¿Qué es el metal líquido y cuáles serían sus aplicaciones?

¿Qué es el metal líquido y cuáles serían sus aplicaciones?

Este descubrimiento de los científicos de la Universidad Tsinghua marcó un antes y un después. Esto se debe a que permite tanto optimizar elementos como transformarlos de forma íntegra para satisfacer determinados objetivos

Un grupo de científicos de la Universidad Tsinghua descubrió cómo utilizar un metal líquido para convertirlo en diversos objetos inteligentes. A partir de formularlo como recubrimiento del papel y otros materiales, se puede transformar, por ejemplo, en robots.

En caso de poder concretarse, se logrará un verdadero hito que, hasta ahora, ocurre solo en las películas de ficción. A su vez, este tipo de metal serviría también para emplearse en las impresoras 3D y mejorar elementos ya existentes.

¿En qué consiste la aleación del metal líquido?

La aleación de metal líquido es un proceso en el cual se mezclan dos o más metales en dicho estado para obtener una combinación homogénea de sus propiedades. Generalmente se realiza calentando los metales componentes hasta que se funden y se convierten en líquidos. Luego, se mezclan y agitan para garantizar una distribución uniforme. 

Una vez que se consigue la aleación deseada, esta se enfría hasta solidificarse y formar una nueva estructura metálica. Todo esto representa, además, el mecanismo en el que el grupo de científicos busca transformar notablementeciertos objetos.

Cuatro características del metal líquido

Este material permite transformar cosas cotidianas en objetos inteligentes gracias a sus características. Las cuatro más importantes son las siguientes:

Temperatura de fusión

Cuando el metal está líquido es cuando se encuentra en estado fundido y, por ende, alcanza su punto de fusión. Asimismo, la temperatura exacta puede variar según el tipo de metal. Por ejemplo, en el mercurio suele ser bajo, mientras que, en el hierro, muy alto. Suele oscilar entre 420 y más de 2000°C.

Alta densidad

La densidad consta de la relación entre la masa y el volumen de una determinada sustancia. Al estar el metal en estado líquido, las partículas se acercan entre sí y se muestran más móviles que cuando se encuentran sólidas

En consecuencia, la densidad es más alta, algo clave, justamente, para modificar objetos. También para determinar la cantidad total de metal que se requiere para la transformación completa de los mismos.

Conductividad eléctrica y térmica muy destacada

El metal líquido es conductor de calor y electricidad efectivos debido a la movilidad de los electrones en dicha estructura. Esto posibilita una conductividad de ambos rápida y sin inconvenientes a través del material. Tal es así, que el propio calor representa otra de las claves para el proceso de conversión de objetos. Por ejemplo, para estructuras 3D.

Alto grado de reactividad química

La reactividad química es la capacidad de una sustancia para tener una reacción química, ya sea sola o junto con otras. De esta forma, cada elemento se puede transformar y liberar energía. Se trata de otra de las características y ventajas del metal líquido para la conversión de elementos.

Cabe destacar que la reactividad química que tanto destaca a este metal se evidencia en la termodinámica y la cinética. En la primera por el hecho de que, a mayor reactividad, menos energía. En cambio, en la segunda, porque aumenta la velocidad de transformación de los reactivos si también lo hace la reactividad.

¿En qué estado se encuentra el proyecto del metal líquido?

Diferentes creaciones surgidas en el último tiempo permiten evidenciar que este proyecto de la Universidad Tsinghua muestra avances. Por ejemplo, un simple papel autoadhesivo puede convertirse en un dispositivo inteligente en apenas cuatro pasos:

  • Se toma dicho papel en buen estado para comenzar con el proceso.
  • Se le otorga el formato necesario para alcanzar el objetivo.
  • Se libera para terminar de darle la forma adecuada.
  • Se obtiene el resultado final.

Cabe aclarar que el descubrimiento de los científicos carece de un fin o acción específica. Es decir, no hacen énfasis en un determinado elemento o en la conversión de un producto concreto. Simplemente, buscan facilitar el proceso de utilización del metal líquido para poder mostrar cada vez mayores resultados.

En este sentido, el grupo se encontró con una dificultad: la alta tensión del material superficial líquido que impide que tanto el papel como otros materiales se adherían correctamente. Al corregirlo aplicando un revestimiento de metal líquido a superficies complicadas, facilitan el proceso y posibilitan nuevas y más creaciones.

Este descubrimiento de los científicos de la Universidad Tsinghua marcó un antes y un después. Esto se debe a que permite tanto optimizar elementos como transformarlos de forma íntegra para satisfacer determinados objetivos. Y se espera que así sea en el corto y mediano plazo.

Fuente:

ThinkBig

El blog de innovación de Telefónica

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.