El tejido empresarial europeo podría reducir sus emisiones un 50% si más compañías asumiesen el liderazgo climático en cada sector

El tejido empresarial europeo podría reducir sus emisiones un 50% si más compañías asumiesen el liderazgo climático en cada sector

El estudio de CDP y Oliver Wyman: Now for nature. The decade of delivery señala que tan sólo una de cada 20 empresas tiene a día de hoy objetivos firmes en materia de reducción de emisiones, ahorro de agua y lucha contra la deforestación

Si las empresas europeas más intensivas en emisiones de carbono se pusieran a la altura de las que tienen mejores resultados en materia de sostenibilidad en cada sector, las emisiones corporativas en Europa podrían reducirse a la mitad, según un nuevo informe de CDP, -organización sin ánimo de lucro que gestiona el sistema mundial de divulgación medioambiental- y la consultora estratégica Oliver Wyman. El informe analiza los datos de más de 1.220 empresas europeas que facilitaron sus impactos sobre el cambio climático, los bosques y la seguridad del agua a través del sistema de divulgación de CDP en 2021.

Así, Now For Nature: The Decade of Delivery concluye que, si bien las empresas europeas están impulsando el progreso global de los objetivos basados en la ciencia (SBT), a menudo no actúan con la contundencia necesaria sobre sus impactos ambientales a gran escala. En esta línea, el informe revela un aumento del 85% en el número de empresas que han establecido SBT con respecto al año pasado, abarcando ahora a las compañías responsables de hasta un tercio de las emisiones declaradas1

No obstante, tal y como se desprende del informe, tan solo el 16% de las empresas se han fijado objetivos alineados con los Acuerdo de París y su progreso para cumplirlos no ha alcanzado todavía el ritmo necesario. Así, si bien la pandemia supuso un descenso del 13% en las emisiones corporativas declaradas, no está probado que la irrupción del virus provocase reducciones reales ya que, en la actualidad, los recortes se mantienen al mismo ritmo que antes de la pandemia – a un 1,5% anual-, situándose muy lejos del 4,2% necesario para el cumplimiento del Acuerdo de París2. Sin embargo, el informe da motivos para el optimismo, ya que calcula que 450 millones de toneladas de CO2 están "bloqueadas", provenientes de empresas con objetivos fijados a través del SBTi.3

En esta misma línea, el estudio muestra signos de un progreso más rápido en materia financiera. Con un aumento anual de un 50%, casi la mitad (44%) de las instituciones financieras europeas informan ahora de las "emisiones financiadas" -las vinculadas a las actividades de inversión, préstamos y seguros-, aunque sólo un 27% incluye al menos la mitadde su cartera. Así, el informe señala que un terciode las instituciones financieras reconocen fomentar activamente entre las empresas de sus carteras el establecimiento objetivos climáticos alineados con la limitación del calentamiento global a 1,5°C en 2050.

Sin embargo, el análisis concluye que las cuestiones relacionadas con la naturaleza en general aún no han experimentado un progreso comparable. Por ejemplo, es casi dos veces más probable que los inversores evalúen sus carteras en relación con los riesgos climáticos que con los bosques –un 88% tendría en cuenta el primer factor frente a un 46% que atendería al segundo-.

Además, menos de una cuarta parte de las empresas con cadenas de suministro en países con alto riesgo de deforestación tienen un compromiso firme de lucha contra este problema, y menos de la mitad de las que se abastecen de carne de vacuno, soja y aceite de palma tienen sistemas de trazabilidad total. En cuanto a la seguridad del agua, el 77% de las compañías declaran haber reducido o mantenido las extracciones de agua, pero sólo el 14% de ellastiene un objetivo establecido para hacer frente a su contaminación.

Así, tan solo un 5% de las empresas que comparten sus datos de cuidado del clima, los bosques y el agua con CDP tienen objetivos sólidos en materia de emisiones, reducción de las extracciones de agua y buenas prácticas forestales, incluyendo deforestación cero. 4 Esta realidad pone de manifiesto la tendencia de las empresas a infravalorar sus impactos ambientales más amplios sobre la naturaleza y la biodiversidad.

Según el informe, las emisiones indirectas de las empresas representan hasta el 86% de sus emisiones totales, multiplicando por seis las producidas directamente. Sin embargo, solo el 53% de ellas comparten datos sobre el origen de estas emisiones indirectas, que normalmente proceden de sus cadenas de suministro y del uso de sus productos finales.

Tal y como sugiere el informe, en esta línea, las compañías parecen estar ignorando claros riesgos que pueden afectarles de manera directa. Así, el riesgo medio relacionado con el cambio climático se valoró en 355 millones de euros, diez veces más que el impacto medio de los riesgos relacionados con el agua, y cinco veces más que los riesgos relacionados con la deforestación.

En este sentido, el informe concluye que el liderazgo en materia climática se limita a unas pocas empresas, especialmente en lo referido a la acción en todas las fases de las cadenas de valor. De este modo, si todas las empresas estuvieran a la altura de las mejores de su sector, se podrían evitar cada año las emisiones equivalentes a las generadas por el Reino Unido e Irlanda.

En palabras de Pepa Chiarri, directora ejecutiva de Clima y Sostenibilidad de Oliver Wyman: “Se ha producido una enorme aceleración de la ambición climática con un mayor número de empresas que establecen objetivos basados en la ciencia, y aunque se trata de un fenómeno mundial, Europa está a la cabeza. Sin embargo, los avances en la reducción de las emisiones son más dispares y los datos se ven condicionados por el impacto de las restricciones de COVID”".

Maxfield Weiss, director ejecutivo de CDP Europa, ha señalado: "Sin duda es una buena señal que los líderes del sistema financiero y de la economía europea den un paso adelante, pero el liderazgo está realmente concentrado en unas pocas compañías y debemos ampliar la acción a todo el mercado. Es el momento de que todas las empresas e instituciones financieras con una enorme huella medioambiental global tomen medidas urgentes para alinear sus cadenas de valor con los límites naturales de nuestro planeta. Necesitamos ver una verdadera transformación para alcanzar tanto las emisiones netas cero como la plena recuperación de la naturaleza. "

1 Se refiere a las 1228 empresas que divulgan a CDP y que se analizan en este informe, que se basó en las empresas que cotizan en bolsa que divulgan datos a los inversores a través de CDP en 2021.

2 Las reducciones medias se refieren a las emisiones de Alcance 1 y 2, reportadas en un -1,5% anual para 2017-2019. El informe

3 La iniciativa Objetivos Basados en la Ciencia (SBTi).

4 Se pidió a 198 empresas europeas que revelaran datos a través de CDP en todos los cuestionarios de 2021; 83 (41%) lo hicieron, lo que sugiere que la cifra real de empresas con objetivos sólidos para todo su impacto es aún menor.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.