La digitalización del sector de las renovables, imprescindible para alcanzar el plan PNIEC de 2030

La digitalización del sector de las renovables, imprescindible para alcanzar el plan PNIEC de 2030

La normativa conocida como 'Energía limpia para los europeos' (Clean Energy for All Europeans Package), actualizada y aprobada el pasado mes de mayo, define la hoja de ruta en Europa para alcanzar el compromiso pactado por la Unión Europea en la Cumbre de París para reducir un 40% las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030 (respecto a 1990). 

El compromiso exige la definición de una estrategia nacional de descarbonización de la economía para la próxima década. Para ello, el Ministerio para la Transición Ecológica remitió recientemente a la Comisión Europea su borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC 2021-2030), cuya versión definitiva deberá aprobarse antes de final de año. Los objetivos planteados son: la reducción de emisiones del 21%, una cuota de renovables del 42% sobre la energía final y una mejora de la eficiencia energética del 39,6%, estos dos últimos más ambiciosos que los fijados a nivel de la UE.

MENORES COSTES DE PRODUCCIÓN

España se encuentra ya inmersa en un proceso de transición energética que busca reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en nuestro país y contribuir al esfuerzo global para tratar de mitigar, en la medida de lo posible, las consecuencias negativas del cambio climático. El proceso es imparable, y no sólo por la voluntad política de luchar contra el cambio climático, sino porque existe un cambio tecnológico que ha abierto vías muy potentes para acelerar la transición energética.

Diez años atrás, las renovables costaban casi diez veces lo que costaba la energía térmica a la que sustituían. Ahora, la fotovoltaica, por ejemplo, produce en España a un coste más barato que el coste variable de la energía térmica. La energía renovable es ya la fuente de electricidad más barata en muchas partes del mundo, al ser su coste, menor ya que el de las fuentes fósiles, según el último informe de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA).

Los datos del informe indican que la energía eléctrica renovable ya es la opción más rentable frente a cualquier otra alternativa de energía, incluidas la de origen fósil (tradicionalmente la más barata junto con la nuclear). Estos resultados ponen de manifiesto que la revolución de las renovables es ya una realidad demostrada, siendo estas, una de las mejores soluciones económicas para impulsar la acción por el clima a escala global.

Estamos por tanto en condiciones de desarrollar una estrategia de industrialización que vaya de la mano de tan ambiciosos objetivos desde una posición superior (contamos con mejores recursos en tecnología eólica y la fotovoltaica) a la de nuestros socios europeos en materia energética.

BARÓMETRO DE TRANSICIÓN ENERGÉTICA 2019

Sin embargo, los recientes datos del Barómetro de Transición Energética 2019, elaborado por Economics for Energy (organización privada especializada en el análisis económico de las cuestiones energéticas) para evaluar el avance de la transición energética en España, indican que, a pesar de la reducción del gasto en energía, ha empeorado la seguridad del suministro, aunque continúa la tendencia a la baja en el coste de las reservas para integrar energías renovables. Los resultados del Barómetro revelan que la transición avanza de forma lenta, y que es necesario apostar con rapidez por medidas de alcance para acelerar y consolidar la transición para llegar a los objetivos planteados por el recientemente publicado Plan Nacional Integrado de Energía y Clima.

RENTABILIDAD VÍA DIGITALIZACIÓN

Para ello, la digitalización del sector es clave. Las tecnologías digitales, las técnicas de gestión de activos y la analítica de datos, empleadas por empresas pioneras como la IntelliTech Kaiserwetter, la cual ha revolucionado el sector del Asset Management, con el lanzamiento del primer configurador online de servicios. ZULU hace las vías de generación eléctrica procedente de energías renovables más competitivas, eficientes y hasta un 50% más baratas.

ZULU permite a los propietarios de parques eólicos y fotovoltaicos adaptar totalmente los servicios que desean de acuerdo a sus necesidades. Así, cada cliente puede determinar los servicios que desea y ver online los costes anuales de la gestión técnica y financiera, imponiendo un nuevo estándar en el mercado, obligando a los competidores a seguir su precio y dejando obsoleta la práctica habitual de ligar los precios de operación a los ingresos. Con ello, se ofrece la mayor transparencia sobre los costes operacionales nunca antes vista en el mundo de las renovables, a la vez que se maximiza la rentabilidad.

La digitalización del sector de las renovables, imprescindible para alcanzar el plan PNIEC de 2030

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.