Las tecnologías emergentes como riesgo

Las tecnologías emergentes como riesgo

Los CEO están orientando las inversiones hacia áreas que impulsan el crecimiento

Globalmente, las tecnologías emergentes se sitúan como la mayor amenaza para el crecimiento de las organizaciones en los próximos tres años y entre las tres principales preocupaciones para las compañías. Localmente, en España la valoración de los CEO sobre el impacto de las tecnologías disruptivas en sus mapas de riesgos es más sobria.

No obstante, para uno de cada cuatro CEO entrevistados (24%) en España avanzar en la digitalización y la conectividad entre negocios es su prioridad operativa para alcanzar sus objetivos de crecimiento en los próximos tres años. La creciente importancia de la transformación digital se ve impulsada por la generalización del teletrabajo y una mayor conciencia sobre los ciberriesgos en un con texto de mayor tensión geopolítica.

Takahito Tokita, consejero delegado de Fujitsu Limited, lidera el proceso de transformación de su organización, que pasará de ser una compañía tradicional de tecnología a convertirse en una empresa de experiencia digital basada en el propósito. “Siempre hemos confiado en nuestra tecnología e innovaciones, pero, en las conversaciones con nuestros clientes nos dábamos cuenta de que necesitan algo más que productos: necesitan capacidades integradas y de valor añadido que les ayuden a avanzar en su transformación digital. Consideré que debíamos pasar de ser una compañía de IT a una empresa de experiencia digital para satisfacer esta demanda y reflejar que no vamos a ser una compañía que solo sigue viejas tradiciones”.

Seguir por el buen camino

Una recesión podría obligar a las empresas a replantearse sus estrategias de digitalización. En el conjunto de los países analizados, cuatro de cada cinco CEO (77%) han paralizado su transformación digital o van a hacerlo en los próximos seis meses. En España, este porcentaje es 19 puntos inferior (58%), lo que pone de manifiesto que, en un entorno que está obligando a revisar las estrategias, los primeros ejecutivos españoles están priorizando la transformación digital sobre otros ámbitos de la gestión corporativa. De hecho, tres de cada cuatro CEO españoles (76%, frente al 70% global) consideran que necesitan ser más rápidos a la hora de identificar oportunidades de digitalización en las que invertir y desinvertir en aquellas que hayan quedado obsoletas en este ámbito.

La transformación digital se ha encarecido en los últimos años y por esa razón es necesario priorizar la inversión en áreas que ayuden al crecimiento (y, potencialmente, reducirla o reconsiderarla en aquellas que no se consideran críticas). En un entorno de incertidumbre, es un imperativo que las inversiones digitales se orienten a oportunidades con impacto, medibles, que generen valor e impulsen los objetivos estratégicos.

Integrar personas y tecnología

Cuando se les pregunta a los CEO españoles si sus inversiones priorizarán la adquisición de tecnología o el desarrollo de las capacidades de sus profesionales, un 60% marca la primera opción. Este resultado supone un cambio con respecto a la edición de 2021, en la que un 56% de los encuestados en España priorizó la segunda.

Estos datos ponen de manifiesto el interés de los primeros ejecutivos españoles por adquirir la tecnología con la que adaptar sus modelos operativos a un escenario geopolítico complejo, en el que los ciberriesgos y las dificultades logísticas se están viendo incrementados.

Globalmente, la mayoría de los CEO también priorizarán la inversión en nuevas tecnologías, aunque el porcentaje se reduce en comparación con el año pasado (56% frente al 60%). Esta tendencia revela que, en un escenario cada vez más competitivo, los CEO están apostando por incrementar la productividad de sus equipos y así potenciar el crecimiento de la organización.

Alianzas de éxito

Pocas organizaciones pueden alcanzar el éxito por sí mismas. Construir alianzas ayuda a las compañías a adquirir una ventaja competitiva. Los CEO consideran cada vez más importante el desarrollo de estas alianzas en su proceso de transformación digital. En España un 76% de los CEO encuestados considera que va a ser necesario cerrar acuerdos y alianzas para mantener el ritmo de la digitalización de sus organizaciones. Además, entre los CEO españoles, las alianzas con terceros constituyen la tercera principal estrategia de crecimiento para los próximos tres años. En el conjunto de los países analizados es la primera.

Para las empresas es cada vez más importante asociarse con organizaciones que aporten agilidad y resiliencia e impulsen el crecimiento (start-ups, fintech, etc.). Para culminar su transformación con éxito, los CEO necesitan los socios adecuados y la capacidad de establecer conexiones entre ellos.

La ciberseguridad como función estratégica

Aunque hay otros riesgos que preocupan más a los CEO, la ciberseguridad mantiene un lugar destacado en las agendas corporativas: En España, un 64% de los encuestados considera que la seguridad de la información supone una función estratégica y una potencial ventaja competitiva. Aunque el porcentaje es inferior al global (77%), es claramente mayoritario. De hecho, dos de cada tres CEO españoles (68%) señalan que la incertidumbre geopolítica ha incrementado la preocupación de su organización por los ciberataques y tres de cada cuatro (76%) afirman que proteger su ecosistema de alianzas y su cadena de suministro es tan importante como desarrollar las defensas de la compañía frente a posibles ciberataques.

El complejo entorno geopolítico ha provocado que la empresas estén más concienciadas sobre la importancia de la ciberseguridad ya que les ha brindado la posibilidad de evaluar con mayor exactitud su capacidad de respuesta ante un posible ciberataque. En esta edición, ha incrementado el porcentaje de los CEO que consideran que su compañía no está preparada (en España ha pasado del 12% al 30% y globalmente ha crecido del 13% al 24%) ante un evento de este tipo. El porcentaje de aquellos que consideran que están preparados alcanza el 54% en España y el 56% en el conjunto de los países analizados, niveles similares a los de 2021.

También aumenta el número de CEO que afirman que su organización está preparada ante un ataque de ransomware con respecto a la pasada edición: en España crece dos puntos hasta el 68% y globalmente se incrementa cuatro puntos hasta el 72%.

El crecimiento exponencial de los ciberataques unido a la dificultad para anticiparlos exige mayores dosis de innovación y automatización en este ámbito. Alexis George, consejera delegada de AMP, reconoce que los riesgos relacionados con la ciberseguridad han aumentado a medida que su organización ha incrementado sus capacidades digitales. “La ciberseguridad es, sin duda, uno de los principales riesgos para el futuro de nuestro sector. Nosotros gestionamos nuestros riesgos correctamente, pero como en cualquier compañía, nuestros datos son un objetivo de estos ataques. Las brechas de privacidad y las estafas son amenazas reales y los ciberdelincuentes son cada vez más sofisticados: ese es el panorama actual de las finanzas digitales. Tenemos que seguir adaptándonos, preparándonos y respondiendo”, señala.

Oportunidades de crecimiento

  • Integración entre personas y tecnología
    Las empresas han realizado grandes inversiones en su transformación digital. Ahora les corresponde garantizar que sus profesionales adoptan estas tecnologías a través de una adecuada gestión del cambio y extraen el máximo potencial.
  • Alianzas para generar valor
    Al tiempo que los CEO se muestran más interesados en cerrar alianzas, identificar, integrar y gestionar a terceros de forma efectiva contribuye a reducir el tiempo en el que un producto o servicio se instala en el mercado, a disminuir los costes, a mitigar riesgos y a solventar carencias que impidan cumplir con la promesa al cliente.
  • Cerca del cliente
    Las empresas deben diseñar sus procesos tomando al consumidor como punto de partida y no como punto final. Así podrán determinar los requisitos que debe cumplir la experiencia de cliente para que sea atractiva.
  • La ciberseguridad, una función estratégica
    La ciberseguridad ha dejado de verse como un asunto tecnológico para pasar a ser un imperativo. El crecimiento exponencial que han experimentado los ciberataques, unido a la dificultad para detectarlos con suficiente antelación exige un impulso de la automatización y de la innovación en la gestión de este tipo de riesgos.

Estudio publicado en: https://home.kpmg/es/es/home/tendencias/2022/10/kpmg-2022-ceo-outlook/tecnologia.html

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.