Siemens y Airbus trabajan en un avión de pasajeros eléctrico

¿Está cerca el día en que veremos volar aviones de pasajeros con motores eléctricos?

Las dos compañías pretenden demostrar que es posible utilizar tecnologías eléctricas e híbridas en grandes aviones. Esperan el primer éxito en 2030.

El conglomerado industrial alemán Siemens y el fabricante de aviones europeo Airbus anunciaron el jueves una alianza para trabajar juntos en el desarrollo de aeronaves propulsadas por energía eléctrica y ya ponen fecha para el desafío: 2030. Para ese año “Los consejeros delegados de ambas compañías, Tom Enders (Airbus) y Joe Kaeser (Siemens), han lanzado un importante proyecto conjunto para que la aviación eléctrica sea una realidad y con el objetivo de demostrar la viabilidad técnica de distintos sistemas de propulsión híbrida y eléctrica en 2020”, según el comunicado oficial. “Los aviones de pasajeros de menos de cien asientos podrían ser impulsados por sistemas de propulsión híbridos”, pronosticó Enders.

Los esfuerzos de ambas empresas por diseñar aviones no contaminantes comenzaron ya hace años. En 2011 presentaron, junto a la austriaca Diamond Aircraft, una pequeña aeronave híbrida y años más tarde Airbus comenzó a realizar pruebas con aeronaves biplazas eléctricas. Desde entonces, Siemens ha desarrollado un motor eléctrico para aeronaves que, con el mismo peso, proporciona cinco veces más potencia. Ahora pretenden ir más allá y se han comprometido a reunir alrededor de 200 ingenieros para demostrar que es posible utilizar tecnologías eléctricas e híbridas en los aviones.

El año pasado un avión de Airbus completamente eléctrico, el E-Fan, cruzó el canal de la Mancha, recordó Enders, que agradeció al gobierno de Baviera el apoyo brindado.

Kaeser destacó que “al entrar en el campo de la tecnología altamente innovadora de propulsión de aeronaves, abrimos un nuevo capítulo en la movilidad eléctrica. La colaboración con Airbus creará nuevas perspectivas para nuestra empresa".

Los sistemas de propulsión híbrido eléctricos pueden reducir considerablemente el consumo de combustible de los aviones y también su nivel de ruido. Los objetivos medioambientales europeos prevén de aquí a 2050 una reducción de un 75 por ciento en las emisiones de dióxido de carbono (CO2) con respecto a los valores comparables registrados en 2000, recordaron las compañías.

Airbus pretende acelerar el desarrollo de los componentes y de las tecnologías de sistemas con la ampliación de las capacidades que traerá consigo la 'E-Aircraft System House', una unidad que tiene previsto operar en la planta de Ottobrunn/Taufkirchen (sur de Alemania).

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.