Foro Barcelona-Casablanca

El Foro analiza el desarrollo y la gestión de las ciudades de forma integral

La segunda edición del Foro, que tuvo lugar en Casablanca, permitió intercambiar experiencias de gestión de las ciudades, así como plantear posibles cooperaciones bilaterales. Barcelona, en junio, acogerá el tercer encuentro.


por Javier Albarracín, Director of Socioeconomic Development en el Institut Europeu de la Mediterrània


 

El futuro del Mediterráneo pasa de forma creciente por las ciudades. Los condicionantes geográficos y geológicos de muchos de los países de la zona; la gran y creciente concentración de sus poblaciones en ciudades y zonas urbanas; las tendencias climatológicas y el impacto del cambio climático; o la creciente concentración en las ciudades de los servicios sociales, los puestos de trabajo y las grandes infraestructuras logísticas están llevando a muchas ciudades del Mediterráneo a plantearse una redefinición de su viabilidad actual y su futuro a medio plazo.

Se está dando igualmente una doble tendencia por parte de las autoridades municipales de ciertos países del Mediterráneo, especialmente en el sur, tras los cambios iniciados en 2011. Por una parte, una creciente reivindicación de una mayor descentralización de competencias y los recursos económicos en favor de las ciudades (o al menos el establecimiento de un estatuto especial para ciertas ciudades relevantes en algunos de estos países) que permita a estas autoridades tener mayor capacidad de acción sobre las demandas urbanas.

Casablanca 1

"Ciudades mediteráneas se están planteando una redefinición de su viabilidad actual y de su futuro"

Por otra parte, y fruto del crecimiento demográfico de importantes ciudades, la necesidad de institucionalizar una coordinación entre los diferentes municipios en torno a las grandes ciudades, que permite una acción más eficiente en los temas de interés común (movilidad humana y de mercancías, planificación de infraestructuras comunes, gestión de utilities como el agua o potabilizadoras, recogida de basura…). 

En ambos casos, la ciudad de Barcelona y su coordinación metropolitana ofrecen importantes experiencias pasadas y presentes por la que ciertas ciudades del Mediterráneo han mostrado interés.

Casablanca: un caso ejemplar

Dentro de este proceso que se está dando en un número creciente de ciudades de la región, cabe destacar el caso de Casablanca. Esta gran ciudad de Marruecos lanzó en 2013 un proceso inclusivo de reflexión sobre cómo plantearse su evolución a medio plazo desde un punto de vista integral que incluyera la movilidad, la planificación urbanística, la implicación del sector privado en la gestión, la estructuración y adaptación de los servicios sociales, la coordinación de la ciudad con otras zonas urbanas para una mayor eficiencia en la gestión de las necesidades y recursos comunes…. Y todo esto desde un punto de vista innovador y dinámico, que considere la influencia e impacto de los factores económicos, sociales y demográficos actuales y del futuro.

En el marco de las relaciones que el Instituto Europeo del Mediterráneo (IEMed) mantiene con los principales actores económicos, políticos y sociales de Marruecos, cabe destacar las privilegiadas relaciones que mantiene con el Consejo de Desarrollo y Solidaridad (CDS) marroquí, con quien firmó en 2014 un acuerdo de colaboración que incluía, entre otras cosas, el fortalecimiento de la cooperación entre Barcelona y Casablanca mediante la creación del ‘Foro Barcelona–Casablanca’.

casablanca 3

"Casablanca quiere ser motor del desarrollo económico y humano del Magreb y del África Occidental"

Como fruto de este acuerdo, delegaciones de alto nivel de las instituciones y empresas implicadas en la planificación, financiación, construcción y gestión de los principales ámbitos de ambas ciudades mantienen reuniones y visitas periódicas. El objetivo de éstas es intercambiar experiencias de gestión de las ciudades, así como plantear posibles cooperaciones bilaterales en estos ámbitos. En esta línea, la segunda edición del ‘Foro Barcelona–Casablanca’ tuvo lugar los días 30 de noviembre y 1 de diciembre de 2015 en la sede de la Wilaya en Casablanca.

Análisis integral

Conscientes de que en un mundo globalizado donde las ciudades deben generar atracción internacional, a la vez que calidad de vida para sus ciudadanos, las delegaciones de ambas ciudades plantearon una serie de temáticas de debate y trabajo que permitió encontrar complementariedades entre ambas ciudades. Con este objetivo, expertos de los ámbitos tanto institucionales como empresariales de Barcelona se desplazaron a Casablanca para mantener reuniones de trabajo con sus homólogos.

Una de las características de este encuentro es que analiza el desarrollo y la gestión de las ciudades de una forma integral. Plantea la ciudad como un elemento vivo y dinámico en permanente evolución, y que se adapta en función de los condicionantes geográficos, demográficos, financieros y políticos que la rodean.
Así, el Foro se estructuró en una serie de reuniones de trabajo bilaterales especializadas entre los representantes de ambas ciudades con intereses convergentes.

Uno de los aspectos que más interés mutuo suscitaba eran los modelos de financiación de las infraestructuras que cada una de las ciudades estaba desarrollando, tanto de transporte como de equipamientos o utilities urbanas. Así, la eventual implicación del sector financiero privado en la financiación de algunas de estas infraestructuras fue un elemento de debate intenso. Igualmente, el posible papel que determinados instituciones financieras multilaterales pudieran jugar en el desarrollo de estas infraestructuras y la implicación de empresas privadas en la gestión de éstas, requiriendo de una marco legislativo y una seguridad jurídica sólidos, fueron prioridades igualmente plateadas.

Por otra parte, los retos que plantean la innovación y la aplicación de las nuevas tecnologías en el presente y el futuro de estas ciudades fue motivo de debate. La innovación se planteó desde un punto de vista integral, debiendo ser incluida en los diferentes aspectos del desarrollo de una ciudad. Así se planteó, tanto aplicada a las nuevas técnicas y visiones de la planificación urbana como en su concepción de servicio al ciudadano. En este último caso, se intercambiaron experiencias de iniciativa concretas sobre citizens driven innovation. Se expusieron ejemplos de novedosas infraestructuras y recursos urbanos al servicio de la iniciativa de los ciudadanos para que estos determinen sus intereses en el terreno de la innovación aplicada.

Igualmente, y dados los condicionantes que ambas ciudades comparten (ambas costeras y con una presión demográfica importante: Casablanca, de aumento de habitantes, y Barcelona, de turismo y desplazamientos laborales metropolitanos), las cuestiones de planificación urbana, especialmente las referidas a la movilidad de personas, fueron ampliamente tratadas. Se destacó la importancia de plantear una ambiciosa visión de medio plazo en este tipo de grandes infraestructuras de movilidad, ya que determinan la distribución urbana, la accesibilidad a las zonas logísticamente sensibles (puertos, aeropuertos, zonas industriales….) y, finalmente, la viabilidad de la movilidad integral en una gran zona metropolitana.

Motor clave del Magreb

Por último, se debatió sobre cómo la propia ciudad puede, y debe, convertirse en un motor clave de generación de puestos de trabajo, de desarrollo económico para sus propios ciudadanos y generar a la vez un atractivo internacional que vaya más allá de su zona de influencia metropolitana. Así, Casablanca planteó su ambición de ser un gran polo de desarrollo socioeconómico, financiero, logístico y de creatividad más allá del propio Marruecos. Casablanca tiene como objetivo ser un motor clave del desarrollo económico y humano del Magreb y del África Occidental, potenciando su atractivo para grandes eventos culturales y deportivos, así como como foco del conocimiento a través de sus universidades.

casablanca 8

"Se debatió sobre los retos que plantean la innovación y la aplicación de las nuevas tecnologías"

Khalid Safir, Waly de la Gran Casablanca, y Mohamed Benamour, presidente del Observatorio de la Grand Casablanca y del Consejo de Desarrollo y Solidaridad, encabezaron la representación de alto nivel por parte marroquí, que contó con la presencia de más de 50 empresarios, instituciones públicas y representantes políticos clave para el desarrollo de Casablanca. La delegación de Barcelona, por su parte, contó con la activa participación de 25 representantes de alto nivel del mundo institucional, empresarial, financiero y educativo de la ciudad.

Consecuencia de las grandes posibilidades de cooperación que se presentaron en esta segunda edición del Foro en Casablanca, está prevista la celebración del tercer encuentro para el mes de junio en Barcelona. En esta ocasión, a los sectores ya presentes se añadirán representantes de las instituciones culturales y sociales de ambas ciudades, a fin de intercambiar experiencias e ideas para el desarrollo de infraestructuras e iniciativas que permitan conseguir una mayor cohesión social en estas ciudades.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.