Fira de Barcelona consume exclusivamente energía de origen verde a partir de este año

Fira de Barcelona consume exclusivamente energía de origen verde a partir de este año

Fira de Barcelona apuesta por la energía verde y a partir de este año 2020 ya solo consume energía eléctrica procedente de fuentes renovables. Con esta iniciativa, la institución da un paso importante en su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, ya que se evitará la emisión a la atmósfera de 12.500 toneladas de CO2 al año.

Fira de Barcelona ha firmado un acuerdo con su proveedor Endesa Energía para que toda la energía eléctrica que se utilice en sus recintos de Montjuïc y Gran Via sea certificada de origen “verde”, es decir, provenga de fuentes renovables como la solar, eólica, hidráulica, biomasa, mareomotriz, geotérmica o biogás. Esto incluye todo el consumo de los stands de los expositores y de la propia actividad ferial, el alumbrado de las instalaciones y el que generan los propios equipos y sistemas de los recintos. La iniciativa permitirá evitar la emisión de 12.500 toneladas de CO2 al año, lo que equivale a plantar un millón de árboles para compensar esta cantidad de C02.

Para el director general de Fira de Barcelona, Constantí Serrallonga, este cambio hacia un modelo de energías de origen renovable supone “dar un paso importante en materia de sostenibilidad y en el compromiso con fomentar el desarrollo sostenible de nuestra actividad, el uso responsable y eficiente de los recursos, la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Una iniciativa que refuerza aún más nuestro compromiso con asumir los Objetivos de Desarrollo Sostenible, fijados por las Naciones Unidas en el marco de la Agenda 2030”.

Endesa Energía certificará el uso de energía 100% renovable por parte de Fira de Barcelona ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Otras acciones sostenibles

La apuesta de Fira por la energía verde se suma a otras medidas que ya están en marcha como el uso de iluminación de bajo consumo (led) y sistemas de control en tiempo real de los consumos, entre otras. En este sentido, la institución es pionera en España en equipar todo un recinto ferial (Gran Via) con tecnología IoT para optimizar el consumo energético vinculado a la climatización.

Cabe destacar también que el recinto de GranVia tiene uno de los parques fotovoltaicos sobre cubierta más importantes del mundo con 25.947 paneles sobre 135.000 m2 que generan 5,86 GWh anuales de electricidad al año, evitando la emisión de más de 2.200 toneladas de CO².

Asimismo, Fira establece alianzas con organismos públicos y entidades para fomentar las buenas prácticas en sostenibilidad y ofrece la posibilidad de escoger stands con menor impacto ambiental y de utilizar un servicio de cálculo y compensación de la “huella de carbono”.

 

Fira de Barcelona consume exclusivamente energía de origen verde a partir de este año

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.