El futuro del turismo después de la pandemia: problemas y soluciones

El futuro del turismo después de la pandemia: problemas y soluciones

20-tourism


Tal vez, sea el momento de empezar a crear una política europea que lo ponga a la misma altura que el resto de industrias

Aventurarse a pronosticar el futuro del turismo en estos tiempos convulsos, puede parecer osado hasta para los profesionales más expertos. Sobre todo, cuando en estas mismas fechas, hace tan sólo un año, se estaba discutiendo sobre las nuevas cifras récord que el turismo alcanzaría en 2020 o la tendencia de crecimiento que había realizado la Organización Mundial del Turismo (OMT) con números que hacían augurar un posicionamiento del turismo a nivel mundial, igualándolo con otras industrias tradicionales.

En Octubre de 2020, hemos visto desvanecerse desde planes piloto a la esperanza de salvar la temporada de verano y la de invierno, a empezar a hablar con pesimismo de la temporada 2021, la desaparición de empresas de toda la cadena de valor del sector, desde la micro pyme familiar a grandes compañías aéreas, y empezar a dar máxima relevancia a los planes de recuperación y prolongación de ERTES.

Nos encontramos ante una situación sin igual, que no podemos comparar a épocas anteriores, ni a otros hechos. Porque nos encontramos en un período excepcional que no puede compararse ni al tsunami de 2004 ni a ningún otro evento natural o causado por el hombre. Y la principal causa de ello, es que ha afectado al mundo en su globalidad, con mayor o menor intensidad, pero todos los países del mundo, con insignificantes lapsus temporales, han sido golpeados por esta terrible pandemia.

Las cifras que se manejan en la actualidad, según fuentes de la OMT, hablan de caídas del turismo entre el 60% y el 80%, lo cual traducido en cifras significaría una pérdida de hasta mil millones de turistas internacionales, lo que impactaría en pérdidas económicas de hasta 1,2 billones de dólares así como la posibilidad de perder hasta 120 millones de puestos de trabajo de empleo directo en turismo.

Los problemas que nos encontramos son, por lo tanto, evidentes. La imposibilidad de un retorno a la movilidad con plenas garantías supone el principal freno de la recuperación de un turismo, que va a tener que reinventarse para acortar los plazos de recuperación que ya se sitúan en torno a los cuatro años.

La famosa vacuna no parece ser la solución a los problemas en el corto plazo, y la inexistencia de protocolos estandarizados a nivel de continente, país e incluso región, complica todavía más el retorno a esa “normalidad” en el transporte de cualquier tipo, pero especialmente en el aéreo.

Y mientras tanto, vemos como las empresas tienen que hacer frente a muchos retos y pocas ayudas que les permitan reinventarse, mantener puestos de trabajo o aprovechar este período para mejorar sus capacidades digitales.

Y es que el futuro del turismo pasa por ser más sostenible, más digital y más inclusivo. Y para ello, hay que prepararse, tanto a nivel de empresa como a nivel de destino.

Si algo nos ha enseñado la pandemia es que el confinamiento ha tenido un efecto directamente positivo en la recuperación del entorno y mejora medio ambiental, los cuales se han incrementado proporcionalmente en relación a los días que estábamos encerrados. Y por otra parte, que el estar encerrados, ha supuesto un empuje acelerado a la necesidad de digitalización que tenía la sociedad, desde la administración, a la educación y las empresas, pasando por los propios individuos.

Un aprendizaje importante que hemos tenido ha sido el conocer los impactos indirectos que genera el turismo. Desde el sector agroalimentario con cosechas enteras esperando a que lleguen turistas para consumirlas, a la industria automovilística, fuertemente afectada por el parón de los rent a cars, por citar algunos ejemplos.

Nos encontramos en un momento sin igual para repensar el turismo que queremos y cómo lo queremos. En tomar las decisiones valientes que van a definir una industria que se ha mostrado como absolutamente necesaria, porque en el fondo, los humanos necesitamos movernos y conocer otros lugares, como parte de nuestra herencia genética.

Tal vez, sea el momento de empezar a crear una política europea en turismo que lo ponga a la misma altura que el resto de industrias, y en esta línea, que el Pacto Verde (GreenDeal) y resto de estrategias e iniciativas que promueven la digitalización, la profesionalización y talento y el incremento de la competitividad, se le apliquen de manera directa. Porque, al fin y al cabo, el turismo supone de manera directa o indirecta, un factor clave de calidad de vida de las personas, un dinamizador social y un innegable motor económico.

20 DoloresOrdoñez 1

Autora
Dolores Ordoñez
Directora General de AnySolution

Licenciada en Derecho por la Universidad de Deusto con master Ejecutivo en Innovación y actualmente realizando el doctorado sobre SmartDestinations, Dolores Ordóñez acumula una experiencia de más de 20 años en el ámbito turístico, trabajando en la administración pública y el sector privado. Es la vicepresidenta de organismos internacionales del clúster internacional de tecnologías aplicadas al turismo, TURISTEC. Vicepresidenta de PLANETIC. Miembro del grupo de trabajo de SmartDestinations de la Universidad de las Islas Baleares.
Como directora técnica de AnySolution desarrolla estrategias para SmartCities y SmartDestinations, implementando proyectos europeos e impartiendo cursos y conferencias a nivel nacional e internacional. Ha sido la responsable del vertical de turismo para el Digital Cities Challenge y actualmente es Coordinadora a nivel de la UE en el Intelligent Cities Challenge en el track de transformación hacia un turismo sostenible y digital (2020-2022). Responsable de la presentación de la Candidatura de Mallorca a Observatorio de Turismo Sostenible de UN-OMT. Ha sido seleccionada como experta en Turismo para Eurochambres (2020-2023). Co-fundadora y responsable de la Oficina Tecnical del Digital Innovation Hub de las Islas Baleares en Inteligencia Artificial en Turismo y sector agroalimentario (DIHBAI-TUR).

El futuro del turismo después de la pandemia: problemas y soluciones

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.