La UE premia a Barcelona por un proyecto contra la pobreza

Ensanche Barcelona

Barcelona ha sido una de las 15 ciudades ganadoras del proyecto europeo Urban Innovative Action (UIA), a través del cual recibirá 4,85 millones de euros para desarrollar en los próximos tres años una prueba piloto sobre la renta municipal de inclusión. La aportación representa el 80% del coste total del proyecto que ha presentado el Área de Derechos Sociales, con el nombre B-Mincome.

Su objetivo es analizar qué efectividad tienen en la reducción de la pobreza diversos tipos de apoyos económicos combinados con algunos servicios como el acceso a la vivienda, educación, empleo o participación comunitaria. Para analizarlo, se seleccionarán un millar de familias de barrios desfavorecidos, que participarán en la prueba piloto divididas en cinco grupos a los que se asignará un tipo de renta y alguno de los servicios mencionados, que se definirán en los próximos meses.

Impulsará una prueba piloto sobre la renta municipal de inclusión para conocer qué efectividad tienen varios tipos de prestación económica y servicios

 

Liderará también una red de aprendizaje compartido entre ciudades europeas pioneras en innovación social

 

La teniente de Alcaldía de Derechos Sociales, Laia Ortiz, asistió en Bruselas al acto de proclamación de los proyectos ganadores, a los que optaban 377 candidaturas. Ortiz destacó que “el B-Mincome se basa en la apuesta decidida del gobierno para implementar una renta municipal como verdadero instrumento de cambio en la lucha contra la pobreza”. Según explicó, este apoyo “mejora las capacidades de los beneficiarios para tomar decisiones y los anima a desarrollar sus propias estrategias, una vez tienen garantizado un ingreso mínimo”.

El proyecto pretende, así, alcanzar conclusiones sobre las formas más eficientes de luchar contra la pobreza urbana, mejorar la coordinación y efectividad de los diversos servicios que operan en un mismo territorio, y que las personas perceptoras de la renta ganen autonomía, reduciendo a largo plazo su dependencia de los subsidios públicos. Ortiz destacó también entre las finalidades “el fortalecimiento de las organizaciones sociales que participan activamente en las políticas de inclusión social, y un incremento de la participación de los beneficiarios de los servicios públicos en la vida comunitaria”.

Junto con la evaluación continua de resultados, se prevé desarrollar un sistema de investigación etnográfica para obtener una mejor comprensión de la pobreza, ofreciendo la oportunidad a los participantes de expresar sus relatos y experiencias sobre su trayectoria vital y las estrategias para hacer frente a la situación de pobreza.

Para desarrollar y ejecutar el proyecto, el Ayuntamiento ha establecido una alianza con organizaciones especializadas en diferentes ámbitos de innovación social, como la Young Foundation, el IGOP, la UPC, el centro para la innovación social Nueva e IESE Business School.

 

Fondos FEDER para el Eje Besòs

La proclamación de Barcelona como ciudad ganadora del UIA llega pocos días después de que la UE haya escogido también la capital catalana como perceptora de 15 millones de euros de los fondos FEDER para el proyecto de desarrollo urbano sostenible del Eje Besòs, con el fin de mejorar los indicadores de desigualdad social y urbana de los diez barrios que integran esta área durante los próximos cuatro años.

Este proyecto busca entre sus objetivos reducir el número de personas en riesgo de exclusión social, el fracaso y el abandono escolar prematuro, la tasa de desempleo, la brecha digital, la movilidad en vehículo privado, incrementar el nivel de renta familiar, mejorar la calidad de vida de las personas mayores, y fomentar el desarrollo económico basado en el comercio de proximidad, la economía circular, social y tecnológica.

Barcelona ha sido también elegida para liderar la red sobre inclusión de URBACT, un espacio de aprendizaje compartido entre ciudades europeas como Cracovia, Copenhague, Nápoles, Lyon y Glasgow, pioneras en el desarrollo de nuevas fórmulas para combatir la pobreza y las desigualdades sociales. El gobierno municipal recibirá también financiación europea para impulsar el conocimiento y el intercambio de buenas prácticas en el marco de esta red.

En Bruselas, Ortiz expuso los retos principales de estos proyectos, en el marco de una sesión sobre ciudades inclusivas y lucha contra la pobreza urbana organizada durante la Semana Europea de las Ciudades y Regiones.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.