“Smart City Cluster es la otra IA: la Inteligencia Asociativa, porque el talento de la industria bien canalizado no tiene límites”

“Smart City Cluster es la otra IA: la Inteligencia Asociativa, porque el talento de la industria bien canalizado no tiene límites”

Miguel Ángel Romero (Presidente) apuesta por uno de los ecosistemas más imprescindibles de nuestro tiempo

Smart City Cluster es una alianza de empresas e instituciones que trabajan en el desarrollo de ciudades inteligentes, entendidas tales como eficientes, sostenibles y confortables, conectando a la ciudad (retos) con el tejido empresarial y del conocimiento (soluciones) utilizando un modelo de cooperación entre nuestras entidades asociadas: empresas privadas, universidades, parques tecnológicos y organizaciones sectoriales.

Miguel Ángel Romero es el Presidente, desde mayo de este año, de este ecosistema español, con sede en Málaga y reconocido ya internacionalmente. Experto en captación de talento y recursos humanos y socio fundador de la compañía de headhunting HRCS pasa revista a la actualidad del sector.

TSCJ.- Como nuevo Presidente de Smart City Cluster, dígame usted los proyectos más emblemáticos para 2024 en que estarán comprometidos.

MAR.- Nuestros proyectos son los que desarrollan nuestros asociados: una industria que mantiene un crecimiento sostenido y que va sumando nuevo talento cada día. En la actualidad, Smart City Cluster reúne a 230 asociados que cuentan con 110.000 empleados innovadores y que generan una facturación de 16.000 millones de euros (el 24% de ellas son exportadoras). Tenemos presencia en 40 provincias españolas y en países como Francia y Alemania.

La última iniciativa que acabamos de completar es la convocatoria de ayudas públicas para Asociaciones Empresariales Innovadoras, donde Smart City Cluster se ha convertido en la asociación de España con mayor número de proyectos concedidos provisionalmente: 11 propios y otros 7 en colaboración con otros clústeres nacionales. Además, estamos inmersos en diversos proyectos europeos de innovación. Dos ejemplos: SMC NetZero, donde somos el único representante español investigando en favor de la descarbonización de los territorios; o Life WineGrover, sobre agricultura de precisión en colaboración con empresas e instituciones italianas.

Además, en un horizonte cercano estamos trabajando alianzas con otras instituciones relevantes o en la normalización técnica de las ciudades inteligentes a nivel nacional.

Nuestro proyecto de continua transformación se centra, en definitiva, en seguir acercando al territorio soluciones concretas a necesidades reales.

TSCJ.-Su organización es sin duda la puntera de España en la transformación de las ciudades y en la “joint venture” entre empresas y territorios. ¿Cuál es el valor añadido de Smart City Cluster?

MAR.- Ese capital humano y de valor añadido que conforman nuestros asociados y los territorios en los que estamos trabajando nos permite ir un paso por delante.

Smart City Cluster es un espacio donde conviven la flexibilidad y la agilidad de las pymes con la potencia y la experiencia de las grandes empresas de la industria. Un lugar especialmente fértil para la innovación porque retos que unas y otras no podrían desarrollar en solitario encuentran un escenario perfecto para que puedan llevarse a cabo.

Las grandes ideas surgen en todos los territorios, da igual el tamaño, pero a veces no pueden llevarse a cabo, y el clúster se convierte en un punto de encuentro (ideas, territorios, empresas y financiación) que favorece la transformación.

TSCJ.- Parece que la Inteligencia Artificial es la Apocalipsis. ¿Sabría usted diferenciar ventajas e inconvenientes de esta nueva “civilización”.

MAR.- Todos estamos inmersos en una sociedad global sometida a continuos cambios. De hecho, Smart City Cluster es, en esencia, una alianza empresarial cuyo hilo conductor es la transformación. Y entre nosotros solemos decir que el clúster es la otra IA: la Inteligencia Asociativa, porque el talento de la industria bien canalizado no tiene límites.

Sin duda, la inteligencia artificial plantea una enorme oportunidad y un gran desafío. Las más de 5.100 millones de personas conectadas a Internet son las que construyen cada día esa IA. Y seremos capaces de sacar músculo y diferenciarnos si estamos juntos, si unimos el talento. De ahí el concepto que manejamos de la Inteligencia Asociativa como la otra IA.

TSCJ.- En su profesión es referente en encontrar oportunidades de trabajo y personal para estas oportunidades. ¿Cómo se mide el talento y como sabemos lo que valemos?

MAR.- Es evidente que la preparación y la experiencia exigidas en la oferta laboral se presuponen para que un candidato opte a un puesto de trabajo concreto. Una vez conseguido esto, lo importante son los valores que atesora cada persona y que esos valores estén alineados con los de la empresa en cuestión. Un candidato concreto puede encajar a la perfección en una empresa, pero puede servir de muy poco en otra. Para eso hay que conocer muy bien a las personas y a las empresas.

TSCJ.- Smart City Cluster está en Málaga; Málaga parece decidida a convertirse en la gran referencia del Mediterráneo. ¿Cuáles son las condiciones de futuro para que se convierta en realidad?

MAR.- Málaga ya ha conseguido atraer ilusión, confianza y ganas de que pasen cosas. Y no hay nada más atractivo para el talento que la inteligencia. Sin duda, está sabiendo posicionarse en dos vertientes muy productivas: la cultura y la innovación, dos motores que atraen, generan y retienen talento. Ahora queda seguir desarrollando el modelo sin matar a la gallina de los huevos de oro, es decir, permitiendo una integración verdadera entre la ciudadanía, el turismo, la inversión extranjera, el desarrollo empresarial y la conservación de los valores autóctonos que ha sabido aprovechar Málaga para ocupar un lugar de referencia a nivel internacional

Por Manuel Tarín Alonso

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.