Envac gana dos contratos en Francia por 10 millones de euros para llevar la recogida neumática de residuos a dos hospitales

Envac gana dos contratos en Francia por 10 millones de euros para llevar la recogida neumática de residuos a dos hospitales

Dos de los proyectos en curso incorporan el transporte y tratamiento separado de residuos infecciosos cortantes tipo III con esterilización in situ

Envac, la empresa que coopera con un desarrollo urbano más sostenible mediante sistemas de gestión de residuos altamente eficientes, ha logrado la adjudicación de dos nuevos contratos en Francia por un importe total cercano a los 10 millones de euros para llevar su tecnología al Hospital Metropolitano Nuevo Artois, en Lens, y al Hospital Lariboisière – Fernand-Widal AP-HP, en París.

Con estos nuevos contratos, y una vez que los nuevos sistemas de recogida neumática de residuos estén operativos, Envac habrá equipado con su tecnología 6 hospitales en Francia. Además de los de Lens y París, hay otros dos en construcción (el Hospital Universitario de Nantes y el Hospital Universitario Pontchaillou, en Rennes) y dos más operativos (el Hospital Hautepierre – Hospitales Universitarios de Estrasburgo, desde 2008, y el Hospital Universitario de Montpellier, desde 2012).

El proyecto de ingeniería, instalación y dirección de los nuevos sistemas corren a cargo del equipo técnico de Envac Iberia en Madrid, donde reside también su división para el Sur de Europa, Oriente Medio y África.

El Nuevo Hospital Metropolitano de Artois, en Lens, estará equipado con un sistema neumático para el transporte y tratamiento de residuos infecciosos, y podrá gestionar también dos fracciones más: una de residuos equiparables a los domésticos y otra de ropa de cama. Por su parte, el sistema del Hospital de Lariboisière AP-HP, en París, podrá transportar residuos asimilables a los domésticos y ropa de cama.

Nuevo Hospital Metropolitano de Artois (Lens)

El proyecto para dotar de un sistema de recogida neumática al Nuevo Hospital Metropolitano de Artois asciende a 6,9 millones de euros, y se llevará a cabo en un complejo sanitario de 611 camas. Al igual que el previsto en Rennes, permitirá el transporte y tratamiento separado de residuos infecciosos cortantes tipo III con esterilización in situ (bisturís, agujas y cualquier material metálico que pueda ser vector de transmisión de enfermedades).

Hospital AP-HP Le Nouveau Lariboisière (París)

El proyecto Nouveau Lariboisière AP-HP en París tiene un presupuesto de ejecución de 2,8 millones de euros, y se realizará sobre complejo de 489 camas. Albergará un sistema de transporte de residuos asimilables a los domésticos y de ropa de cama.

El sistema de transporte neumático de residuos en hospitales mejora su logística interna al eliminar el uso de ascensores y montacargas y ahorrar espacio que anteriormente era utilizado para el almacenamiento intermedio de contenedores de residuos.

Asimismo, tiene un impacto positivo en la higiene de las instalaciones al minimizar el contacto físico del personal con la ropa sucia y los desechos hospitalarios. Con el sistema neumático de transporte, los residuos “viajan” a través de una red de tuberías cerradas, lo que descarta el empleo de carros a través de pasillos y ascensores. El resultado es un entorno más seguro para el movimiento de pacientes, personal y visitantes.

El sistema de recogida Envac en hospitales

Envac instaló el primer sistema neumático en 1961 en el hospital Sollefteå , en Suecia, todavía en uso, y ha llevado su tecnología hasta hoy a más de 130 hospitales en todo el mundo.

El sistema Envac proporciona a pacientes y personal sanitario una solución logística de recogida de residuos inteligente, higiénica y segura, en tanto que provee a los centros hospitalarios de un entorno provisto de tecnología sin contacto, con conducciones separadas y herméticas para lavandería y residuos.

César Moráis, director comercial de Envac Iberia, asegura que “la gestión inversa basada en tecnología neumática ha generado un ahorro de casi el 20% en la gestión de residuos en los hospitales equipados con ella. Una vez que el operador ha introducido los residuos en el sistema, no hay más contacto manual o visual con ellos. Esto mejora la higiene y la seguridad de los trabajadores sanitarios. Además, al ser un sistema hermético, evita lixiviados, líquidos procedentes de residuos que pueden contener sustancias tóxicas y provocar molestias”.

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.