferente a Qualcomm Halo comparado con otras soluciones de carga?

JB- La tecnología de resonancia magnética permite avanzar en la dirección de la estandarización. Es importante que los sistemas de carga sean compatibles entre sí independientemente del número de bobinas y otros factores intrínsecos a la tecnología inalámbrica, al tiempo que se mantenga una eficiencia óptima. Y con Halo es posible trabajar en esa dirección. En los sistemas de carga mediante enchufe, no siempre ser trabaja con estándares, lo cual complica la tarea al usuario. Halo permite trabajar con diferentes sistemas de acoplamiento magnético, no como en los sistemas tradicionales donde una vez que se diseña un sistema de acoplamiento se hace incompatible con otros sistemas. La transmisión de energía del vehículo al Grid será parte del estándar, de modo que se podrá transferir energía desde el coche a la red en caso de que sea interesante proceder de ese modo.

SCASC- ¿Cómo se implementará el sistema Halo en la Fórmula-e?

Graeme Davison -La carga inalámbrica en la primera temporada será sólo para los safety cars. Por varios motivos: por un lado, se contaba con un tiempo limitado para realizar la implementación en los coches de competición. Además, en la primera temporada, por decisión de la organización, todos los coches serán iguales, con lo que se elimina la modalidad de campeonato de constructores.

En la segunda temporada el campeonato de constructores será parte de la competición, y es ahí donde Qualcomm puede ofrecer un valor diferencial para los fabricantes, y de hecho ya estamos trabajando con los constructores para licenciar la tecnología necesaria para integrar el sistema de carga inalámbrica en la mecánica. Es preciso diseñar sistemas de gestión y mantenimiento además de la carga inalámbrica en sí misma.

SCASC- El acuerdo de colaboración con la Fórmula–e contempla otras áreas además de la carga inalámbrica. ¿Podría profundizar un poco más en este punto?

GD- Cuando Qualcomm se convirtió en el partner tecnológico de la Fórmula-e, el acuerdo fue además el de ser un miembro fundador, sobre la base de tener una relación estable durante varios años. Y a medida que se iba desarrollando la idea, Qualcomm se ha convertido también en asesor técnico para otros apartados además de los coches propiamente dichos. Apartados donde Qualcomm dispone de tecnologías y soluciones como el del entretenimiento multimedia o las tecnologías de comunicaciones o incluso en el área del estilo de vida, para hacer que la competición sea lo más atractiva como sea posible aprovechando facetas tan diversas como el gaming o el estilo de vida saludable. Es esencial atraer a audiencias que tradicionalmente no están interesadas en las carreras clásicas, pero sí pueden interesarse por elementos como la sostenibilidad o la ecología. Por ejemplo, conocer el estado de forma de los pilotos durante la carrera a través de datos biométricos medidos en tiempo real puede ser de gran interés para estas audiencias.

SCASC- Acerca de consideraciones técnicas, ¿con qué rapidez se puede cargar un vehículo?

JB- En este capítulo, la información de que disponemos está limitada por el proveedor de las baterías, que son de Williams. Las características técnicas sobre parámetros como el que pregunta aún no están disponibles públicamente

SCASC- ¿Qualcomm invierte o está interesada en trabajar en el desarrollo de tecnologías para baterías?

JB- De momento no es un área donde Qualcomm se vaya a centrar. Al menos en este momento.

SCASC- La Fórmula 1 empieza a emplear tecnologías relacionadas con los motores eléctricos. ¿Espera que los motores y tecnologías asociadas con la propulsión eléctrica se muevan hacia la Formula 1?

GD- Cuando comience a operar el campeonato de constructores en la Fórmula-e en la segunda temporada, es fácil esperar que se hereden tecnologías propias de otras competiciones como la F1 en apartados como la aerodinámica. Con el foco de atención puesto en la tecnología EV por parte de los fabricantes, se conseguirá que los avances desarrollados en el campo de la competición se deriven hacia los coches comerciales, y, además, es de esperar que se camine hacia una convergencia entre diferentes competiciones relacionadas con el motor.

SCASC- A nivel de madurez, ¿está ya lista la tecnología? Es decir, si mañana dieran el visto bueno a implementar la carga inalámbrica en los coches, ¿Qualcomm la tendría lista para su implementación?

GD- Sí, la tecnología está lista ya. El trabajo que se necesita es puramente de integración y ajuste con los sistemas de baterías elegidos por los fabricantes, o los sistemas de gestión tales como los medidores del nivel de carga o las políticas de activación de los sistemas de transmisión de energía dependiendo de las decisiones de los fabricantes. Se necesita trabajo de implementación pero la tecnología está ya lista y preparada.

SCASC- ¿Se utilizará pronto la carga dinámica? Es decir, la carga inalámbrica con coches en movimiento.

JB- En el diseño original ya se pensó en poder usar sistemas de carga dinámicos. Pero se necesita disponer de sistemas de control tanto en los pads situados en el suelo como en los pads ubicados en los vehículos para mantener la eficiencia. Se espera que estos años que siguen haya demostraciones de la tecnología dinámica como parte de la visión que se ha tenido desde el principio a la hora de diseñar la tecnología Halo. De momento los sistemas de carga serán estáticos, pero definitivamente la carga dinámica es parte del diseño y de la especificación tecnológica.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.