Un equipo de VRAIN de la UPV investiga cómo trabajarán las personas en colaboración con los sistemas inteligentes

Un equipo de VRAIN de la UPV investiga cómo trabajarán las personas en colaboración con los sistemas inteligentes

El objetivo del proyecto HaaS es desarrollar una nueva perspectiva en la que los seres humanos actúen como servicios que realicen tareas específicas que complementen la funcionalidad de los sistemas inteligentes sin deshumanizarlos ni robotizarlos

Un equipo del Instituto Universitario Valenciano de Investigación en Inteligencia Artificial (VRAIN) de la Universitat Politècnica de València (UPV) está desarrollando herramientas y métodos que capacitarán a las personas en habilidades o servicios necesarios para una colaboración fructífera con sistemas inteligentes, como coches autónomos, fábricas o smarthomes, e incluso definir los trabajos del futuro de manera formal.

Este desarrollo se inserta dentro del proyecto HaaS (Human as a Service; diseñando servicios humanos para colaborar con sistemas autónomos) cuyo objetivo es un cambio de paradigma con el foco puesto en las personas en la relación máquina-humano.

El enfoque `human as a service´ busca que los seres humanos puedan actuar como servicios que realicen tareas específicas que complementen la funcionalidad de los sistemas inteligentes.

Y de este modo, el proyecto logrará un lenguaje común y marco conceptual para diseñadores y desarrolladores de la colaboración humano-máquina.

Descripción de servicios

El equipo del instituto VRAIN de la UPV que está llevando a cabo este proyecto, que se inició en 2022 y concluirá a finales de 2024, está formado por el investigador Antoni Mestre, Miriam Gil, Joan Fons y codirigen este proyecto, los también miembros del equipo, Vicente Pelechano y Manoli Albert.

Tal y como explica el investigador del instituto VRAIN de la UPV, Vicente Pelechano “el enfoque no busca deshumanizar, robotizar o convertir a los humanos en sistemas software. La idea es perfilar adecuadamente a las personas que van a trabajar en colaboración con estos sistemas y describir los servicios que pueden ofrecer a los sistemas inteligentes para colaborar con aquellos humanos que sean capaces de satisfacer sus requisitos”.

Puestos de trabajo del futuro

Con una especificación de servicios humanos “podríamos describir incluso puestos de trabajo del futuro de manera formal. Además, estos servicios humanos son necesarios para poder describir adecuadamente qué ha de realizar, ejecutar o hacer cada parte (humano y sistemas) para llevar a cabo una tarea compleja, por ejemplo en una fábrica o en la conducción de un vehículo autónomo”, destaca Manoli Albert.

Lo más novedoso de este proyecto, con enfoque `human as a service´, “es la descripción de los servicios que proporciona el humano a los sistemas inteligentes para poder llevar a cabo una colaboración fructífera que permite el 100% de tareas colaborando humano y máquina”, subraya el investigador del instituto VRAIN de la UPV, Vicente Pelechano.

Sobre VRAIN

El Instituto Universitario Valenciano de Investigación en Inteligencia Artificial - Valencian Research Institute for Artificial Intelligence- (VRAIN) de la UPV está integrado por ocho grupos de investigación que cuentan con más de 30 años de experiencia en diferentes líneas de investigación en IA.

El proceso de creación de VRAIN comenzó en 2019, fruto de la unión de seis grupos investigadores. En 2020, se fusionó con el Centro de Investigación en Métodos de Producción de Software PROS y en 2021 se constituyó finalmente como Instituto Universitario de Investigación con la aprobación de la Generalitat Valenciana.

En la actualidad, cuenta con 160 investigadores divididos en nueve áreas de investigación. Estas nueve áreas sobre las que gira su actividad investigadora hacen que sus desarrollos se apliquen a un gran número de sectores estratégicos como salud, movilidad, ciencias de la tierra, ciudades inteligentes, educación, redes sociales, agricultura, industria, privacidad/seguridad, robots autónomos, servicios y energía, y sostenibilidad ambiental entre otros.

Estas actividades han sido financiadas por más de 128 proyectos obtenidos mediante financiación competitiva, principalmente de la Unión Europea, pero también del Plan Nacional de Investigación, el Plan Valenciano de Investigación y Proyectos de Transferencia de Tecnología.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.