Un consorcio europeo compartirá datos científicos en abierto para afrontar los cambios climáticos globales

Un consorcio europeo compartirá datos científicos en abierto para afrontar los cambios climáticos globales

El proyecto fomentará sinergias entre equipos de investigación en ciencias ambientales a través de la Nube Europea de Ciencia Abierta, la gran infraestructura continental de investigación en la nube

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas, a través del Instituto de Física de Cantabria (IFCA, CSIC-UC), forma parte del proyecto Envri-Hub Next. Este consorcio europeo, formado por 21 socios, dará soporte informático a equipos de investigación en ciencias ambientales con el objetivo de proporcionar servicios interdisciplinares basados en datos. Estos servicios permitirán avanzar en el estudio del cambio climático, desde medidas y estrategias de mitigación y adaptación al mismo, hasta la evaluación de los riesgos derivados de las modificaciones del clima. 

Este mes de febrero fue presentado en Ámsterdam el proyecto Envri-Hub Next, un consorcio internacional cuyo objetivo es expandir las ciencias ambientales multidisciplinarias y fomentar sinergias operativas entre infraestructuras de investigación ambiental. “El proyecto aprovecha las complementariedades en la provisión de datos y servicios, mejorando la integración de tecnología de la información de vanguardia y contribuyendo a un clúster científico Envri más integrado, productivo y globalmente competitivo”, destaca Isabel Campos, investigadora del IFCA que participa en el proyecto. 

El consorcio, financiado por el programa marco Horizonte Europa de la Comisión Europea, contribuirá a la integración de la comunidad científica en ciencias ambientales a través de la Nube Europea de Ciencia Abierta (European Open Science Cloud, EOSC), la gran infraestructura europea de investigación e innovación en la nube. El objetivo es que los datos científicos estén al alcance de cualquier usuario, sin que exista ningún tipo de barrera geográfica o económica. “EOSC siempre ha buscado eliminar los obstáculos que impiden el intercambio efectivo y la reutilización de datos, y de recursos científicos, que permita la explotación de todo el potencial de estos datos y el aprovechamiento de la capacidad de las inversiones regionales”, añade Campos.

El CSIC es uno de los veintiún socios internacionales que participan en el proyecto y, en su caso, colaborará a través del IFCA mediante trabajos cruciales en el área de calidad de software y datos, y en el desarrollo de varios paquetes de trabajo específicos destinados a asegurar la calidad del software desde el punto de vista de buenas prácticas, en seguridad o fiabilidad en el despliegue de servicios, asegurando así mismo que los datos son abiertos y consistentes.

Envri-Hub Next busca dar soporte al clúster científico Envri para proporcionar servicios interdisciplinares basados en datos a equipos investigadores en el área concreta del clima y el medio ambiente. Estos servicios apoyarán la investigación sobre cambio climático, desde estrategias de mitigación y adaptación hasta la evaluación de los riesgos derivados de las modificaciones del clima. 

Horizonte 2027

El CSIC contribuye activamente a abordar la creciente demanda de conocimiento científico ambiental, en particular en el ámbito de la calidad del software y los datos. Esta  participación se alinea con el objetivo del proyecto de integrar aún más los Envri en todos los subdominios (Atmósfera, Marino, Tierra Sólida y Biodiversidad/Ecosistemas) y, horizontalmente, con las e-infraestructuras de investigación, para aprovechar todo el potencial del grupo Envri dedicado a la investigación ambiental integrada.

El proyecto se ejecutará hasta enero de 2027, contribuyendo a la Nube Europea de Ciencia Abierta y promoviendo la colaboración entre infraestructuras de investigación ambiental.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.