La colaboración público-privada, una oportunidad para impulsar la digitalización de las Administraciones Públicas con enfoque sostenible

La colaboración público-privada, una oportunidad para impulsar la digitalización de las Administraciones Públicas con enfoque sostenible

Es esencial en un contexto temporal acelerado y de falta de talento disponible en pro de promover una transformación en mayúscula enfocada a esa triple visión, digital, accesible y sostenible

Las Administraciones Públicas están en el camino para afrontar los nuevos retos de la digitalización y proporcionar a los ciudadanos unos servicios tecnológicos redefinidos en el valor aportado, reinterpretados a los nuevos usos por parte de las nuevas generaciones, repensados en general a una experiencia ubicua y movilizada. En este proceso, es primordial contar con socios tecnológicos que ayuden a hacer realidad los proyectos públicos y proporcionen soluciones multisectoriales que pongan al ciudadano en el centro y den cobertura a sus necesidades. En esta misión, la sostenibilidad es un pilar importante que no hay que dejar de lado.

En la pasada Cumbre del Pacto Global de Naciones Unidas, España defendió la cooperación público-privada para acelerar las transiciones verde y digital de las sociedades y afrontar los futuros desafíos. Los recientes acontecimientos globales, los conflictos bélicos, el desabastecimiento de los suministros o la emergencia sanitaria provocada por la Covid-19 nos han dejado palpable la necesidad de aunar esfuerzos comunes para avanzar con seguridad, para impulsar la competitividad y el desarrollo económico de las comunidades. Personalmente creo que es un muy buen comienzo para el recorrido y oportunidad que la colaboración público-privada puede aportar.

Los partners tecnológicos, desde su campo de expertise y conocimiento especializado, y gracias a su constante inversión en innovación, tienen el potencial para acompañar a los organismos públicos a avanzar en este cambio de paradigma, optimizando sus procesos de gestión, con el despliegue de los sistemas tecnológicos eficientes o apoyando en el desarrollo de nuevas infraestructuras. Este tipo de colaboración es esencial en un contexto temporal acelerado y de falta de talento disponible en pro de promover una transformación en mayúscula enfocada a esa triple visión, digital, accesible y sostenible.

Tecnología y sostenibilidad van así de la mano para mejorar el equilibrio territorial. Herramientas que ayudan a monitorizar, a modo de ejemplo, la afluencia de las playas, la digitalización de los sistemas de atención primaria, la soberanía de los datos o la aplicación de la Inteligencia Artificial a las ciudades, representan algunas de las iniciativas que nos dirigen a una nueva era digital en el que ya está inmersa la Administración Pública de la mano de los proveedores tecnológicos.

Pero no solo es fundamental la cooperación del sector público con el ámbito privado, sino que también las sinergias entre las propias corporaciones privadas con socios estratégicos son cruciales para ayudar a sumar, para expandir la digitalización y mejorar la prestación de servicios de extremo a extremo. Estas colaboraciones cobran mayor sentido en proyectos multidisciplinares en los que cada empresa aporta su know how dependiendo de su sector de actividad. Podemos encontrar así, tecnología aplicada a la eficiencia energética, plataformas digitales para aumentar la seguridad vial, o soluciones adaptadas a la logística, entre otras industrias.

Desde T-Systems somos conscientes de la importancia que tiene la cooperación con otras organizaciones, impulsando la conectividad territorial, la innovación y reduciendo el impacto medioambiental. Proyectos como Syrah, la solución innovadora para la monitorización y medición de los ODS, creada en colaboración con más de 20 ayuntamientos de toda España, es una prueba de ello. Se trata de un cuadro de mando avanzado que recoge información de multitud de fuentes con el fin de mostrar la evolución de cada estrategia y acción de sostenibilidad y del cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible. Al permitir conocer qué acciones funcionan, ayuda a cambiar medidas para conseguir mejores resultados. Además, permite hacer predicciones sobre el rendimiento de las acciones.

Otro ejemplo destacado de cooperación entre corporaciones privadas en materia de la sostenibilidad es nuestra aportación en la definición de nuevas líneas estratégicas para una movilidad interurbana y urbana verde, digital y segura, como pilar de una computación descentralizada e inteligente. El objetivo es avanzar hacia una movilidad autónoma y conectada, con el desarrollo de nuevos servicios sobre la carretera, haciendo del medio físico un medio también digital.

En definitiva, esta gran cooperación institucional y privada va a promover un ecosistema conjunto que favorezca la accesibilidad de los ciudadanos en sus relaciones con las Administraciones Públicas, y redunde, al mismo tiempo, en la convivencia en entornos más digitalizados, accesibles, sostenibles e inclusivos.

Marius Albert Gomez

Por Marius Albert Gómez, director de Sector Público en T-Systems Iberia

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.