Joaquín Inarejos y Tomeu Crespi. Coordinadores de SmartOffice Palma

Inarejos y Crespí

“En 2020 pueden pasar dos cosas: o se instaura la Smart City… o se instala la Stupid City”
“El humor ha sido nuestra apuesta para comunicar de una forma inteligente y cercana”
“Se trata de explicar al ciudadano el concepto Smart, para que tenga la visión global y no la idea de que sólo es tecnología”


¿Cómo se convierte una ciudad normal en una ‘smart city’? ¿Cómo explicarle al ciudadano de la calle lo que está ocurriendo con las innovaciones tecnológicas? ¿Cómo entender toda esa nueva terminología que nos ha caído desde la nube sin perder la sonrisa? Joaquín Inarejos y Tomeu Crespí, técnicos de la SmartOffice de Palma de Mallorca, han escrito a cuatro manos ‘De la nada a la SMART’ con una encomiable doble intención: enseñar deleitando. Y sin perder la sonrisa, claro. Su género sería el didáctico-humorístico; su objetivo, que el ciudadano de a pie pueda asumir el fenómeno de las nuevas tecnologías, le pierda el temor a sus ‘palabros’ y, en suma, acepte que su ciudad está en vías –si no lo está ya- de una gran transformación.

En poco más de medio centenar de páginas, el lector pasa sin solución de continuidad desde lo más serio a lo más divertido en lo tocante a las Smart Cities. Los capítulos están divididos en conceptos tan elocuentes como 'Smart Plan', 'Smart Energy', 'Smart Reuniones', 'Smart Logros' o ‘Smart Profesiones', hasta uno tan inaudito como… 'Smart Cervezas'. Todo ello da idea del sentido del humor con que el tándem se ha tomado la labor redaccional del libro, sin por ello olvidar el objetivo primordial de su publicación: ofrecer una buena síntesis, dar sentido práctico y asumir la autocrítica del mundo ‘smart’. Una clave respecto al libro: se necesita un ‘smartphone’ para leer el 100% del contenido.

“La información es poder, y el poder es una potente herramienta para hacer de tu ciudad un maravilloso lugar donde vivir”, dicen al unísono Inarejos y Crespí, que ya han presentado su libro en Palma y Málaga, y que van camino de hacerlo en otras ciudades españolas. Con ambos mantuvimos la siguiente ‘smart-conversation’.

SCASC.-¿La inspiración del libro, también fue smart?

J.I y T.C.- Sí, gracias a lo que llamamos ‘smart people’. Estábamos en Málaga, en el foro anual de GreenCities, y un camarero nos dio la idea: escribir algo para que todo el mundo entienda el concepto de Smart City.

SCASC.-¿Por qué decidieron escribir este libro?

J.I y T.C.- La realidad es que todas las ciudades que intentan ser Smart Cities tienen el mismo problema: sus ciudadanos no entienden o no conocen bien qué es y qué posibilidades ofrece. En muchas ocasiones, su ayuntamiento está en un plano muy abstracto sobre la cuestión. La idea básica del libro es comunicar al ciudadano este concepto para que tenga la visión global y no la idea de que se trata sólo de acciones con base tecnológica.

SCASC.-¿Qué incidió más a la hora de ponerse manos a la obra? ¿Arrebato, ilusión, necesidad, obligación…?

J.I y T.C.- Todas la respuestas son válidas. Arrebato, porque nos estábamos matando a trabajar en algo que nos apasiona, pero nadie lo entendía. Nos hacía mucha ilusión compartir nuestra filosofía smart. También era una necesidad, ya que la Smart City es para los ‘citizens’ y sin ellos no existe… ¡Bienaventurados los ciudadanos, porque de ellos será la Smart City! La obligación era con todos nuestros compañeros, que trabajan duramente en este campo y necesitan verse reflejados con sentido del humor. Y evidentemente, también con los citizens, para que entiendan de una vez qué es un ‘smart city’.

SCASC.-¿Está escrito a cuatro manos o a dos más dos?

J.I y T.C.- Está escrito de forma smart, es decir, tiene un planteamiento de aportar sin individualismos, siendo cooperativistas a ocho manos; quiere decir esto que lo que uno pensaba, el otro lo reforzaba y aumentaba el triple, y así, en escala creciente. Aparte, hicimos una ‘hackaton’ porque si no, no hubiese salido el libro jamás de los jamases.

SCASC.-¿En qué consiste el Smart Humor?

J.I y T.C.- En añadir a las ciudades un Carril Phone, el carril en el que los peatones circulan ‘empanados’ porque van mirando las actualizaciones de su smartphone y respondiendo whasapps… ¡Jajaja! En serio: el humor y la ironía positiva son el mejor vehículo para comunicar y entender los conceptos. El humor ha sido nuestra apuesta para comunicar de una forma inteligente y cercana.

SCASC.-¿Es lo Smart una moda pasajera o será para siempre?

J.I y T.C.- Lo Smart siempre perdura. Nuestras madres han sido ‘smarts’ toda la vida, aunque ellas no lo supieran. Creemos que la moda Smart durará hasta el año 2020; luego, pasarán dos cosas: o bien se instaura definitivamente la Smart City o se instalará la Stupid City, el lado tenebroso de la Smart City. Nos preocupa mucho la moda smart, al igual que la moda de ‘emprender’, la moda de las dietas, la de los juguetes y un sinfín de ejemplos. Crear modas y tendencias no es difícil, lógicamente para quienes saben. Lo difícil es que esa moda sea para siempre.

SCASC.-¿Con qué capítulo se divirtieron más al escribirlo?

J.I y T.C.- Con las Smart Profesiones. Estamos pensando en sacarnos el curso de arquitecto de hologramas…

SCASC.-¿Es el primer libro que sólo se puede leer en un smartphone? ¿Es esto una manera de demostrar que se es Smart? ¿No cierras la posibilidad de que, con otros soportes, llegue a más gente?

J.I y T.C.- No es el primer libro, creemos que el segundo… (risas). Sí, desde luego nosotros planteamos que la estrategia Smart no podía contaminar. El libro no podía ser muy largo, si no el público no lo leería, y la idea clara era que sirviese para algo, para comunicar para llegar a cualquier lugar, y encima gratis. Si le apetece leer un libro, la gente se adapta al soporte o formato. De todas formas, hemos realizado impresiones físicas que vienen, de regalo, con la camiseta oficial. Por cierto: buscamos patrocinadores que quieran incluir su logotipo en la camiseta para que los citizens asocien la smartcity con alguna marca o producto. Las cosas se asimilan más si son tangibles.

SCASC.-¿Dicen en su dedicatoria “que esta gran ciudad que es Palma de Mallorca necesita más humor y sentido Smart”. ¿Por qué, si Palma pasa por ser una de las ciudades españolas más turísticas y más smarts… o no?

J.I y T.C.- Porque el humor es necesario cada día, y cuantas más dosis mejor. Y Palma es desde luego turística, pero con sentido del humor… no tanto.

SCASC.-¿-¿Habrá un segundo libro en el futuro? ¿De qué dependerá?

J.I y T.C.- Nosotros no nos dedicamos a escribir libros; de hecho, si nos comparamos con los profesionales que se dedican a ello, definitivamente no sabemos escribir. Este libro ha sido una anécdota y algo puntual en nuestro día a día. Lo más seguro es que en el futuro hagamos una película, ya que nos gusta más que escribir. Dependerá de nosotros mismos. Nadie nos dijo que era necesario este libro, y lo hemos hecho; tampoco nadie nos ha dicho que sea necesaria una película… o un curso de arquitectura con hologramas.

 

Para más información puedes visitar www.delanadaalasmart.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.