Ericsson, de las infraestructuras a los servicios

Luis Molero Castro

Entrevista con: Luis Molero Castro, Responsable de Desarrollo de Negocio de Industria y Sociedad en Ericsson.

“Hemos pasado de vender redes a operarlas.
Con licencia, seríamos la empresa más grande del mundo”

El paso de un modelo de negocio basado en el hardware y las infraestructuras a otro basado en los servicios es delicado, pero necesario a la vista de las tendencias en el mundo de la tecnología y la economía.

Durante la charla con Luis Molero Castro pudimos conocer de primera mano cómo Ericsson afronta esta transición, tanto desde la perspectiva general de las tendencias, como a través de ejemplos concretos. También nos adentramos un poco más en el mundo del 5G, que integrará funcionalidades en áreas de aplicación como las Comunicaciones Críticas o el Public Safety, o en las comunicaciones M2M del IoT, donde se espera que haya millardos de dispositivos conectados en 2020. 

Ericsson es una compañía multinacional que abarca multitud de áreas de actividad. ¿Cuál es el ‘big picture’ de una empresa como Ericsson? ¿Qué retos está afrontando en la actualidad? 

Ericsson es uno de los principales proveedores a nivel mundial de soluciones de Telecomunicaciones. Hace 15 años el 70% de nuestras ventas provenía de las redes de comunicaciones. Ahora la foto ha cambiado, con una venta cada vez menor de infraestructura y un incremento en la parte de software y servicios. 

El primer paso que damos está en la parte de servicios. Pasamos de vender las redes a operarlas. A día de hoy operamos redes para operadores que dan servicio a más de mil millones de clientes. Si tuviéramos licencia de operador seríamos la empresa más grande del mundo en este campo. Operamos en nombre de nuestros clientes, no tenemos licencia, pero de este modo es posible hacerse una idea del alcance de Ericsson en este campo.

El siguiente gran cambio en el mundo de las redes de comunicaciones es el paso hacia el software. Cada vez es menos importante el ‘hierro’, las máquinas; se trabaja en la virtualización de las funciones de red, como SDN y NFV, para que corran sobre hardware estándar.

Estamos construyendo centros de datos a nivel global, preferiblemente en zonas nórdicas donde las temperaturas son más bajas. Sobre estas infraestructuras construimos las redes de comunicaciones. Tradicionalmente venimos trabajando con clientes-operador, fijos y preferiblemente operadores móviles.

En los últimos años también estamos trabajando en la Industrial Society. En su momento, empezamos a analizar qué segmentos de la industria podrían sufrir una transformación más disruptiva en sus procesos de negocio. Y ello dentro de la visión de una sociedad en red bajo la visión general de una sociedad en red. Ericsson apuesta por un mundo conectado, y lo que hemos hecho, en esencia, es identificar los sectores que más se benefician de la transformación a través de las TIC.

Y aquí es donde entra en juego el software…

No solo construimos las redes, sino que también desarrollamos sistemas IT que dan sentido a las redes. Mucha gente no lo sabe, pero Ericsson es el quinto proveedor de software a nivel mundial. Después de los grandes como Microsoft, IBM u Oracle. 

Las redes de comunicaciones se operan y gestionan con soluciones IT. Desde las plataformas de soporte de operación de las redes (OSS), hasta las BSS, las plataformas que permiten a los operadores monetizar sus servicios. 

Y llegamos a la visión de Network Society, con 50 millardos de dispositivos conectados en 2020 como cifra mágica, aunque los últimos estudios hablan de 30 millardos.

Y llegamos también al Internet de las Cosas…

En el mundo IoT aplicado a las Smart Cities, Ericsson está trabajando en varias áreas. No a nivel de dispositivo, pero sí a nivel de conectividad. La tendencia es la de adaptar las redes celulares para dar soporte a las necesidades del Internet de las Cosas. Ericsson trabaja principalmente en dos tracks. 

Por una parte, estamos involucrados en desarrollar la nueva generación de conectividad celular 5G para que se ajuste a las necesidades de un mayor ancho de banda, a las necesidades del IoT y a las del campo de las comunicaciones críticas empleadas en áreas de actividad de tipo Mission Critical. 

La conjunción de estos tres factores hace que 5G se presente como una tecnología atractiva y competitiva. Además, al usar tecnologías estándar, se aprovecha tener una audiencia potencial de cientos de millones de clientes. 

5G llegará a partir de 2020, estando ahora en la fase de I+D, para pasar en un par de años a proyectos piloto. Merece la pena hacer notar que 5G sube en frecuencias, y precisa de un despliegue más denso en cuanto a estaciones para que la cobertura sea suficientemente amplia. 

ERICSSON 2

"Hemos identificado los sectores que más se benefician
de la transformación a través de las TIC"

Al mismo tiempo estamos trabajando con LTE. En este campo, el 3GPP aprobó un grupo de trabajo para la estandarización del Narrow Band LTE, o Cellular IoT (CIoT). El objetivo es adaptar las redes actuales LTE mediante software y prepararlas para que un dispositivo conectado, con una batería triple A, pueda funcionar durante 10 años enviando y recibiendo datos de control. 

Esa parte me parece magia. ¿Cómo se hace?

Intervienen muchos factores. Primero, se simplifican los componentes. También se reduce ancho de banda, se mejoran señalizaciones, los pings a los dispositivos se espacian en el tiempo, se incrementan las sensibilidades, etcétera. De este modo, los dispositivos se pasan durmiendo mucho más tiempo. Se reducen los costes de los dispositivos, se reduce el consumo, y se aumenta la fiabilidad. Si hablamos de hasta 50 millardos de dispositivos conectados, tienen que ser robustos, económicos y fáciles de mantener.

Hablamos de Narrow Band LTE y CIoT, versiones de LTE específicas para objetos conectados. GPRS ya no será la conectividad preferida para conectar dispositivos del Internet de las Cosas. Hay alternativas como Sigfox o LoRa que vienen a suplir una carencia a día de hoy en las tecnologías celulares como medio de comunicación para el M2M.

Ericsson apuesta por estandarizar el uso de las redes IoT bajo el paraguas de las redes de comunicaciones LTE y 5G. De este modo, generamos economías de escala y nos beneficiamos de la bajada del coste de los dispositivos.

Ericsson también trabaja en plataformas y servicios, como decíamos antes. Dentro de nuestra visión Network Society, trabajamos con una serie de verticales que se benefician de las TIC como elemento disruptor de sus modelos de negocio y que al final redunda en un beneficio para los usuarios.

Una de estas verticales son las Utilities, ayudándoles a dotar de esa capa de inteligencia TIC a las redes energéticas. También trabajamos con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para implementar los mecanismos que les permitan disponer de banda ancha durante su trabajo en movilidad. Algo que no ofrecen las redes TETRA, por ejemplo.

Precisamente las redes de comunicaciones críticas son uno de los puntos más flojos dentro de las comunicaciones en las ciudades inteligentes.

Sí, y de hecho, Ericsson tiene un acuerdo con Motorola para ofrecer una solución conjunta llamada Public Safety LTE en la que Motorola ofrece las aplicaciones y los casos de uso Mission Critical, y los dispositivos, con Ericsson ofreciendo la operatividad de banda ancha. 

En Estados Unidos, donde hay bandas de frecuencia específicas para desplegar soluciones Public Safety LTE, entre Motorola y Ericsson tenemos prácticamente el 70% de cuota de mercado. En España hemos hecho un piloto con el Ministerio del Interior, pero necesitamos que se armonicen las frecuencias del espectro para que se desplieguen de forma masiva estas soluciones. 

Para zonas rurales, estamos trabajando en frecuencias bajas, como los 450 MHz. Las soluciones de comunicaciones críticas operan en el rango de los 700 MHz. Con 450 MHz estamos en UHF, con distancias de decenas de kilómetros. Se podría construir una red en la banda de 450 MHz con pocas estaciones base. Bajamos el capex y subimos el opex. De nuevo, son soluciones que se basan en soluciones estándar, lo cual simplifica y abarata los procesos. 

En plataformas, también estamos trabajando con el área de los transportes, tanto en marítimo, en rail, road, o automotive. Por ejemplo, con Volvo tenemos un proyecto desde hace unos tres años, consistente en una plataforma que permite conectar todos los vehículos capturando la información de los sensores integrados, llevándola a la nube, para ofrecer información relevante para los conductores.

¿Una gestión de flotas?

Se trata de una solución útil tanto para Volvo como compañía como para los propietarios de los vehículos o para terceras partes. Para Volvo, con esa información, sirve para mejorar los sistemas de producción, o actualizar el software de los vehículos remotamente. 

Volvo también está planteándose que esa información se exporte a terceros, de manera que se pueda crear un ecosistema que se beneficie de ello. Por ejemplo, un taller podría hacerte una oferta especial a partir del conocimiento del estado de tus neumáticos. 

ERICSSON 12

"Se habla de 50 millardos de dispositivos conectados en 2020
como cifra mágica en la Network Society"

Es un marketing segmentado en grado máximo. Llevamos tiempo creando estas soluciones de cara al operador, para hacer analíticas dentro del contexto del propio operador. Ahora estamos adaptando estas tecnologías de analítica para que se beneficien de ellas otras industrias y otras verticales. 

En el caso de Volvo abrimos estas capacidades hacia terceros, creando nuevos ecosistemas. Esa información de Volvo se puede agregar con otras fuentes de datos, para extender el alcance de la utilidad de estos datos. Por ejemplo, para hacer que organismos como la DGT ofrezcan servicios a medida para los ciudadanos.

La estandarización es uno de los pilares de las Smart Cities…

El concepto de Ciudad Inteligente es muy amplio. Ericsson ha hecho proyectos en áreas tan diversas como la gestión de basuras, conectando los contenedores con sensores GPS y una plataforma de gestión. También hemos hecho proyectos de vídeo vigilancia y gestión de emergencias donde integramos en un cuadro de control toda la información que proviene de los sistemas de gestión de tráfico, de las cámaras de vídeo y de los mecanismos de interacción con los usuarios. 

En el mundo de las utilities, estamos trabajando en despliegues de smart metering y smart grid. En Estocolmo se está construyendo una nueva ciudad que va a dar cabida 10.000 personas que viven allí y 30.000 que trabajan, con el objetivo de que tenga un balance energético positivo. Las redes eléctricas integran auto generación, así como distribución inteligente de la energía para que en 2030 el balance sea positivo. 

En España tenemos proyectos en ciudades como Santander con el primer despliegue de las farolas Zero Site, que integran tanto la correspondiente solución de iluminación LED, junto con un equipo de telecomunicaciones como pueda ser una small cell. De este modo los ciudadanos cuentan con una luminaria inteligente, y además ven mejorada la cobertura de las redes de comunicaciones.

A partir de la densificación de las redes de comunicaciones pueden surgir modelos de negocio interesantes. La clave está en la creación de ecosistemas alrededor de la conectividad. Hay que llevarlo a números, en cualquier caso. Y sin olvidar el componente de la estandarización.

Volviendo a las redes de comunicaciones, ¿qué traerá 5G como evolución de 4G?

Hay mecanismos de priorización de servicio, o el of network, de modo que, aunque se caiga la red, los dispositivos puedan seguir comunicándose entre sí. Se trata de funcionalidades que eventualmente se introducirán en 4G también. El despliegue de 5G se realizará por fases. Al usar frecuencias más altas, se empezará por ofrecer el servicio en las ciudades. El concepto de Zero Site juega un papel importante en este escenario de 5G. Será necesario densificar más las redes que en 4G. Luego, el despliegue seguirá en las zonas rurales. 

Zero Site está muy relacionado con el concepto de Small Cell, y con el de las Pico Cells. Especialmente para mejorar la cobertura en interiores, donde el alcance es menor. Zero Site y las Small Cells tienen más sentido en un futuro 5G. Las Pico Cell siguen siendo la asignatura pendiente de las redes 4G. 

Enlaces de referencia

Smart City Expo World Congress
Ericsson
Cellular IoT (CIoT)
Sigfox
LoRa
Public Safety LTE
Ericsson Zero Site

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.