Territorio Data 4 : La Inteligencia del territorio desde la cultura de los datos (1)

Territorio Data 4 : La Inteligencia del territorio desde la cultura de los datos (1)

Territorio Data

Las TIC permiten mejorar el desempeño de los procesos de la administración pública y las empresas y el funcionamiento de los sistemas de ciudad, pero hasta ahora no han logrado cambiar las mentes de los ciudadanos y los procesos de las empresas para que ambos adopten comportamientos responsables y racionales con el consumo de los recursos naturales. Si la aplicación del concepto de ciudad inteligente no logra evitar o mitigar que las ciudades sigan siendo fuente principal de los problemas medio ambientales y sociales del planeta, debe revisarse, modificarse o reemplazarse por uno que sea más realista y eficaz. Nuestra propuesta es construir la inteligencia del territorio a partir del origen de la vida: la naturaleza.

Los gobiernos locales y los líderes de las ciudades deben hoy hacer un balance sobre los avances y resultados para convertir a las ciudades –de todos los tamaños– en territorios inteligentes y sostenibles, teniendo en cuenta los recientes reportes –muy preocupantes– de diferentes expertos y organizaciones sobre los efectos del cambio climático, el deterioro del medio ambiente y el creciente consumo de los recursos naturales del planeta (1).

 

La limitación del concepto de ciudad inteligente es la misma que integra el concepto de gobierno electrónico

 

Si la aplicación del concepto de ciudad inteligente y sostenible, no logra evitar o mitigar que las ciudades sigan siendo la fuente principal de los problemas medio ambientales y sociales del mundo, debe revisarse lo más pronto posible y modificarse o reemplazarse por uno que sea más realista, aplicable y eficaz.

La limitación del concepto de ciudad inteligente es la misma que integra el concepto de gobierno electrónico: la búsqueda mediante las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la eficiencia en la operación del gobierno, sin abordar las causas de los problemas estructurales de la administración pública y los retos ambientales, sociales y económicos de los territorios. Las TIC permiten mejorar el desempeño de los procesos de la administración pública y las empresas y el funcionamiento de los sistemas de ciudad, pero hasta ahora no han logrado cambiar las mentes de los ciudadanos y los procesos de las empresas para que ambos adopten comportamientos responsables y racionales con el consumo de los recursos naturales. 

La llamada oficina sin papel es un ejemplo del fracaso de las TIC como herramienta central del cambio en la gestión del gobierno, a pesar de que algunos autores señalan que el consumo de papel en el mundo llego a su nivel máximo de consumo en 2013(2).  En América Latina y el Caribe, el consumo de papel en el gobierno y las empresas crece, mientras se disminuye la superficie total de bosques (3).

El llamado Gobierno Abierto tampoco parece estar en la senda de la eficiencia con pocas transformaciones en el Estado. El Open Data no logra los resultados prometidos, en la medida que los datos prioritarios que abren las Administraciones Públicas son los vinculados con ahorros de dinero o tiempo pero no los datos que están conectados con el deterioro de los ecosistemas que soportan la operación de las ciudades, o los datos sobre los hábitos que deben adoptar los ciudadanos para no ser causantes de daños irreversibles en la naturaleza. Lo mismo sucede con el Open Action, o el uso de redes sociales por parte de los ciudadanos para interactuar con el gobierno. Los ciudadanos están activos en Twitter y Facebook, pero los gobiernos son silentes y diletantes ante la avalancha de datos. 

 

Los ciudadanos están activos en Twitter y Facebook, pero los gobiernos son silentes y diletantes ante la avalancha de datos

 

En este contexto, han surgido nuevos conceptos de ciudad que integran soluciones más integrales y que pueden estar más acordes con los resultados que esperamos de la gestión de los territorios y centros urbanos en la era del cambio climático. 

Es el caso de ciudad generativa o ciudad jardín (4) , que se define como la ciudad que personaliza la experiencia del ciudadano y crea condiciones para que todos los actores de la ciudad pongan todo su potencial creativo al servicio de apuestas más ambiciosas, colectivas  y edificantes como la protección del medio ambiente, el desarrollo de la economía colaborativa, la creación de ecosistemas digitales o la aplicación de ciencias ciudadanas para que los urbanitas actúen como científicos.  

Otro concepto relevante, para trascender el concepto de ciudad inteligente, es la biomímesis o biomimética (5) , que le permite a las ciudades integrar la inteligencia de la naturaleza para el diseño y gestión de la infraestructura urbana y solucionar los problemas ambientales (6) . Este el caso de la ciudad de Abuja en Nigeria, que fue diseñada para estar en armonía con la naturaleza -(7) .  

 

El alcance limitado de la noción de Ciudad Inteligente

En esta sección del artículo revisaremos las limitaciones del concepto de ciudad inteligente que explican los escasos resultados generados por su aplicación. Los territorios y las ciudades inteligentes pueden entenderse como aquellos que promueven la innovación, el desarrollo sostenible, y la integración de sus subsistemas críticos, a partir de la interacción entre las personas, las TIC y su entorno. Los territorios y las ciudades inteligentes son una visión de lo que pueden llegar a ser los territorios y las ciudades mediante el uso de la tecnología y la inteligencia colectiva, en respuesta a los retos y oportunidades del mundo actual, caracterizado por el crecimiento de la población y de la desigualdad social, la expansión urbana, el cambio climático, el deterioro ambiental, la globalización y economías basadas en el conocimiento (8) . 

La siguiente gráfica representa lo que es un territorio o ciudad inteligente de acuerdo con el concepto antes citado. Como se observa, el territorio inteligente está compuesto por sectores o subsistemas críticos integrados e interconectados por las TIC, los cuales tienen como eje articulador la innovación y la sostenibilidad.

 

 Concepto Lineal  de Territorio y Ciudad Inteligente

Territorio y ciudad inteligente

Fuente: Guía de Territorios y Ciudades Inteligentes. Universidad Externado de Colombia. 2013

 

En otras palabras, la ciudad inteligente es un camino hacia la ciudad que es sostenible desde el punto de vista ambiental, social y económico. Sin embargo, la sostenibilidad de las ciudades es un concepto vago -que se cita reiteradamente-, que no posee mayor fundamentación científica y es poco práctico porque está pensado para  atender las necesidades actuales y futuras de la especie humana y no las necesidades de las demás especies que ocupan los territorios (9). 

Para los responsables de planear y gestionar las ciudades, las especies vivas diferentes al hombre –se calcula que en el planeta tierra existen más de 10 millones de especies vegetales y animales– generalmente son prescindibles y no están el centro de sus preocupaciones. Esta visión parcial y antropocéntrica (10)  de los territorios,  ha convertido  a  las ciudades en lugares diseñados y ordenados para el consumo humano y no para cuidar o conservar la naturaleza. La mayor parte de las ciudades son planeadas para el consumo y la logística empresarial y no para preservar los espacios verdes y naturales de la periferia, que son los que soportan su operación. 

  

 Población, Consumo y Medio Ambiente en las Ciudades

En este contexto, debemos preguntarnos si puede ser sostenible un territorio en el cuál no existen límites –sociales, culturales y legales- para que las empresas y ciudadanos consuman agua, energía y alimentos y si puede ser sostenible un territorio en el cual no existe un inventario detallado de los recursos naturales que soportan su operación. Las respuestas a estas preguntas son negativas, porque no se puede sostener lo insostenible o lo que no está contabilizado. Sin embargo y a pesar de su falta de rigor y viabilidad,  el concepto de sostenibilidad  es el referente  principal de apuestas como la nueva agenda urbana mundial (11 12)   y los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS (13).  

En conclusión, la sostenibilidad del territorio con el enfoque en lograr ahorros en la gestión del agua, la energía y de los residuos, termina siendo un registro contable de un intangible que deja de ser relevante en las finanzas y cuentas de la ciudad cuando los políticos y los funcionarios priorizan el mercado frente a la necesidad de proteger el medio ambiente. Si se acaba el agua de las ciudades se acaba la vida –de los humanos y de otras especies-. Es obvio que es necesario cuidar cada gota de agua.  Este objetivo fundamental de ciudad no se va a lograr con el débil concepto de sostenibilidad. Se debe buscar la conservación y protección de la naturaleza en las ciudades, no su sostenibilidad. La sostenibilidad es una manera cosmética y frívola de seguir justificando el crecimiento poblacional en las ciudades y la explotación sin tregua del medio ambiente. 

 

3. Un nuevo concepto de Inteligencia de los Territorios y Ciudades 

La ciudad inteligente debe dotar al territorio urbano y rural con atributos de vida. Los diversos desastres ambientales –inundaciones, sequías, etc.- y la contaminación del aire, ríos y acuíferos son algunos de los problemas generados por un desarrollo urbano que no está alineado con la inteligencia de la naturaleza y que está destruyendo el soporte de nuestro bienestar. Como señala Prashant Dhawan, eso no es inteligente y no podemos seguir haciéndolo. 

 

Una visión antropocéntrica del territorio ha convertido a la ciudad en un lugar diseñado y ordenado sólo para el consumo humano

 

La inteligencia del territorio se debe conectar con el origen de la vida: la naturaleza. Las siguientes son algunos argumentos que justifican la  importancia de la naturaleza  para el diseño, planeación y gestión de las ciudades (14) :

 

 “Las ciudades son una creación del hombre relativamente nueva; los bosques y selvas han existido durante millones de años después de haber enfrentado los mismos desafíos ambientales que una ciudad ubicada en la misma región biológica. 

  El ecosistema de los bosques y selvas se componen de una gran diversidad de formas de vida integradas a través de redes interconectadas e interdependientes, pero altamente descentralizadas y autónomas porque cada forma de vida tiene sus propios procesos y maneras de adaptación. 

  Esta interdependencia implica que toda la vida de los bosques y selvas está conectada y la biosfera sea un sistema perfecto, interdependiente e interconectado, que no tiene límites fijos o silos. Una ciudad sólo ocupa un área definida por el control administrativo, de una biosfera continua y no dividida. Esto implica que los límites de la ciudad deben ser vistos con propósito de conectarse con la red natural más grande, y a la biosfera a la que pertenece. 

  El pensamiento de los planeadores del territorio debe pasar de un enfoque lineal, mecanicista y reduccionista sobre el funcionamiento de las ciudades a un pensamiento que comprenda la interdependencia evolutiva y activa entre la naturaleza  y los espacios urbanos. 

  Los planeadores del territorio deben tener conocimientos técnicos y profundos de los ecosistemas y sobre el terreno sobre el que se desarrollan las ciudades y asegurar que los sistemas urbanos estén diseñados en alineación con los sistemas intrínsecos ya existentes de la naturaleza. Cualquier sistema urbano que no esté alineado con la naturaleza, no será sostenible o se romperá. 

 

La siguiente gráfica representa lo que sería un territorio o ciudad inteligente a partir de los sectores o subsistemas críticos integrados, superando el modelo lineal y mecanicista y pasando a una visión circular del territorio como un sistema vivo:

  

Concepto Circular de Territorio y Ciudad Inteligente

inteligencia de la naturaleza: visión circular

 Fuente: Elaboración propia a partir del modelo definido por Prashant Dhawan. 2016

 

La ciudad inteligente debe dotar al territorio urbano y rural con atributos de vida

 

Este  concepto de territorio y ciudad inteligente  nos permite integrar los elementos a través de redes, flujos y la interdependencia coevolutiva, logrando el equilibrio y la integridad del sistema como un ser vivo (15) .

A partir de este enfoque que reconoce el potencial creativo de la naturaleza y las limitaciones de nuestro conocimiento sobre el entorno ambiental, la inteligencia de los territorios y ciudades debe construirse conectando las capacidades actuales y potenciales que poseen los actores del territorio para encauzar los  esfuerzos y solucionar los problemas que enfrentan.  

 

Los planeadores del territorio debe comprender la interdependencia evolutiva y activa entre naturaleza y espacios urbanos

 

Las otras inteligencias o capacidades de los territorios, que se deben conectar con la inteligencia de la naturaleza son: el diseño urbano de las ciudades, el mercado como organizador de los recursos de la economía, la participación de los ciudadanos y la capacidad de la tecnología de hacer más eficientes las relaciones sociales. 

La siguiente gráfica representa cómo interactúan las cinco inteligencias:

 

Inteligencias del Territorio y las Ciudades

Inteligencias del territorio y las ciudades

Fuente: Elaboración propia

 

Los gobiernos locales, hoy en día, no planean o aplican de manera integral estas cinco inteligencias. La noción de ciudad inteligente hasta ahora no ha respondido el interrogante sobre cómo desarrollar, potencializar y conectar estas inteligencias. La ciencia de los datos es la manera de integrar las cinco inteligencias para lograr que, desde el gobierno y la ciudadanía, los territorios sean viables, innovadores y cuenten con más capacidades y talento para enfrentar los desafíos ambientales, sociales y económicos actuales y de las próximas décadas. Como se muestra en la siguiente gráfica, una solución de ciudad que integra las cinco inteligencias es la llamada rueda de Copenhague o The Copenhagen Wheel, que permite integrar a cualquier bicicleta una rueda que almacena energía e integra sensores que recogen información del ambiente a través de una aplicación móvil (16) :

  

                                                                           La inteligencia del territorio y de la naturaleza

 

Conclusiones  

En la actualidad las ciudades son planeadas para el consumo y la logística empresarial y no para preservar los espacios verdes y naturales de la periferia o región.  Este enfoque lineal y mecanicista explica las causas del cambio climático, el deterioro del medio ambiente y el creciente consumo de los recursos naturales del planeta. Si la aplicación del concepto de ciudad inteligente no logra evitar o mitigar que las ciudades sigan siendo fuente principal de los problemas medio ambientales y sociales del planeta, debe revisarse, modificarse o reemplazarse por uno que sea más realista y eficaz. Nuestra propuesta en este corto artículo es construir la inteligencia del territorio a partir del origen de la vida: la naturaleza.

Por Marco Peres Useche

Director del Observatorio de Sociedad, Gobierno y Tecnologías de la Información de la Universidad Externado de Colombia  y Director de Territorio Data .   @elciudadano_par 

 

Leyenda

  1- Yes, I am a climate alarmist. Global warming is a crime against humanity

Lawrence Torcello. The Guardian. 2017 Ver en:  https://www.theguardian.com/commentisfree/2017/apr/29/climate-alarmist-global-warming-crime-humanity?CMP=share_btn_tw

  2- Doing more with less: the economic lesson of Peak Paper. 2013. Ver en: https://aeon.co/ideas/doing-more-with-less-the-economic-lesson-of-peak-paper 

  3- Productos forestales en América Latina: perspectivas para el año 2020. FAO. Ver en: http://www.fao.org/docrep/009/a0470s/a0470s-06.htm

  4-Generative Cities: The Future of Urban Intelligence. Parag and Ayesha Khanna. Big Think. 2016.  Ver en: http://bigthink.com/hybrid-reality/generative-cities-the-future-of-urban-intelligence

  5- Biomímesis (de bio, vida y mimesis, imitar), también conocida como biomimética o biomimetismo, es la ciencia que estudia a la naturaleza como fuente de inspiración de nuevas tecnologías innovadoras, para resolver aquellos problemas humanos que la naturaleza ha resuelto, a través de modelos de sistemas (mecánica), o procesos (química), y/o elementos que imitan o se inspiran en ella. Biomimesis es el término más utilizado en literatura científica e ingeniería para hacer referencia al proceso de entender y aplicar a problemas humanos, soluciones procedentes de la naturaleza en forma de principios biológicos, biomateriales, o de cualquier otra índole. La naturaleza, el universo, le lleva al ser humano millones de años de ventaja en cualquier campo. Es por ello que es más ventajoso copiarla que intentar superarla, como es el caso del kevlar, comparable a biotejidos como la seda de araña. Otro ejemplo simple, es la cabeza tractora de ciertos trenes de alta velocidad cuya forma es aerodinámica procedente de la forma de la cabeza de cierta especie de patos. Fuente. Wikipedia. 

  6- What is a ‘Smart’ City....if not Biomimicry ?. Prashant Dhawan. 2016

  7-Abuja City design: Biomimicry principles applied to the design of a new city in Nigeria. Ver en http://biomimicrysa.co.za/abuja-city-design

  8-Guía de Territorios y Ciudades Inteligentes. Universidad Externado de Colombia. Págs 30 y 31. 2013 

  9- De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo  una ciudad sostenible se entiende como aquella que ofrece una alta calidad de vida a sus habitantes, que reduce sus impactos sobre el medio natural y que cuenta con un gobierno local con capacidad fiscal y administrativo para mantener su crecimiento económico y para llevar a cabo sus funciones urbanas con una amplia participación ciudadana.

A partir de esta orientación, una ciudad sostenible debe sobresalir en cuatro dimensiones:

En cuanto a la dimensión de sostenibilidad ambiental y cambio climático, una ciudad sostenible debe atender de manera prioritaria el manejo de los recursos naturales, la mitigación de gases efecto invernadero y otras formas de contaminación. También debe atender la mitigación y adaptación a los efectos de cambio climático.

En cuanto a la dimensión de desarrollo urbano sostenible, una ciudad sostenible debe controlar su crecimiento y promover la provisión de un hábitat adecuado para sus ciudadanos, además de promover el transporte y la movilidad urbana sostenible.

En cuanto a la dimensión de sostenibilidad económica y social, una ciudad sostenible debe promover un desarrollo económico local y el suministro de servicios sociales de calidad. Asimismo, la ciudad debe promover niveles adecuados de seguridad ciudadana.

Finalmente, en materia de la dimensión fiscal debe avanzar en la aplicación de mecanismos adecuados de buen gobierno, de manejo adecuado de sus ingresos y del gasto público, así como de manejo adecuado de la deuda y otras obligaciones fiscales.

 10-El antropocentrismo es la doctrina que en el plano de la epistemología, sitúa al ser humano como medida de todas las cosas, y en el de la ética defiende que los intereses de los seres humanos son aquellos que debe recibir atención moral por encima de cualquier otra cosa. 

 11-https://es.unhabitat.org/

 12- http://citiscope.org/habitatIII/explainer/2015/06/que-es-la-nueva-agenda-urbana

 13- http://www.undp.org/content/undp/es/home/sustainable-development-goals.html

 

 

 

Territorio Data 4 : La Inteligencia del territorio desde la cultura de los datos (1)

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.