Entrevista con José Andrés García, (Teradata España y Portugal)

José Andrés García

“Aquí ya se lleva trabajando con Big Data desde hace años. Lo que cambia no es la analítica en sí misma, sino la llegada de nuevos tipos de datos”

"En España, la tecnología va más deprisa que las aplicaciones concretas de esa tecnología"


Durante el evento tuvimos la oportunidad de conversar con José Andrés García, Presidente de Teradata Iberia (España y Portugal), junto con José Manuel Viseras de la Linde, Marketing Manager, quienes pusieron en valor la presencia de la compañía en el mercado de España y Portugal y hablaron de los nuevos productos y de las tendencias de la analítica de datos en nuestro territorio, así como de las estrategias de mercado.

SCASC.-¿Qué retos presenta el mercado español?

J.A.G.- España presenta peculiaridades diferenciales frente a otros países. Sin ir más lejos, empresas como South California Edison ya están embarcadas en proyectos donde la recogida de datos precisa de herramientas de análisis de ingentes cantidades de datos. En España la velocidad de adopción de soluciones es menor que en Estados Unidos. Teradata 15, sin ir más lejos, está mejor preparada para manejar datos en el contexto de Big Data, pero con Teradata 14 también es posible procesar adecuadamente grandes cantidades de datos.

P.- En España, teniendo en cuenta la peculiaridad del ecosistema empresarial español, ¿existe algún tipo de solución para empresas pequeñas y medianas que no tengan capacidad para invertir en un Data Warehouse?

R.- Teradata, desde sus orígenes, está enfocada a ofrecer soluciones a grandes empresas. Pero en los últimos cuatro o cinco años se está observando un cambio en esta orientación. En el pasado, Teradata disponía de un único producto para analítica, equivalente al 6750 actual. Hoy en día se cuenta con una gama con precios desde unos 100.000 € hasta llegar al Active Warehouse. Y entre medias, ‘appliances’ con diferentes niveles de rendimiento.

Las soluciones ‘cloud’ que ofrecen la analítica como servicio se han lanzado en EEUU. Está previsto que este servicio se empiece a desarrollar en Europa. Y en algún momento también estará disponible en España, salvo que haya algún ‘partner’ que decida ofrecer esta solución por su cuenta.

P.- En cuanto a los ‘partners’, en disciplinas como la visualización de datos, ¿existe la intención por parte de Teradata de ofrecer soluciones propias?

R.- Otros competidores tienen como estrategia la de comprar otras empresas para cubrir carencias dentro de su portfolio de soluciones y productos. De ese modo, se puede ser bueno en unas áreas pero mediocre en otras. Teradata, sin embargo, lleva 35 años enfocada únicamente en el negocio del Data Warehouse y de la analítica de datos. Para llegar al resto del ecosistema, optamos por construir alianzas con los mejores jugadores del mercado en un momento dado. En ocasiones se decide abordar la adquisición de otras empresas, como en el área del Marketing, cuando Teradata compró Aprimo, líder de su sector, por 525 millones de dólares en diciembre de 2010, cuando el marketing y la analítica de datos empezaban a converger.

En España otros grandes jugadores en este mercado adoptan filosofías diferentes, generalistas, que se resuelven a través del ‘outsourcing’ de servicios, por ejemplo. Teradata, sin embargo, no es generalista y se centra en áreas concretas como la analítica de datos, donde es líder.

P- ¿Llega España tarde al Big Data?

R.- Depende de lo que se entienda por Big Data. Si hablamos de manejar grandes cantidades, bien puede ser que ya se estuviese trabajando con Big Data hace muchos años, antes de que se erigiese como un fenómeno en sí mismo. Si se entiende como el procesamiento de datos provenientes de diferentes fuentes, es un fenómeno diferente. Si hubiera que quedarse con una definición de las que dio Hermann Wimmer en su Keynote, me quedaría con la acepción más filosófica. Si se asimila Big Data a una determinada tecnología, como puede ser Hadoop, creo que es un error. En el fondo, todos los datos están estructurados de algún modo. En España ya se lleva trabajando con Big Data desde hace años, y ahora lo único que ha sucedido es que se añaden los datos provenientes de fuentes muy diversas, como pueden ser las redes sociales, el Internet de las Cosas o los sensores. Lo que cambia no es la analítica en sí misma, sino la llegada de nuevos tipos de datos.

P.-¿Cuál es el estado de la analítica de datos en España?

R.- En España sucede que la tecnología va más deprisa que las aplicaciones concretas de esa tecnología. Las aplicaciones prácticas y tangibles que permiten la puesta en valor y la monetización de los datos aún están en etapas incipientes. Hay aplicaciones que claramente se benefician de la analítica de datos, como las empleadas en el departamento de Homeland Security, en las que se vinculan datos provenientes de fuentes tan diversas como cámaras de vigilancia urbanas o tránsito de vehículos, con los obtenidos desde otros orígenes en el contexto de la Seguridad Nacional. Hay muchos campos abiertos en el mundo de las ‘Utilities’, el del Oil and Gas o en las Telcos. Son sectores evidentes, pero hay aún mucho recorrido para la analítica.


P.- ¿Qué grado de adopción se estima que haya de las nuevas soluciones de Teradata como las presentadas durante este evento?

R.- Nuestros clientes en España están ya probando y evaluando estas soluciones, pero la adopción final será progresiva. El negocio de Teradata relacionado con Big Data empezará a moverse en 2014 en torno a un 20-30%, y en 2015 en torno a un 50%. No es realmente necesario migrar a sistemas nuevos para trabajar con Big Data. Teradata 15 se puede instalar en equipos de series como la 6000 sin necesidad de migrar a los más recientes, como el 6750. Habrá una renovación natural, a medida que se amortice la inversión.

En los últimos meses, a nivel estratégico, ya es factible ofrecer servicios relacionados con Big Data a clientes que no sean de Teradata. Dentro del ecosistema UDA (Unified Data Architecture), uno de los componentes es IDW (Integrated Data Warehouse) , pero además está la plataforma Aster Discovery y el Data Lake, que es Hadoop. En el futuro se podrán desplegar estos dos últimos componentes sobre otras soluciones distintas a las de Teradata.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.