Las cooperativas ganaderas preocupadas por la posible prohibición de la caza del lobo

12_agrosmart


El sector reclama una mayor profundidad y agilidad de las medidas, para que la ayuda o compensación al ganadero sea realmente efectiva

Cooperativas Agro-alimentarias de España considera fundamental continuar trabajando en dos aspectos claves, el control poblacional de la fauna salvaje y el refuerzo de las medidas de apoyo a la viabilidad de las explotaciones afectadas por la convivencia con grandes carnívoros. Es cierto que siempre han existido apoyos e indemnizaciones a los ganaderos afectados, pero el sector reclama una mayor profundidad y agilidad de las medidas, para que la ayuda o compensación al ganadero sea realmente efectiva.

Cooperativas Agro-alimentarias de España comprende la intención del Gobierno de tratar de proteger a las especies de la fauna salvaje más representativas del territorio, en el marco de un clima internacional de protección creciente de la biodiversidad, que nuestra Organización apoya sin titubeos.

Desde Cooperativas Agro-alimentarias de España consideramos que la decisión del Gobierno debe ser analizada y consensuada con todos los agentes interesados e implicados, como los ganaderos, administraciones central y autonómicas, gestores del territorio, expertos en fauna salvaje, comunidad científica, etc. Poner fin a las estrategias actuales de control de la especie podría derivar en un crecimiento exponencial de las cabañas de lobo en España o su expansión a nuevos territorios, con el consecuente riesgo y perjuicio para los ganaderos extensivos de nuestro país, por lo que es necesario un análisis técnico sosegado.

Los ganaderos extensivos prestan importantes servicios ecosistémicos de interés medioambiental, pero también social y económico en el territorio, actividades que mantienen el medio rural. Los ganaderos y ganaderas atraviesan desde hace tiempo importantes problemas económicos derivados de su debilidad en la cadena alimentaria y de la falta de rentabilidad estructural de su actividad, que les impide realizar inversiones y, por supuesto, les expone de manera agresiva a cualquier imprevisto que aumente sus costes de producción y perjudique su estrecha cuenta de resultados. Por tanto, si bien consideramos fundamental la protección de la biodiversidad y de las especies más representativas de nuestro territorio, también consideramos indispensable proteger las actividades económicas que miles de familias desarrollan, manteniendo así nuestro medio rural.

Cooperativas Agro-alimentarias de España trasladará su posición y preocupación sobre este tema en la consulta pública que ha lanzado el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, y tratará de hacer llegar a la administración una propuesta de desarrollo de medidas de control y vigilancia imaginativas y de fundamento técnico, y de apoyo y compensación ágiles y suficientes con el fin de sostener a nuestros ganaderos afectados.

Las cooperativas ganaderas preocupadas por la posible prohibición de la caza del lobo

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.