La cara femenina de la ingeniería: Tecnología humanizada, con propósito

La cara femenina de la ingeniería: Tecnología humanizada, con propósito

Contar con los criterios de las mujeres para establecer otro orden de prioridades pondrá en el centro de todas las decisiones el bienestar de las personas, en especial de las más vulnerables

La máquina de vapor, la energía hidráulica, la mecanización, la producción en masa, la electricidad, la informática, internet...

Todos estos avances tecnológicos han cambiado el mundo de forma sustancial y han protagonizado algunas de las distintas revoluciones industriales, que también lo han sido sociales, y que han hecho posible el progreso.

Estamos ahora en la cuarta revolución industrial, de un enorme alcance y la más rápida, una revolución en la que la ciencia, la tecnología y la ingeniería son las protagonistas indiscutibles. La falta de mujeres con estos perfiles profesionales es preocupante y compromete el éxito de esta revolución.

Estamos hablando de Inteligencia Artificial y Machine Learning que nos permite analizar conjuntamente ingentes cantidades de datos, eliminando los errores humanos y creando herramientas fiables y fáciles que nos permiten tomar decisiones acertadas.

Como Blockchain, en este momento usado principalmente en las criptodivisas, pero que se aplicará en la seguridad alimentaria o la propiedad intelectual. Internet con la ayuda del 5G, el Edre Computing producirá una verdadera revolución en ciudades inteligentes, vehículos y drones autónomo. Será posible un sistema de transporte interconectado con evidentes beneficios medioambientales y sociales. Con la Computación cuántica cambiaremos los bits por los cubits que harán cálculos complejos inimaginables para las computadoras actuales. Nanotecnología, ya se usa esta tecnología en el ámbito de la salud para vendajes quirúrgicos para crear órganos o para hacer diagnósticos más certeros. Podemos manipular estructuras y manejar células, virus y trazas de ADN, utilizando robots y herramientas de tamaño microscópico.

Otros retos indiscutibles son la producción de alimentos para una población que crecerá un 50% hasta 2050, la obtención de agua de la atmósfera o la construcción de centrales energéticas en el espacio. Todo esto en el entorno de conseguir la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Ante este panorama, parece lógico que el Secretario General de la ONU haya propuesto reunir a líderes de todo el mundo en la que ha denominado “cumbre del futuro”, siendo uno de los ejes de esta propuesta regular las nuevas tecnologías.

Si se llega a celebrar esta cumbre, prevista para 2023, estarán los líderes de los 193 estados miembros, y aquí las cifras son inapelables: el 90 % de los Jefes de Estado y de

Gobierno son hombres, lo que vuelve a dejar sin voz a las mujeres en los lugares donde se toman las decisiones. La inmensa mayoría de los países nunca han sido gobernados por una mujer. Si seguimos en esta tendencia tardaremos más de 100 años en llegar a la paridad en la política.

Comparto plenamente las palabras de la escritora Mónica Nepote cuando dice que, gracias a la tecnología, estamos ante un “cambio de paradigma” que está transformando nuestra forma de estar en el mundo y que esta tecnología refleja los sesgos y estereotipos de quien la diseña, según ella hombres blancos y ricos. Con esto último ya no estoy tan de acuerdo.

Contar con los criterios de las mujeres para establecer otro orden de prioridades humanizará la tecnología, le dará sentido y reflejará claramente su propósito que sin duda no es otro que poner en el centro de todas las decisiones el bienestar de las personas, en especial de las más vulnerables, y garantizar la sostenibilidad del planeta.

Sirva como argumento a esta afirmación conocer el más reciente Mapa de las Mujeres en el Poder de la Unión Interparlamentaria y ONU mujeres. La mayoría de las mujeres en puestos de decisión manejan prioridades relacionadas con las personas, sus problemas sociales, el trabajo, la educación, el medio ambiente, los recursos naturales, la energía…

Las profesiones que elegimos las mujeres están alineadas con nuestras prioridades que son bastante coincidentes con las descritas y no hemos sido capaces de transmitir a las nuevas generaciones que la ingeniería y la tecnología son el camino. Por eso uno de los objetivos del Proyecto “Mujer e Ingeniería” que dirijo en la Real Academia de Ingeniería es poner en valor su contribución a conseguir estos objetivos.

Lo que nos depara el presente y el futuro es tecnología que desarrollaran tecnólogos e ingenieros en informática, en telecomunicaciones, electrónicos, aeroespaciales, eléctricos, químicos, de materiales, navales y oceánicos, de la energía, mecánicos, medio ambientales, ingeniería biomédica, biotecnología… (más de 40 títulos de grado en ingeniería después de la reforma de Bolonia).

Si no conseguimos que las generaciones presentes y futuras de mujeres, se interesen por estas materias, habrá una minoría de élite, como mantiene Nepote, que diseñará un futuro carente de la riqueza de la diversidad, a la medida de unos pocos, y que nos afectará a todos.

Sara Gomez

Autora

Sara Gómez

Directora General del Proyecto “Mujer e Ingeniería” Real Academia de Ingeniería de España.

Ingeniera y Doctora por la Universidad Politécnica de Madrid. Profesora e investigadora en la Universidad Politécnica de Madrid, en el área de conocimiento de Mecánica de Medios Continuos y Teoría de Estructuras. Miembro del Comité Científico Asesor de la Fundación Gadea por la Ciencia en el área de conocimiento de ingeniería y Tecnología. Patrona de la Fundación ELLIS (European Laboratory for Learning and Intelligent Systems) en su sede Alicante cuyo objetivo es impulsar el desarrollo de la Inteligencia artificial en Europa. Premio “Mujer y Tecnología Fundación Orange”. El galardón premia a mujeres que destacan por su labor en los ámbitos de la tecnología y la innovación social, y cuyos resultados constituyen un referente en el desarrollo y la transformación de la sociedad, mejorando la calidad de vida de las personas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.