La inversion Española en I+D creció en 2021 cerca del 8%, según el indicador adelantado de COTEC

La inversion Española en I+D creció en 2021 cerca del 8%, según el indicador adelantado de COTEC

Sigue lejos del objetivo del 2,12% del PIB en 2027 fijado en la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación

La inversión en I+D del conjunto de los agentes económicos españoles creció cerca de un 8% en 2021, según el indicador adelantado que elabora la Fundación Cotec para la innovación. De confirmarse la previsión, se habría superado por primera vez en la serie temporal la cifra de 16.000 millones de euros anuales de inversión en conocimiento. De hecho, el modelo prevé una inversión próxima a los 17.000 millones, más de 1.000 por encima que en 2020: 15.768, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). El año pasado fue el primero de implementación de los fondos europeos Next Generation EU.

El indicador adelantado de Cotec muestra que no solo se trataría de la séptima tasa consecutiva de crecimiento de la inversión en I+D en España, sino también de la más alta en todo este periodo (en 2020 creció el 1,3%). Habría que remontarse a los años anteriores a la crisis financiera para
encontrar tasas de crecimiento similares. A esta evolución positiva de la inversión habrían contribuido tanto el sector público (por quinto año consecutivo), como el privado (séptimo).

El dato de inversión definitivo se conocerá el próximo noviembre, cuando el INE publique los datos oficiales de la Encuesta de Actividades de I+D correspondientes al año 2021.

La inversión en I+D mantiene su peso en el PIB en 2021

El incremento de la inversión en I+D previsto por Cotec se situaría en línea con el avance del PIB nominal en 2021 (7,4%). De esta manera, a pesar de su fuerte crecimiento de confirmarse la previsión, la inversión en conocimiento no habría logrado incrementar su peso en la estructura productiva española en 2021, aunque sí mantenerlo.

En este sentido, en 2021 se habría producido lo contrario al año anterior. En 2020 hubo un modesto crecimiento de la inversión en términos absolutos (196 millones de euros, un 1,3% más que en 2019) que, sin embargo, se tradujo en un espectacular avance en términos relativos (la ratio de inversión I+D sobre PIB pasó del 1,25% en 2019 al 1,41% en 2020) por el efecto estadístico derivado de la fuerte caída del PIB nominal (-11%, la mayor entre los 27 estados miembros de la Unión Europea).

Por el contrario, en 2021 se habría producido un muy fuerte crecimiento de la inversión en términos absolutos (el ya mencionado 8% y de más de 1.000 millones de euros), que se traduciría en un estancamiento del peso de la I+D en la estructura productiva, por el avance del PIB en la misma magnitud. En otras palabras, el efecto estadístico que impulsó la ratio I+D sobre PIB en 2020 actúa en sentido contrario en 2021.

Estrategia española de ciencia e innovación

La Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación fija el objetivo de situar la economía española en una inversión en I+D del 2,12% del PIB para 2027, convergiendo con la UE. Sin embargo, esta meta podría no alcanzarse incluso en el escenario de conseguir mantener en los próximos años un crecimiento anual de la inversión en la tasa de crecimiento del 8% previsto por Cotec para 2021.

Según los cálculos de Cotec, que toma como referencia el escenario macroeconómico plurianual del Programa de Estabilidad de España, de mantenerse una tasa de crecimiento de la inversión en I+D del 8% en promedio anual hasta 2027, la ratio de I+D sobre PIB se situaría en el 1,68%, por debajo del objetivo del 2,12% que marca la Estrategia.

La Fundación califica esta tasa de inversión del 8% como excepcional’, por no haberse producido algo similar en más de una década y porque está muy vinculada a los fondos europeos de Next Generation EU. “Estos fondos no estarán disponibles para siempre y, por lo tanto, habrá que conseguir reemplazarlos con fondos de origen nacional, tanto públicos como privados”, advierten desde Cotec.

El análisis de Cotec calcula que para alcanzar el objetivo del 2,12% en 2027 se necesitaría una tasa de crecimiento medio anual de la inversión en I+D de al menos el 12,5%. En términos absolutos, supondría duplicar el volumen de inversión actual, añadiendo más de 15.000 millones de euros de inversión adicionales al sistema de ciencia e innovación, hasta los 34.000 millones en 2027.

La Fundación concreta que “tanto el sector público como el privado deberían contribuir a este gran esfuerzo con recursos adicionales, aunque no con la misma intensidad, siendo mayor la aportación necesaria por parte del sector privado, tal y como reconoce la propia Estrategia”.

Sin embargo, las proyecciones de la evolución del gasto por funciones consolidado de las Administraciones Públicas hasta 2025, incluidas en el Programa de Estabilidad de España 2022-

2025 no invitan al optimismo. Según explica Cotec, en el área de gasto 4 (Asuntos Económicos, dentro de la cual se incluye la I+D, entre otras políticas) se observa una previsión de que en 2025 el conjunto de las Administraciones invertirá en esas políticas un porcentaje sobre el PIB menor que antes de la pandemia. “No habría, por lo tanto, una previsión de suplir los fondos europeos con nuevos fondos nacionales en esa área de gasto público”, advierten desde Cotec.

Más afiliados en actividades de I+D

El número de afiliados a la Seguridad Social en la rama de actividad 72 (Investigación y Desarrollo) alcanzó las 105.704 personas en el mes de mayo de 2022, 8.423 más que un año antes, lo que supone una tasa de crecimiento interanual del 8,7% y establece un nuevo máximo.

El sector recuperó de manera muy rápida, ya en octubre de 2020, el empleo perdido durante los meses iniciales de pandemia. Desde entonces ha seguido además incorporando nuevos trabajadores. Presenta un ritmo de avance más intenso del observado, por ejemplo, en e l conjunto del sector servicios (que crece a un ritmo del 6,2% interanual en el mismo mes de mayo).

El dato de afiliados a la Seguridad Social en la rama de actividad 72 es uno de los elementos sobre los que se construye el indicador adelantado de Cotec.

Explicación del modelo

El modelo de predicción de Cotec aspira a anticiparse unos meses a los datos oficiales sobre inversión en I+D del conjunto de los agentes económicos españoles, una variable clave para la modernización de la economía. El proyecto cuenta con la colaboración del Centro de Predicción Económica (Ceprede) y de Eva Senra, profesora de Economía de la Universidad de Alcalá y miembro de la red de expertos Los 100 de Cotec. El objetivo de Cotec es consolidar este indicador y ofrecer actualizaciones periódicas de sus estimaciones.

La herramienta se basa en un modelo anual para la evolución del gasto en I+D configurado a partir de variables macroeconómicas para cada uno de los cuatro grandes agentes involucrados (Administración Pública, Universidad, Empresas e Instituciones Privadas sin fines de lucro). Las variables macroeconómicas consideradas en el modelo estructural anual son Gasto Público (Presupuestos Política de Gasto 46, ejecución), Excedente y Crédito de Empresas, Consumo y subvenciones de explotación de ISFLSH.

El modelo presenta un margen de error de (+/-) 2,5 puntos porcentuales, lo que es habitual para la predicción de variables de este tipo y es susceptible de ajustes sucesivos.

Los resultados se contrastan con otro modelo, de frecuencia trimestral, que incluye siete variables complementarias: el número de afiliados dados de alta en la seguridad social en el sector de actividad de la I+D (código CNAE 72), las solicitudes de patentes, los ingresos de balanza de pagos por uso de la propiedad intelectual, las importaciones de sangre y sueros, las importaciones de instrumentos para análisis físicos o químicos, la demanda de los últimos tres meses en el sector de actividad de la I+D, así como un indicador de confianza en el mismo.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.