Normas para ayudar a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Normas para ayudar a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible

El CTN-UNE 343 se ha constituido con el objetivo el objetivo de participar y establecer la postura nacional en el desarrollo de la futura Norma ISO 53001, que establecerá los requisitos de un sistema de gestión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas

Tan solo faltan siete años para que llegue el anunciado 2030, el plazo establecido en 2015 por las Naciones Unidas para cumplir la Agenda para el desarrollo sostenible, que plantea 17 Objetivos con 169 metas de carácter integrado e indivisible, que abarcan las esferas económica, social y ambiental. Es la última oportunidad para reaccionar.

En septiembre de 2015 España firmó la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, que se articula en torno a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que persiguen la igualdad de oportunidades entre personas, la protección del planeta y la generación de prosperidad en un mundo en paz que trabaja en alianza para superar los retos a los que se enfrentan las sociedades actuales.

La Estrategia de Desarrollo Sostenible 2030 de España, lanzada en junio de 2021, profundiza el compromiso nacional con el logro de la Agenda 2030, traduce los ODS en 8 grandes retos de país y fija qué políticas públicas pueden permitir abordarlos con éxito, orientando, así, las grandes transformaciones estructurales que serán necesarias para 2030. Esta Estrategia reconoce el papel fundamental de las empresas y del sector privado en la consecución de la Agenda 2030 y muestra la voluntad de trabajar para que las empresas se corresponsabilicen del logro de los ODS y contribuyan al bien común.

La sostenibilidad como estrategia

El sector empresarial está gradualmente asumiendo la Agenda 2030 como guía para integrar el desarrollo sostenible en su actividad. La Red Española del Pacto Mundial constata un progresivo conocimiento de la Agenda 2030 y del reconocimiento de que la integración de la sostenibilidad y los ODS reporta mayores ventajas competitivas e impacta de forma positiva en los resultados económicos de la empresa.

Desde la Secretaría de Estado para la Agenda 2030 se han impulsado iniciativas que permitan a las organizaciones incorporar progresivamente los ODS a sus prácticas empresariales y que den respuesta a las actuaciones prioritarias marcadas en la Estrategia de Desarrollo Sostenible, como la consulta al sector empresarial para facilitar la identificación de líneas de trabajo tendentes a aumentar su compromiso con la Agenda 2030, y la subvención de proyectos de emprendimiento en la economía social.

Algunos sectores, como el turístico o el de la construcción, han desarrollado guías para entender la Agenda e identificar buenas prácticas para contribuir al logro de los ODS. La actividad de normalización tampoco ha sido ajena y ha habido un creciente interés por la incorporación de requisitos de sostenibilidad en las normas sectoriales, dándole visibilidad a aquellas normas que ayudan directamente a uno o varios ODS.

La normalización, herramienta al servicio de las empresas

Con la involucración del sector empresarial en el logro de los ODS, han comenzado a surgir sellos y certificaciones que pretenden visibilizar el compromiso de las organizaciones con la Agenda 2030. Sin embargo, el abanico de posibilidades es muy amplio al ser la propia entidad quien identifica aquellos ODS en los que su actividad puede tener un mayor impacto y al aplicarse criterios de evaluación diferentes.

En este escenario, a finales del pasado año, el homólogo danés de UNE, DS, planteó a ISO la conveniencia de elaborar una norma internacional que ofreciera a las organizaciones una ayuda real, para la implementación de un sistema que sirviera para gestionar eficazmente la contribución al logro de los ODS en cualquier tipo de organización, y cuyo cumplimiento fuera medible y reconocible a través de una certificación.

A este respecto, UNE organizó el 28 de octubre de 2022 el Encuentro UNE “Iniciativa de estándar para el cumplimiento de los ODS”, para pulsar el interés de los sectores económicos en participar en la actividad de normalización internacional, donde se constató el apoyo a la estandarización de la CEOE y la Secretaría de Estado para la Agenda 2030.

En junio de este año se ha constituido el nuevo comité internacional ISO/PC 323, que desarrollará la futura Norma ISO 53001 Sistema de gestión de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Requisitos. UNE participa en este comité como miembro de pleno derecho, junto a otros 27 países participantes y 25 países observadores.

El apoyo de Naciones Unidas

Indudablemente, para llevar a cabo esta iniciativa se debía contar con la opinión de Naciones Unidas. En los comités de normalización de ISO muchas veces participan entidades internacionales o sectoriales con interés en la materia, bajo la denominación de miembros liaison.

Así, diversas estructuras de las Nacio-nes Unidas han venido participando desde hace años. Por ejemplo, la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI, UNIDO en inglés), la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (CEPE, UNECE en inglés) o el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat).

Pero esta vez no sólo se ha buscado la participación de NNUU como liaison en este nuevo comité de proyecto ISO/PC 343, sino que ISO y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD, UNDP en inglés) han firmado en septiembre de 2023 una Declaración de Intenciones histórica, destacando su compromiso con el papel de las normas internacionales para abordar los desafíos mundiales de sostenibilidad. Con esta alianza, ambas partes colaboraremos en iniciativas orientadas a mejorar las normas internacionales que promueven las acciones de sostenibilidad por parte de los sectores público y privado, incluido el desarrollo de la primera norma internacional que unificará los criterios para documentar y certificar el trabajo que las organizaciones y las empresas están realizando para alcanzar los ODS.

Esta asociación entre ISO y el PNUD ofrece una oportunidad para aprovechar las contribuciones únicas de ambas partes para un futuro más resiliente y equitativo para todos. Así, los Estándares de Impacto de los ODS del PNUD, concebidos para empresas privadas e inversores, convergen con las normas ISO pertinentes, en la futura ISO 53001. Esta norma será importante porque proporcionará una base común, que facilitará que las organizaciones y empresas alineen sus esfuerzos hacia la consecución de los ODS y documenten su progreso.

Norma de sistemas de gestión de los ODS

Se trata de una norma ISO que ayudará a las organizaciones de todo tipo, tamaño o sector de actividad, como herramienta para la medición y evaluación de su contribución a la Agenda 2030.

Se plantea como “norma de sistema de gestión”, un modelo muy aceptado por las organizaciones de todo el mundo, capaz de involucrar a la alta dirección en el establecimiento de políticas y objetivos, con requisitos auditables y cuyo cumplimiento pueda ser certificado por una tercera parte independiente, para evitar declaraciones infundadas en materia de sostenibilidad. 

Un sistema de gestión puede ayudar a una organización a optimizar cada vez más su impacto en las partes interesadas y en las metas de los ODS. Al mismo tiempo, minimizando los impactos negativos y maximizando los positivos, haciéndolo de manera que también refuerce la resiliencia de la organización y su desempeño futuro.

La norma establecerá los requisitos para un sistema de gestión de los ODS, que permita a una organización integrar la sostenibilidad en su estrategia, operaciones y toma de decisiones, aportando credibilidad y confianza al hacerlo de manera holística y sistemática.

Así, la futura Norma ISO 53001 se redactará siguiendo la estructura armonizada de ISO para normas de sistemas de gestión, también conocida como “Estructura de Alto Nivel”, compartiendo un contenido mínimo común con todas las normas de sistemas de gestión, de manera que sea compatible y fácilmente integrable con los demás sistemas de gestión que pueda tener implementada la organización en cuestión, como los de las normas ISO 9001 (calidad), ISO 14001 (medio ambiente), UNE 19604 (compliance sociolaboral) o ISO 22301 (continuidad del negocio).

El comité internacional también quiere desarrollar, muy rápidamente, un documento orientativo de rango ISO/PAS (Especificación Disponible al Público), que sirva a las organizaciones para conocer, comprender e integrar en su dinámica las directrices de Naciones Unidas para contribuir a los ODS y el valioso material desarrollado por el PNUD.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.