Una vía de financiación para las empresas: Los programas europeos

UE

Los programas europeos pueden constituir una gran oportunidad para las empresas que siguen sin tener acceso al crédito, aunque la participación en ellos no es fácil. La mayor dificultad para alcanzar esta financiación es la alta demanda existente, la gran competitividad y los recursos limitados.

Ante esta situación, el acceso a esta financiación está condicionado a la presentación de propuestas técnicas-económicas de alta calidad, la formación de consorcios internacionales que desarrollen conjuntamente proyectos innovadores y sostenibles y la selección de la mejor convocatoria a la que presentar el proyecto objeto de financiación. Conocer en profundidad todos los aspectos relacionados con los programas de la UE se convierte en un requisito imprescindible para las empresas que quieran embarcarse en esta aventura europea.


 Ante la recuperación económica que se vislumbra en España, las empresas necesitan y quieren volver a invertir. Sin embargo, el acceso al crédito bancario sigue siendo muy limitado para ellas, los mecanismos impulsados por el Gobierno (impulso a la emisión de pagarés y bonos en el mercado de renta fija, flexibilización del régimen financiero de las entidades de capital de riesgo, prestamos ICO, etc.) son insuficientes y las administraciones siguen retrasando su pagos. Ante esta situación, la financiación europea (subvenciones, préstamos y garantías), gestionada a través de una gran diversidad de Programas, se convierte en una alternativa para muchas empresas.

Para facilitar el acceso a esta financiación, la Unión Europea desarrolla dos vías paralelas y complementarias de gestión: convocatorias de ayudas coordinadas directamente por los organismos europeos y convocatorias gestionadas por las autoridades nacionales y/o regionales. Independientemente de la vía por la que se opte, las empresas no podrán obviar que todas las acciones desarrolladas con presupuestos comunitarios, además de perseguir los objetivos específicos del programa que las regula, deben contribuir a alcanzar los objetivos de la Estrategia Europea 2020, durante el periodo de programación actual (2014-2020).

 

Las acciones de las empresas desarrolladas con presupuestos comunitarios deben cumplir la Estrategia Europea 2020

 

Los objetivos principales de la Estrategia se han traducido en objetivos nacionales que revelan las prioridades de los Estados. En el caso de España los objetivos establecidos muestran la importancia que para nuestro país tiene la mejora de eficiencia energética y el acceso a la enseñanza superior, dado que superan los objetivos de la Unión Europea.

 

Objetivos principales de la Estrategia Europea 2020 de la UE y de España:

 

Objetivos

 

Adicionalmente a estos objetivos, todos los programas que se desarrollen en el marco de la Unión Europea deben contribuir a aumentar la participación de mujeres y hombres en el mercado laboral, reducir el desempleo estructural y fomentar el empleo de calidad; fomentar la igualdad de oportunidades, la inclusión social y la lucha contra la discriminación; así como impulsar el desarrollo sostenible, el uso de las nuevas tecnologías y la innovación. La incorporación de políticas sociales en sus organizaciones constituye un reto para las empresas que quieran buscar financiación en el marco de la Unión. No obstante, ya son muchas las empresas que han comprobado los beneficios que supone la incorporación de estas políticas en sus organizaciones y cómo su gestión está facilitando el acceso a la financiación europea y nacional.

 Incorporar políticas sociales en sus organizaciones es un reto para quien quiera financiación en el marco de la UE

 

Programas europeos gestionados directamente por la CE 

La Comisión elabora programas específicos a los cuales pueden concurrir las empresas españolas con proyectos sostenibles e innovadores, pero siempre en colaboración con otras entidades socias europeas. Entre estos programas, y para el periodo 2014-2020.

Destacan el Horizonte 2020, con un presupuesto para apoyo al I+D+i de 70.200 Millones de Euros, y el Programa COSME, con un presupuesto de 1.300 Millones de Euros,

El acceso a la financiación dependerá de la valoración que la Comisión realice de sus propuestas técnicas-económicas, la cual se realiza sobre una serie de criterios que se detallan en los programas y/o convocatorias. La alta competencia existente en cada convocatoria obliga a las empresas a diseñar proyectos no sólo innovadores, sostenibles y de calidad, sino que desarrollen productos y/o servicios en los que el consorcio sea realmente bueno y competitivo en un contexto de economía global. Es lo que se conoce como la ‘especialización inteligente’.

Además, las empresas que quieran tener opciones reales a esta financiación deben hacer un especial hincapié en la realización de los consorcios. Se trata de buscar entidades socias para formar un equipo multidisciplinar que desarrolle el proyecto planteado de manera conjunta. La Comisión valora la participación de empresas de distintas naturalezas jurídicas y la colaboración público-privada, así como la elaboración de una estrategia de coordinación y gestión diseñada bajo el concepto de la innovación social. Para la búsqueda de estos socios, la Comisión pone a disposición de las empresas bases de datos de entidades interesadas y existen grupos en las redes sociales (Linkedin) creados con este fin.

 

Programas europeos gestionados por autoridades nacionales y/o regionales

Adicionalmente a los programas gestionados por la Comisión, y con un grado menor de dificultad, las empresas cuentan también como vía de financiación con los fondos estructurales que son gestionados directamente por las autoridades nacionales y/o regionales de los Estados Miembros y suponen 26.000 millones de Euros para el periodo 2014-200. Estos fondos son el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el Fondo Social Europeo (FSE) y se gestionan a través de Programas Operativos Plurirregionales y Regionales que son aprobados por la Comisión a propuesta de los Gobiernos. Durante este año se espera que sean aprobados todos los Programas Operativos del período 2014 - 2020.

Con la gestión de los Programas Operativos del FEDER, en España se facilitará la financiación a las empresas españolas, dado que las acciones que se realicen en el marco de las mismas se centrarán en la promoción de la innovación e investigación, el fomento digital, el apoyo a las empresas, así como a promocionar la economía de bajas emisiones de carbono. Para conseguir estos objetivos se han diseñado acciones dirigidas a la creación de empleos sostenibles y la realización de infraestructuras vinculadas con investigación, innovación, telecomunicaciones, medio ambiente, energía y transporte.

Entre todos los programas Operativos Plurirregionales del actual periodo de programación destaca el Programa I+D+i, el cual constituye una herramienta clave para acercar el país a los objetivos de la Estrategia 2020 y, por lo tanto, promover tanto el aumento de la actividad en I+D+i como en particular el aumento de la participación empresarial dentro de la misma. El presupuesto de este programa asciende a 3.336 millones de euros, de los que la UE, a través del FEDER, aporta 2.248,4 millones.

Por otro lado, y aunque los beneficiarios directos de la gestión de los Programas Operativos del FSE serán fundamentalmente las personas, la financiación de acciones de fomento del empleo permitirá el desarrollo de actuaciones concretas a través de las cuales las empresas podrán recibir ayudas directas; del mismo modo, este fondo ayudará a la creación de empresas y autónomos durante los próximos años. De este Fondo destaca el Programa Plurirregional de Inclusión Social y Economía Social, que incluye acciones dirigidas al fomento de la economía social.

Al igual que con la gestión a nivel europeo, para que las empresas españolas puedan acceder a la financiación europea gestionada en el marco del FEDER y FSE deberán presentarse a las convocatorias que se convoquen en el marco de los distintos programas operativos y cumplir sus requisitos. No obstante, y siguiendo las indicaciones de la Comisión, cada vez se valora más positivamente la presentación de proyectos en consorcios, así como la contribución a los objetivos de la Estrategia Europea 2020 con el desarrollo del proyecto.

 

Apoyo técnico y económico a proyectos de convocatorias europeas

La importancia de los programas europeos es tan relevante para España que en la actualidad existen una serie de organismos públicos, tanto a nivel regional, como nacional que apoyan a las empresas a presentar proyectos a las distintas convocatorias. Estos organismos apoyan principalmente la elaboración técnica de proyectos de I+D, así como proyectos que se presentan a convocatorias del Programa Horizonte 2020.

Entre estos organismos destacan el CDTI, que presta servicios de información, documentación, difusión y promoción, búsqueda de socios, y apoyo en la preparación de propuestas (ayuda personalizada y puesta en contacto con oficiales de la Comisión). Además, este organismo cuenta con 50 entidades para empujar la participación de empresas en Horizonte 2020. Adicionalmente, otras entidades apoyan a las empresas en la elaboración de propuestas. Estas son: los Puntos Nacionales de Contactos, que son personas designadas oficialmente por el Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO); la Oficina Europea (FECYT), que cuenta con puntos nacionales que son coordinados por el MINECO; las Agencias regionales de desarrollo; Enterprise Europe Network; la Red PI+D+I; las Oficinas de Apoyo a Proyectos Europeos de Universidades y centros de Investigación, y el Servicio Europeo, que presta asistencia a los participantes (IPR-Helpdesk).

Además, el apoyo de España a las empresas no pasa sólo por el técnico sino también por el económico; así, existen ayudas para apoyar a las empresas a presentarse a convocatorias Horizonte 2020 a través del CDTI, que ofrece ayuda económica a las que presenten proyectos de investigación e innovación; el Ministerio de Economía y Competitividad presta apoyo a los proyectos presentados a esta convocatoria a través de acciones como Europa Investigación, Europa-Centros Tecnológicos, Europa Redes y Gestores y Proyectos Europa excelencia. Además, son muchas las comunidades autónomas que también apoyan financieramente.

Este apoyo constituye un instrumento fundamental para que 39 empresas innovadoras españolas hayan conseguido financiación en el marco de Horizonte 2020. Éstas representan un 25,16% de las pequeñas y medianas empresas que recibirán 50.000 €. Con todo, no podemos olvidar que en la primera ronda de esta convocatoria se presentaron 2.666 propuestas españolas, lo que supone un porcentaje de éxito de 5,8%. 

El hecho de que las españolas hayan liderado el ranking de este programa debe ser una motivación para que las nuestras empresas sigan luchando por abrirse camino en esta aventura europea, sin obviar que los instrumentos comunitarios de financiación requieren unos estándares de calidad muy elevados.

 

por Myriam Pérez Andrada

Consultora de Políticas Sociales

* Myriam Pérez Andrada, experta en políticas públicas, financiación e innovación, es licenciada en Derecho y cuenta con diferentes masters: Ha trabajado en el campo de las políticas públicas y la financiación europea, tanto para organismos públicos como para empresas privadas. Como consultora trabajó para entidades de distinto ámbito y en temas relacionados con los fondos estructurales, tanto el Fondo Social Europeo, como Fondo Europeo de Desarrollo Regional. Como emprendedora, desde 2013 es socia fundadora de Vai Consulting, que trabaja en el campo de las políticas públicas desde un punto de vista innovador, integral, sostenible y de calidad.

 


 Smart City Business Institute: a su servicio

La importancia que la financiación europea para las empresas españolas requiere de una web estructurada y clara que les ofrezca una visión global de las posibilidades de financiación europea y les ofrezca las claves para acceder a ella. Consciente de esta necesidad Smart City Business Institute ha puesto en marcha, a través de su plataforma, un servicio para ofrecer a las empresas un panorama global de los principales medios de financiación europeo, fichas-resúmenes de los principales programas europeos a los cuales pueden acceder e información relevante sobre sus convocatorias.

A las empresas les basta con consultar estos documentos para saber si les interesan y cuentan con capacidad técnica y económica suficiente para poderse presentar. Además, esta Plataforma aspira a convertirse en un instrumento eficaz en la búsqueda de entidades socias, que es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las empresas españolas que intentan acceder a esta financiación pública.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.