Feique y Valora abordan el nuevo modelo europeo de Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD)

Feique y Valora abordan el nuevo modelo europeo de Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD)

Los cambios más importantes que introduce la nueva Directiva es la ampliación del alcance, puesto que afectará a más de 50.000 empresas (antes 11.700) incluyendo PYMES cotizadas y empresas extranjeras

Feique ha organizado la sesión informativa “Nuevas Directivas ESG Novedades en el modelo europeo de Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD) y su integración con el Reglamento de Taxonomía” ofrecida por Valora Consultores. Precisamente el pasado 28 de noviembre, el Consejo Europeo ha dado luz verde a la nueva Directiva CSRD, una normativa de amplio alcance que reemplaza a la actual Directiva sobre Divulgación de Información No Financiera (NFDR), que profundiza en la rendición de cuentas de las empresas para evitar divergencias entre las normas de sostenibilidad y que afectará a más de 50.000 empresas.

La nueva Directiva deberá ser traspuesta a los ordenamientos jurídicos de los Estados miembro en un plazo de 18 meses Directiva de Informes de Sostenibilidad Corporativa (CSRD, 2021) y se aplicará en cuatro fases entre 2024 y 2028. Reemplaza así, a la Directiva NFDR cuya trasposición en España supondrá la modificación de la Ley 11/2018, y establece exigencias más detalladas en materia de presentación de información para garantizar que las grandes empresas y las pymes cotizadas tengan que publicar información sobre cuestiones de sostenibilidad.

Los cambios más importantes que introduce la nueva Directiva es la ampliación del alcance, puesto que afectará a más de 50.000 empresas (antes 11.700) incluyendo PYMES cotizadas y empresas extranjeras. Incluye el concepto de doble materialidad (materialidad de impactos positivos y negativos y materialidad financiera), una información más prospectiva que incluya objetivos y progresos cuantificables y mayores exigencias en torno al enfoque estratégico de sostenibilidad, debida diligencia en Derechos Humanos y gobernanza.

La nueva Directiva supone, así, un alineamiento con el Reglamento de Taxonomía de la UE, la Directiva de Debida Diligencia Empresarial en materia de Sostenibilidad (CSDD), el Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles (SFDR), la Ley de Clima de la UE, el Reglamento de Requisitos de Capital, así como con la normativa europea existente en cada uno de los temas ESG que aborda.

Asimismo, establece un marco obligatorio de reporte como son los estándares europeos de reporte en sostenibilidad (ESRS) que están siendo elaborados por el Grupo Consultivo Europeo en materia de Información Financiera (EFRAG).

Los ESRS unifican los diferentes marcos de reporte existentes tanto voluntarios como obligatorios adoptando una estructura similar a GRI y constituirán el único marco de reporte de sostenibilidad válido, lo que facilitará la comparabilidad de la información de forma homogénea y digital. La adopción de los ESRS se realizará de forma gradual a través de actos delegados.

La Directiva sobre Divulgación de Información No Financiera (NFDR) resulta insuficiente al no permitir recabar la información necesaria para aplicar el reglamento de Taxonomía de la UE y el Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles (SFDR). Asimismo se ha incidido en que adolece de una estandarización en la divulgación produciéndose divergencias entre los marcos voluntarios y nacionales de reporte en sostenibilidad que suponen altos costes y dificultan la comparabilidad de datos. Asimismo, los inversores necesitan información sobre el impacto de sus inversiones en personas y el medio ambiente, según lo establece el SFDR y el marco actual no lo favorece.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.