El avance tecnológico de la sociedad asegura un futuro prometedor a las Smart Cities

El avance tecnológico de la sociedad asegura un futuro prometedor a las Smart Cities

Los tres ejes sobre los que pivota una Smart City son: las personas, la eficacia de los procesos y el fomento de la innovación y su repercusión en la empleabilidad

En la última década, el desarrollo de las ciudades inteligentes ha sido notable. La incorporación de soluciones tecnológicas de última generación ha contribuido a mejorar la gestión de los servicios públicos y a mejorar las prácticas sostenibles de la población, entre otros beneficios. Lo que ha dado lugar a que prácticamente todas las Comunidades Autónomas tengan implantado algún proyecto de estas características.

Porque los tres ejes sobre los que pivota una Smart City son: las personas, la eficacia de los procesos y el fomento de la innovación y su repercusión en la empleabilidad. Si entramos un poco más en detalle, veremos que la administración inteligente de los recursos municipales y provinciales permite conocer mejor cómo y cuándo se consumen, midiendo su efectividad, lo que contribuye a gestionarlos mejor.

El apoyo al I+D propicia la creación de empresas tecnológicas para dar esos servicios que fomentan el empleo. Y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos a través de la tecnología facilita un acceso universal a los servicios públicos gracias a que tienen información personalizada en tiempo real, lo que, además, les permite participar en las decisiones que les afectan.

Por eso, más que a sectores, la ciudad inteligente pone el foco en cuatro aspectos fundamentales: el medioambiente, la economía, la movilidad y la ciudadanía.

Hoy en día, los proyectos Smart son propuestas integrales para evolucionar una ciudad, transformándola gracias a la tecnología. Pero para llevarlos a cabo es necesario integrar todos los componentes tecnológicos o proyectos en una plataforma integral de todo el territorio. En el caso de Telefónica, la plataforma se llama Thinking City, e integra todo tipo de sistemas y sensores, cumpliendo estándares y siguiendo el Esquema Nacional de Seguridad (ENS) que marca el gobierno.

También es necesario contar con una Smart Office, un equipo de profesionales que se encargue de identificar, normalizar y poner en valor la información de interés para el ciudadano y un gestor municipal. Asimismo, es necesario informar a todos los miembros de la comunidad de la puesta en marcha de la iniciativa.

En el fondo, todo ello forma parte de la transformación digital de las administraciones públicas, que repercute en ciudades y municipios donde están presentes. Y Telefónica, que en 2024 celebrará su centenario, lleva muchos años ayudando a la gestión integral de los territorios, tanto rurales, como urbanos, desde la digitalización.

De hecho, mucho de los proyectos de Destinos Turísticos Inteligentes (DTI) en los que colabora la operadora están relacionados con la dinamización del turismo en provincias del interior, de la conservación y puesta en valor del patrimonio cultural e histórico y de una optimización de la gestión de los servicios públicos, como el control de aforos o de parkings, en sitios de sol y playa, como son las Islas Baleares, las Islas Canarias o la Costa Alicantina.

Próximos retos

Sin embargo, 19 años después de que se abordase en España la primera propuesta de ciudad digital del mundo, el ecosistema se enfrenta a varios desafíos. El primero de ellos es la interoperabilidad. Las administraciones con distintos niveles de competencias, como los Ayuntamientos, Diputaciones, CCAA, Administración Central, e incluso la propia UE, deben intercambiar datos y fomentar la creación de un entorno en el que haya un intercambio constante de información. Y para que esto se lleve a cabo es necesario que haya una adaptación normativa y una voluntad de compartición. En este sentido, los más avanzados son los sectores de la Administración General y la sanidad.

Nos encaminamos por tanto a un modelo de ciudades hiperconectadas que impacta directamente en nuestro día a día. Por eso, necesitamos contar con conectividades ultrarrápidas, como la que ofrece el 5G, que ya es una realidad (el pasado mes de junio la cobertura 5G de Telefónica ya alcanzaba a más del 86% de la población de España). De esta forma, se habilitan proyectos que requieran un importante ancho de banda y una respuesta inmediata, como es el caso de los vehículos autónomos y la transmisión en tiempo real de imágenes de alta calidad para conciertos o eventos con mucho público, por ejemplo.

También es imprescindible la ciberseguridad para que los datos, sobre todo los más sensibles, como, por ejemplo, los médicos, circulen por la red de forma segura, cumpliendo con las más estrictas normas de seguridad.

Además, hay que facilitar la accesibilidad, reduciendo la brecha digital. Hay que asegurarse de que la información es accesible a todos los colectivos. De esta forma, se fomenta el conocimiento y uso responsable de la tecnología, una tarea clave en los próximos años.

Finalmente, el último gran reto de futuro es ver cómo integrar el impacto de la inteligencia artificial en la gestión de las ciudades. Los algoritmos de la IA pueden analizar en cuestión de segundos lo que ocurre y proponer soluciones que ayuden en la toma de decisiones relacionados con problemas cotidianos como los atascos, la organización de los sistemas de transporte, la atención al ciudadano, la securización de las calles y la mejora de los pronósticos meteorológicos. Pero es clave que el servicio al ser humano esté en el centro de todas estas decisiones.

Autor

Frédéric Vieuxmaire

 

Frédéric Vieuxmaire, Responsable Smart City & Turismo en Telefónica España.

Nacido en París, Frédéric es licenciado en Kedge Business School (Bordeaux Fr) y en Aston University (Birmingham UK). Experiencia de más de 20 años en digitalización de empresas y AAPP en varios países y con expertise en tecnologías cómo IoT, Big Data, Espacios digitales, CEX... Actualmente, también es responsable nacional de Marketing y Desarrollo de Negocio de las áreas de Smart Cities, Turismo y Movilidad para Telefónica de España. Apasionado de los viajes y las nuevas tecnologías, le encanta aprender cada día.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.