AIMPLAS estudia la calidad de los plásticos reciclados a partir de residuos de la automoción para contribuir a su mayor uso en el sector

AIMPLAS estudia la calidad de los plásticos reciclados a partir de residuos de la automoción para contribuir a su mayor uso en el sector

El proyecto SURFTOP desarrolla las tecnologías necesarias para que el material plástico reciclado mantenga las propiedades superficiales y los requisitos de la calidad del aire en el interior del vehículo (VIAQ) establecidas por los fabricantes

En la industria del automóvil, el uso de materiales plásticos, tanto en el exterior, como en el interior de los vehículos, aumenta paulatinamente reemplazando otros materiales usados tradicionalmente, como el metal. Y es que permiten reducir el peso de los vehículos y, por lo tanto, reducir las emisiones de CO2. A su vez, el sector automovilístico, como uno de los mayores consumidores de plásticos en el mundo, apuesta cada vez más por la introducción de mayores porcentajes de plástico reciclado para producir vehículos más sostenibles y reducir el impacto ambiental.

Con el objetivo de facilitar el uso de materiales reciclados y renovables en el sector automotriz, AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, ha puesto en marcha el proyecto SURFTOP, financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad e Innovación (IVACE+i) y los fondos FEDER. El proyecto se centra en estudiar la influencia del material reciclado en la fabricación de piezas para el interior y el exterior de vehículos y busca establecer y desarrollar las tecnologías necesarias que permitan cumplir con los requisitos de la calidad del aire en el interior del vehículo (VIAQ) y mantener las propiedades superficiales establecidas por los fabricantes.

Según ha explicado Sergio Mayor Aroca, investigador en el Laboratorio de Automoción y Transporte en AIMPLAS, “la mejora de la calidad de los materiales reciclados precedentes de automóviles es clave para contribuir a un mayor uso en el sector. SURFTOP se enmarca en la estrategia de economía circular, ya que se centra en obtener materias primas recicladas a partir de residuos procedentes del sector de la automoción para la fabricación de nuevas piezas, que se analizarán en cuanto a compuestos volátiles, semivolátiles y propiedades superficiales para cumplir con los requisitos establecidos por la industria del automóvil en piezas tanto para uso interior como exterior.”.

Las propiedades superficiales de los plásticos hacen referencia a las características de la superficie del material que pueden afectar a su apariencia (brillo, color, rugosidad), capacidad de unión (sobre todo para piezas que van a ser pintadas) y resistencia al desgaste, impacto o rayado y a agentes químicos. Por otra parte, en el interior del vehículo es necesario, además, asegurar las bajas emisiones de compuestos orgánicos volátiles y olor de los materiales plásticos reciclados para cumplir con los requisitos de los fabricantes.

En este proyecto participa la empresa de inyección de piezas de automoción y pintado, Prisma Soporte Industrial, que trabajará en la validación del proceso y la funcionalidad de los materiales reciclados para cumplir con los requisitos de calidad y emisiones de las piezas finales, así como en la transferencia de resultados, y la empresa de reciclaje GBP Metal Group que proporcionará materiales reciclados post-consumo procedentes de partes específicas de los automóviles.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.