La innovación como motor de ciudades inclusivas

La innovación como motor de ciudades inclusivas

Los cimientos de la civilización tal como la entendemos hoy en día se construyeron a partir de los asentamientos urbanos, es decir, de las ciudades. Éstas han sido siempre un espacio de esperanza, de convergencia, de convivencia, pero también causan un gran impacto como depredadoras de recursos o, en muchos casos, centros de pobreza. 

Pero también son causa de oportunidad, y por ello todas las miradas están puestas en ellas, desde la gobernanza global.
Las ciudades tienen un papel clave ante los retos actuales como el cambio climático o la igualdad de oportunidades. Uno de los instrumentos a aplicar para afrontarlos es la tecnología, aunque ello exige ponerla al servicio de las personas con compromisos múltiples. Quizá por ello la Organización para las Naciones Unidas eligió este año el tema 'Soluciones innovadoras y una mejor vida para las futuras generaciones',  para el Día Mundial de las Ciudades 2019, que se ha celebrado el pasado 31 de octubre.

“Las ciudades afrontan importantes desafíos globales, pero son también centros de creatividad e innovación que pueden tener un impacto a gran escala. Las nuevas tecnologías pueden hacer que nuestras ciudades sean más inclusivas, seguras, sostenibles y resilientes”, reza el Manifiesto 2019 que pretende concienciar sobre las herramientas disponibles hoy a fin de impulsar las transformaciones necesarias para superar la crisis de sostenibilidad en la que está inmersa el planeta. La brecha digital, la inclusión social, la privacidad o la distribución desigual de los instrumentos tecnológicos son algunos de los retos apuntados también en la declaración. Por ello, el llamamiento a los gobiernos locales y supramunicipales a potenciar políticas que trabajen la inclusión desde la innovación.

El Día Mundial concluye todo un mes dedicado a la reflexión del papel de las ciudades en la agenda global. Cabe recordar que la población urbana global se ha multiplicado por cinco desde 1950 hasta la actualidad, y que en 2009 más la mitad de la población mundial vive en ciudades, con una tendencia decrecimiento al alza. En recursos, las zonas urbanas son responsables del consumo de entre el 80 y el 90 por ciento de la energía, y del 75 por ciento de las emisiones mundiales de carbono, según datos recogidos por la ONU.

La igualdad de oportunidades en las ciudades es, asimismo, desigual. Los datos más cercanos nos indican que un 23,8 por ciento de los catalanes están en riesgo de pobreza, una cifra que no ha dejado de crecer desde 2015, según el último informe de ECAS (Entidades Catalanas de Acción Social) La precariedad laboral y en la vivienda también son los principales problemas, y las bolsas de marginación se sitúan principalmente en las ciudades.

Las soluciones innovadoras pueden ser una herramienta útil para solucionar todos estos retos, siempre que las estrategias tengan a la ciudadanía en el centro, de forma ética y consciente. El movimiento del humanismo tecnológico, que evoluciona el concepto tradicional de smart city, es una vía para hallar instrumentos nuevos y sostenibles que mejoren la vida de todo el mundo.

         Begoña 2    Begoña Floria /  Periodista y directora de la Fundación Tarragona Smart Mediterranean Region

La innovación como motor de ciudades inclusivas

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.