La Comisión Europea empodera a los ciudadanos para que se protejan ante las estafas en Internet

La pandemia ha transformado nuestra forma de comprar y ha incrementado la exposición a Internet

La Comisión Europea ha lanzado la campaña de concienciación “Tu futuro. Tu elección”  con el objetivo de empoderar a los consumidores europeos de manera que puedan tomar decisiones más informadas cada vez que realizan una compra. La campaña se divide en cuatro áreas diferenciadas: seguridad en Internet, protección de datos, conocimientos financieros y consumo sostenible.

En el caso concreto de la seguridad en Internet, la Comisión alerta de que “un clic puede cambiarlo todo. Para protegernos debemos conocer nuestras vulnerabilidades y cómo nos pueden atacar. Por ejemplo, el banco nunca nos va a pedir nuestros datos personales o de tarjeta por correo. Internet es una herramienta muy útil, pero también nos expone a riesgos. Las ofertas que nos encontramos pueden estar diseñadas para gastar más y, sobre todo, antes de comprar en línea hay que verificar que los sitios son seguros: el 56% de los adultos europeos ha sufrido un fraude en línea en los últimos dos años y sólo un 21% de los afectados denuncia”.

Desde la Comisión también se recuerda que las ciberestafas más comunes que debemos vigilar como ciudadanos son premios falsos, suplantaciones de identidad, problemas informáticos falsos, promesas a cambio de transferir dinero o solicitudes de pago por supuestos “problemas con la cuenta bancaria”.

La legislación europea ofrece una red de seguridad para las compras en línea y obliga al vendedor a proporcionar la información adecuada antes de suscribir un contrato. Esta información abarca la identidad del vendedor, el contenido del pedido, las condiciones relativas a la compra, la obligación de pago y el método de pago.

Para obtener consejos útiles sobre cuestiones como la pérdida o el robo de tarjetas bancarias, transacciones fraudulentas y la no entrega de artículos comprados, la Comisión Europea recomienda visitar este sitio web que ofrece detalles sobre cómo recuperar el dinero tras un error, robo o fraude: https://www.eccbelgium.be/themes/services-in-europe/easy-payments-within-europe/recovering-money-following-an-error-theft-or-fraud. Y para conseguir más información sobre cómo detectar/evitar ofertas engañosas y consejos útiles para vigilar a la hora de evaluar el comportamiento de los vendedores, se puede visitar el sitio web https://ec.europa.eu/info/live-work-travel-eu/consumer-rights-and-complaints/enforcement-consumer-protection/scams-related-covid-19_en.  

Conocimiento para tomar las mejores decisiones informadas

La crisis provocada por la COVID-19 ha mostrado que la digitalización juega un papel fundamental para empresas y consumidores, pero que también abre las oportunidades de negocio a los ciberdelincuentes. La pandemia también ha acelerado la necesidad de incrementar los conocimientos básicos sobre finanzas como herramienta esencial para que los ciudadanos puedan gestionar sus ingresos y gastos de forma más flexible. Otro de los elementos más relevantes observados durante el confinamiento ha sido la reducción de la contaminación, lo que ha motivado a muchos ciudadanos europeos a poner el foco en la sostenibilidad a largo plazo.

 En 2020 la Agencia Ejecutiva del Consumidor, Salud, Agricultura y Alimentación (CHAFEA) organizó un concurso en toda la UE, Islandia y Noruega para animar a organizaciones juveniles y de consumidores a que presentaran ideas para la realización de vídeos cortos sobre los temas siguientes: consumo sostenible, cultura financiera, seguridad en internet y protección de datos. Las ideas presentadas se evaluaron en función de una serie de criterios y se eligieron dos ganadores entre las candidaturas. Las organizaciones ganadoras fueron TEEVIIT (Estonia) en la categoría de “Seguridad en internet” y COFACE Families Europe (Bélgica) en la de “Protección de Datos”.

 En noviembre, la Comisión Europea presentó la Nueva Agenda del Consumidor con el objetivo de definir las formas de mejorar la protección de los consumidores durante y después de la pandemia. Con este proyecto, que se alargará hasta 2025, se pretende responder a las necesidades de los consumidores para que jueguen un papel activo en la toma de decisiones informadas, prestando especial atención a las transformaciones verde y digital y a través de una serie de acciones concretas:

  • Transición ecológica con el empoderamiento de los consumidores para que desempeñen un papel activo.
  • Transformación digital como garantía de que los consumidores estén tan protegidos en línea como fuera de línea.
  • Cumplimiento y vías de recurso como garantía de que todos los consumidores se benefician plenamente de sus derechos.
  • Vulnerabilidad de los consumidores para reforzar la concienciación de los consumidores, abordando las necesidades de sus diferentes grupos.
  • Protección de los consumidores en el mundo fomentando una protección de alto nivel de los consumidores en el extranjero.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.