WiFi gratis en New York: refugio de ‘homeless’… ¡y mucho porno!

Homeless

Los ‘homeless’ copan las antiguas cabinas telefónicas,  y se pasan el día viendo pornografía y masturbándose en público. Y ello a pesar de que, en teoría, la red WiFi filtra y bloquea el acceso a sitios prohibidos.

Tras unos meses en funcionamiento, el plan de la alcaldía de Nueva York para cambiar las cabinas de teléfono por redes WiFi gratuitas —conexiones de 1,3 Gbps en un radio de 50 metros— se ha topado con la cruda realidad: los ‘homeless’ se han refugiado en ellas, copándolas,  y “se pasan el día viendo porno y masturbándose en público”, según una fuente oficial. Y eso a pesar de que, en teoría, la red WiFi filtra y bloquea el acceso a sitios de pornografía, pero al parecer no lo suficiente.

La situación, paradójicamente, se produce justo cuando el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, acaba de afirmar, en su discurso sobre el estado de la UE, que en 2025 todas las ciudades y vías de comunicación de la UE deben tener una cobertura ininterrumpida de 5G y que, con la normativa WiFi4EU, se ofrezca Wi-Fi gratuito en y alrededor de los edificios públicos, centros de salud, parques y plazas.

Según  un reportaje publicado por el diario londinense The Guardian, LinkNYC, la entidad gestora del servicio se ha visto obligada a suspender el servicio temporalmente, hasta que halle una solución al asunto.

Los postes de LinkNYC, inaugurados hace menos de un año, también permiten hacer llamadas de voz locales gratis, y, además, cargar el teléfono móvil. 

 

Este era el plan

El plan de Nueva York era ir retirando sus cabinas telefónicas convencionales. En su lugar, el consorcio LinkNYC instaló puntos de conexión WiFi que proporcionarán velocidades de hasta un 1,3 Gbps en un radio de 50 metros y de forma gratuita.

Además de la conexión a Internet, las cabinas de LinkNYC ofrecen acceso a servicios e información relacionada con la ciudad a través de una pantalla táctil, permiten la realización de llamadas de voz gratuitas dentro de EE UU, contacto directo con servicios médicos y de emergencias y tomas de corriente USB para la carga de batería de los dispositivos móviles.

 

Está previsto instalar 10.000 de estos postes o ‘cabinas conectadas’

 

El desarrollo de los postes considera dos premisas relevantes de la ciudad, ambas aplicables a cualquier ciudad con una cantidad significativa de turistas: ofrecer información en múltiples idiomas y lugares de conexión para los más de 50 millones de turistas que visitan la ciudad cada año.

Según el informe Inside New York’s Plan To Cover The City In Free, Super-Fast Wi-Fi, el proyecto tiene en consideración especial a los ‘marginados digitales’, ciudadanos que no disponen de conexión a Internet en casa o en sus teléfonos móviles y que dependen de redes wifi para poder conectarse.

Toda la infraestructura de servicio se financia mediante la publicidad exhibida en las pantallas exteriores de los postes, lo que evita que tanto el despliegue como la prestación de servicios y de conexión WiFi no repercutan en los presupuestos de la ciudad. En cambio, se calculaba, que la ciudad de Nueva York recibiría 500 millones de dólares durante los próximos doce años.

En total, se tiene previsto instalar 10. 000 de estos postes o «cabinas conectadas» en los cinco burgos que forman la ciudad de Nueva York: Manhattan, Brooklyn, Queens, Bronx y Staten Island.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.