¿Ecosistemas de innovación o disrupción? Europa tiene mucho que aprender

Libro IA

El libro de Luis Moreno y Andrés Pedreño “Europa frente a EE.UU y China: prevenir el declive en la era de la inteligencia artificial” proporciona respuestas concretas a esta pregunta

Europa tiene grandes leyes pero no ha desarrollado ningún gigante tecnológico y apenas tiene unos pocos unicornios ¿cuál es la razón del atraso digital de Europa? El libro de Luis Moreno y Andrés Pedreño “Europa frente a EE.UU y China: prevenir el declive en la era de la inteligencia artificial” proporciona respuestas concretas a esta pregunta. Tal como señala José Carlos Diez en el prólogo aporta “verdades incómodas”que chocan con el triunfalismo de los que pregonan “el efecto bruselas” que los autores “deconstruyen”de forma bastante incontestable.

Los autores plantean políticas que permitan a Europa recuperar el terreno perdido: regulaciones eficientes, modernización y digitalización de las AAPP., políticas educativas, impulsar el emprendimiento y la escalabilidad de las startups, retención y atracción de talento, apostar de forma ambiciosa por la Inteligencia Artificial y potenciar los ecosistemas digitales.

En lo relativo a los ecosistemas digitales caracterizan e identifican algunos modelos europeos y españoles. En parte la vulnerabilidad digital europea se plasma en la debilidad de sus ecosistemas y de aquellos factores que actúan de forma restrictiva. En algún caso se hace referencia a los esfuerzos de la UE en potenciar “ciudades inteligentes”. Reproducimos este pequeño párrafo del libro donde los autores abordan el temas de las smart cities

“Curiosamente Europa en algunos de sus programas se ha tomado muy en serio el concepto de smart cities. Pero aunque se ha avanzado mucho conceptualmente, sigue siendo un “cajón de sastre” donde según conveniencia las autoridades han metido casi cualquier proyecto que mejoraba la ciudad, desde el ahorro de recursos como energía, agua, hasta la sostenibilidad ambiental de las ciudades, pasando, por supuesto, por la digitalización de los servicios o el uso de IA o la sensorización de componentes urbanos.

De todo ello ha surgido cierto “buzz” y confusión, y casi cualquier municipio puede autodefinirse inteligente por cualquier avance parcial como poner una red wifi gratuita o instalar sensores fotovoltaicos en las farolas. Las ciudades inteligentes en Europa tienen una definición tan amplia que invita al conformismo político, cuando no al “intrusismo” tecnológico con propuestas, a veces, improvisadas y variopintas en búsqueda de la ansiada financiación.

Pero ningún alcalde o autoridad local debe autoengañarse. Aunque sus ciudadanos queden satisfechos con la “inteligencia” aplicada a su ciudad, e incluso aunque estas iniciativas le generen una imagen de modernidad, el concepto smart city, si lo entendemos desde una perspectiva digital, debería ser más riguroso de lo que hasta ahora hemos dado por bueno”.

Se trata de un libro crítico, pero también con propuestas claras y concretas y postula que la única opción para Europa es dejar de ser una economía tecnológicamente dependiente de China y Estados Unidos.

Luis Moreno y Andrés Pedreño han compatibilizado la vida académica con su capacidad de emprendedores de éxito en diversas vertientes con startups y proyectos líderes en el ámbito de la educación digital o la Inteligencia Artificial. Proyectan el potencial del ecosistema digital del eje mediterraneo español con su amplia diversidad: Barcelona, Valencia, Málaga y en particular del modelo bottom up de una amplia zona que conforman Alicante, Murcia y Baleares.

El libro se puede encontrar en Amazon: https://www.amazon.es/dp/B089G8DRK7

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.