“Las administraciones debemos ser valientes innovando e introduciendo avances tecnológicos en las ciudades para mejorar los servicios al ciudadano”

“Las administraciones debemos ser valientes innovando e introduciendo avances tecnológicos en las ciudades para mejorar los servicios al ciudadano”

El Alcalde de las Rozas, José de la Uz, anfitrión del Congreso de la RECI que se celebrará esta semana en su ciudad

José de la Uz afronta su tercera legislatura al frente del Ayuntamiento de Las Rozas, miembro destacado de la Red Española de Ciudades Inteligentes, y sede los días 19 y 20 de octubre del Tercer Congreso de la RECI, que se celebra bajo el lema “El futuro de las ciudades inteligentes”.

TSCJ.- ¿Cómo cree que será Las Rozas en 2030?

JDLU.- Mejor que ahora: más sostenible y eficiente y con mejores servicios y calidad de vida para sus vecinos y visitantes. Estoy convencido de que buena parte de esa mejora vendrá de la mano de la innovación tecnológica, pero también de la hospitalidad que caracteriza a Las Rozas, su dinamismo, sus tradiciones y su estrecho vínculo con la maravillosa naturaleza que la rodea.

No me cabe duda de que en 2023 habremos cumplido nuestro objetivo de ser una ciudad climáticamente neutra. En suma, veo Las Rozas en siete años como un lugar sostenible, en la vanguardia de la innovación y en el que cualquiera desearía vivir. Para eso trabajamos tanto desde hace años. En Las Rozas tenemos claro que hay que trabajar en el presente, pensando en el futuro.

TSCJ.- ¿Qué estrategia está siguiendo Las Rozas para lograr estos objetivos?

JDLU.- Las Rozas tiene una hoja de ruta muy definida que tiene por objetivo lograr una ciudad con mejores servicios, ágil, moderna, inteligente y sostenible. Es una estrategia que tiene su origen en 2016, cuando organizamos desde el Ayuntamiento un hackathon en el que participaron 80 personas de Las Rozas, entre ellas gente de grandes empresas tecnológicas, pero también de pymes, startups, estudiantes y expertos de universidades e instituciones educativas. Una de las muchas ideas que allí surgieron fue la necesidad de crear un ente que llevara la gobernanza de una estrategia de futuro, transversal y coordinada con todas las áreas de gobierno municipal: ese organismo lo creamos solo unos años más tarde y se llama Las Rozas Innova. Es la Empresa Pública de Innovación del Ayuntamiento, que desde abril de 2020 es el instrumento que conecta el ecosistema tecnológico e innovador, atrae inversión y talento, y crea, de la mano de empresas y emprendedores, soluciones tecnológicas e innovadoras para el desarrollo de una ciudad más eficiente y con más oportunidades.

Las Rozas Innova se ha convertido en una herramienta fundamental del Ayuntamiento para gestionar el cambio y para gobernar con los tiempos, utilizando los datos y la tecnología para mejorar la ciudad, poniendo siempre el ciudadano en el centro de sus acciones y con la sostenibilidad y la eficiencia como ejes vertebradores de su proyecto. Su Plan Estratégico 2020-2030 y sus planes de acción bienales están estructurados en tres líneas estratégicas:

  • Smart City: Prueba, validación, desarrollo e implantación de soluciones tecnológicas e innovadoras en la ciudad.
  • Desarrollo y conexión del Ecosistema Empresarial y Emprendedor.
  • Atracción de Talento.

Para nosotros es fundamental la colaboración público-privada, ejemplificada en la Compra Pública de Innovación (CPI), una herramienta ideal para estimular la innovación en el sector productivo. Es una relación en la que todos ganan, y el que más el ciudadano, que ve cómo mejora su localidad. Este mes de octubre acabamos de lanzar la primera Compra Pública de Tecnología Innovadora para adquirir paneles solares tan innovadores, que aún no están en el mercado. Se trata de unos cargadores que van a maximizar el aprovechamiento energético de los cargadores “habituales”. La CPI es la fórmula más potente que tenemos las administraciones para impulsar la innovación. Y en Las Rozas ya lo estamos haciendo.

TSCJ.- ¿En qué proyectos tangibles se plasma esta estrategia? ¿Cómo se están beneficiando los habitantes de Las Rozas de esta apuesta por la innovación?

JDLU.- Lo primero es mejorar la calidad de vida de la gente, que es para lo que queremos la tecnología. Por ejemplo, hemos digitalizado los servicios y trámites municipales, para evitar desplazamientos y esperas. Ya contamos con 200 trámites telemáticos, y en nuestra sede electrónica pueden hacerse todas las gestiones con certificado digital y Cl@ve, incluido el empadronamiento.

La energía limpia y asequible es otra de nuestras prioridades. A través de Las Rozas Innova, acabamos de instalar paneles solares en todos los centros escolares públicos, que son 11, y estamos continuando con los cuatro polideportivos municipales. Luego vendrá el turno de las bibliotecas, auditorios, centros sociales… vamos a instalar un total de 7.600 paneles en 36 edificios públicos. Calculamos un ahorro total de un 30% de la factura energética, porque está previsto que los paneles generen 2,6 GWh de energía. Una cifra con la que se evitarán emisiones por valor de 670 toneladas de CO2 al año, equivalentes a la fijación de carbono de 33.600 árboles.

Tenemos además un Plan de Movilidad Urbana Sostenible 2022-2030 que combina el fomento de medidas tradicionales (carril bici, sendas peatonales...) con iniciativas innovadoras y tecnológicas. De la mano de Las Rozas Innova hemos traído servicio de alquiler de coches (carsharing), damos ayudas para fomentar el carpooling (compartir vehículo privado), tenemos beneficios por comprar bicis o patinetes eléctricos y en este año vamos a inaugurar una Red de Recarga para Vehículos Eléctricos con presencia en todos los aparcamientos municipales.

Por el lado de las empresas, además de unos impuestos más bajos que la media y diversas ayudas, contamos con incubadora de ideas y el Hub Las Rozas Innova, que es sede de la empresa pública y espacio para el crecimiento de startups y empresas con muchos servicios para ellas como foros de inversión o mentorías y formaciones, como los bootcamps, destinados a desempleados y personas que quieran reciclarse aprendiendo habilidades tecnológicas que nos demandan las empresas locales, con las que mantenemos un diálogo muy fluido.

Buena muestra de ese diálogo es el Programa de Sherpas Digitales de Las Rozas Innova, que la OCDE ha seleccionado como caso de uso internacional de innovación en la Administración Pública. Lo pusimos en marcha en 2021, durante la pandemia, y ya ha ayudado ya a casi 300 comercios y asociaciones de comerciantes a digitalizarse y tener presencia en Internet, algo imprescindible hoy. Cada comercio recibe el asesoramiento personalizado, individual y gratuito de un sherpa para mejorar digitalmente su negocio.

TSCJ.- ¿Qué tipo de smart city es Las Rozas?

JDLU.- En Las Rozas trabajamos para introducir y adaptar los avances tecnológicos a las necesidades y características de nuestra ciudad. La Administración Local es la más cercana y por eso tenemos capacidad y por tanto el deber de estar en contacto con nuestros ecosistemas y de su mano identificar, de la mano de la escucha activa, lo que necesitan para seguir mejorando.

Es por ello que nuestra estrategia se basa, por un lado, en estar al tanto de los avances y posibilidades que va ofreciendo la tecnología y, por otro, introducirlas con sentido y responsabilidad. Las administraciones debemos ser valientes innovando e introduciendo avances tecnológicos en las ciudades para mejorar los servicios al ciudadano y así crear una ciudad de futuro.

De ahí que hayamos acelerado el desarrollo de una administración muy ágil y telemática, como dije antes, aunque no mencioné la app Las Rozas Smart City, que, entre otras cosas, da una información detallada de los servicios municipales y posibilita al usuario enviar en cualquier instante al Ayuntamiento incidencias geoposicionadas sobre deficiencias que detecta en la ciudad, que se solucionan en 24-48 horas. Somos una administración abierta al ciudadano: de forma presencial para el que lo requiere, pero también telemática para el que lo necesita o le es más cómodo. Queremos comunicarnos con los roceños por todas las vías posibles. Por eso lanzamos en 2021 un chatbot con IA disponible las 24 horas, al que llamamos Cigüeña María, en honor al emblema de Las Rozas. Y la atención a los ciudadanos mejorará aún más con un nuevo proyecto: otro chatbot, pero con inteligencia artificial conversacional, más sofisticada; se trata de un avatar llamado Miguel, por el santo patrón de la ciudad.

Además, tenemos ya una Plataforma de datos de Ciudad Inteligente, que Las Rozas Innova sigue desarrollando para recoger y analizar la información que nos llega desde los servicios y sensores distribuidos por la ciudad y que funciona como un cerebro central o cosmos que nos va permitir tomar decisiones predictivas y realizar acciones basándonos en datos objetivos. Para ellos seguimos trabajando en la “sensorización” de la ciudad: el alumbrado público, el tráfico, la energía, el riego, el ruido, la calidad del aire, los residuos, la movilidad peatonal, la seguridad y las incidencias… Al mismo tiempo estamos dedicando mucho esfuerzo a mejorar la ciberseguridad, esencial en las ciudades inteligentes, en las que, como he dicho antes, los datos tienen tanto protagoniso. Para mejorar la seguridad de nuestras redes, sistemas y datos seguimos las pautas del INES (Informe Nacional del Estado de Seguridad), elaborado por el Centro Criptológico Nacional, y trabajamos con proveedores de servicios tecnológicos que cumplen con el Esquema Nacional de Seguridad. También organizamos formaciones en ciberseguridad para el público en general.

TSCJ.- Por último, ¿qué espera de este Tercer Congreso de la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI)?

JDLU.- Para Las Rozas es un privilegio acogerlo, y no lo digo solo por cortesía: asistí a los dos anteriores congresos, celebrados en Valencia y Palma de Mallorca, y sé lo mucho que se aprende y la gran cantidad de ideas innovadoras que se comparten. Volverá a ser ese punto de encuentro donde intercambiar experiencias, conocimiento y casos de uso y de éxito inspiradores.

EL Auditorio Joaquín Rodrigo se va a convertir en un gran ágora de debate y diálogo para las ciudades que trabajan de manera colaborativa para mejorar.

Redacción

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.