Información más accesible para una democracia más inclusiva, con ayuda de la IA: el objetivo de un nuevo proyecto europeo liderado por la UPF

Información más accesible para una democracia más inclusiva, con ayuda de la IA: el objetivo de un nuevo proyecto europeo liderado por la UPF

iDEM creará herramientas de IA que simplifiquen y hagan más comprensibles las informaciones para participar en el debate democrático, dirigidas a personas con dificultades de comunicación o discapacidad intelectual

A día de hoy, numerosos colectivos sociales, como las personas con problemas de lectoescritura o con discapacidad intelectual, siguen excluidos de los procesos de debate democrático, porque los documentos sobre los asuntos públicos en discusión no se adaptan a sus necesidades. El proyecto europeo iDEM, liderado por la UPF, quiere contribuir a revertir esta situación, con el diseño de tecnologías y programas de software, que simplifiquen los documentos sobre los asuntos públicos para adaptarlos a sus necesidades a partir de técnicas de IA y de procesamiento del lenguaje natural. El proyecto, en el que participan 10 socios más de distintos países europeos, cuenta con la financiación del programa Horizon de la UE, que aportará 3 millones de euros.

El proyecto iDEM, que se ha iniciado este mes de enero y tendrá una duración de tres años, desarrollará tecnologías inclusivas dirigidas a los colectivos actualmente excluidos y marginados de los debates democráticos, con una doble finalidad. En primer lugar, se diseñarán herramientas que les facilitarán la lectura y comprensión de documentos públicos y, en segundo lugar, otras para ayudarles en la generación de sus propios mensajes y a transmitir sus puntos de vista y opiniones. Las herramientas estarán disponibles inicialmente en cuatro lenguas: catalán, castellano, italiano e inglés.

Se diseñarán tecnologías inclusivas basadas en las necesidades de los usuarios

iDEM parte de un enfoque centrado en el usuario y, antes de proceder al diseño de estas herramientas de IA, se llevarán a cabo sesiones de trabajo con cerca de 20 personas de colectivos actualmente excluidos de los procesos democráticos. Estas sesiones contribuirán a detectar cuál es el origen de las dificultades de comprensión o de los sesgos de comprensión de las informaciones sobre asuntos públicos. A partir de este diagnóstico, el proyecto contribuirá a la innovación de los espacios democráticos, para que sean más inclusivos, deliberativos y participativos.

Un total de 11 socios europeos, coordinados por la UPF, han unido esfuerzos con esta finalidad, entre ellos la Universidad Leeds (Reino Unido) y otros institutos de investigación, así como diversas empresas tecnológicas y entidades sociales e instituciones. Representantes de los diversos partners de iDEM participan este lunes y martes, 29 y 30 de enero, en un encuentro para formalizar la puesta en marcha del proyecto. En Cataluña, participan en el proyecto el Instituto Municipal de Personas con Discapacidad y la Sindicatura de Greuges de Barcelona. También participan en iDEM otras entidades sociales españolas, como la Organización de Entidades en favor de las personas con Discapacidad Intelectual de la Comunidad de Madrid (Plena Inclusión Madrid) y la Fundación Cibervoluntarios, o italianas, como Anffas (Associazione Nazionale di Famiglie e Persone con disabilità intellettive e disturbi del neurosviluppo) y Actionaid International Italia ETS. El resto de miembros del consorcio iDEM son el Nexus Institut Fur Kooperations Managament und Interdisziplinare Forschung GMBH (Alemania), CFS Consulting Franchise & Sales GMBH (Austria) y The National Microelectronics Applications Centre LTD (Irlanda).

Un proyecto interdisciplinar liderado por investigadores de tecnologías en procesamiento del lenguaje natural y derecho y teorías de la democracia

Por parte de la UPF, la coordinación de iDEM irá a cargo del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) y del de Derecho.  En el DTIC, el investigador principal del proyecto iDEM es Horacio Saggion, catedrático de informática e IA, del grupo investigación TALN  (Natural Language Processing Research Group), quien asegura: "Queremos que nuestra tecnología en el área de Procesamiento de Lenguaje Natural (PLN) sea de utilidad para los ciudadanos que se encuentran excluidos de los procesos de participación y debate democráticos debido a la complejidad del lenguaje utilizado en estos contextos.  En iDEM, aspiramos a crear espacios de participación democrática más accesibles para todos con una metodología centrada en el usuario y con técnicas actuales de inteligencia artificial generativa adaptadas con datos 'curados' -verificados- a fin de evitar posibles sesgos y prejuicios."

En el Departamento de Derecho, el coordinador de iDEM es Josep Lluís Martí, profesor de Filosofía del derecho e investigador en teoría de la democracia y miembro del grupo de Derecho y Filosofía, que explica:  "El núcleo central de cualquier proceso democrático es el que se corresponde con la deliberación democrática. No puede haber una democracia legítima y de calidad a menos que los ciudadanos tengan la capacidad y la oportunidad de participar en los grandes debates públicos que son los que terminan conformando las opiniones y juicios expresados en las urnas". En este sentido, Josep Lluís Martí apuesta por desarrollar tecnologías que faciliten la inclusión de tota la ciudadanía en los debates públicos: "Tradicionalmente, se ha ignorado que no todos los ciudadanos disponen de las mismas capacidades y oportunidades de participar en dichos debates, lo cual supone una violación flagrante del principio democrático fundamental de la igualdad política. "Resulta de suma importancia que sepamos desarrollar tecnologías que contribuyan al fortalecimiento de dicho debate público, y sobre todo a incluir en igualdad de condiciones a todos los ciudadanos, en especial a los grupos sociales que han resultado habitualmente excluidos"-añade.

Los partners del proyecto de Barcelona destacan también la importancia de diseñar tecnologías para la inclusión social. Marta Villanueva, concejala de Salud, Personas con Discapacidad y Estrategia contra la Soledad de Barcelona, ​​asegura: "Las instituciones públicas debemos garantizar la plena inclusión de las personas con diversidad funcional. Para ello es imprescindible garantizar los derechos de participación política mediante el acceso al debate democrático y a los asuntos públicos. No podemos permitir que las personas con dificultades de lectoescritura o discapacidad intelectual queden excluidas. Desde el Ayuntamiento, ofreceremos asesoramiento para garantizar la accesibilidad de los contenidos de procesos de la Sindicatura de Greuges en varios canales. Este tipo de iniciativas son clave para garantizar que todas las personas, con independencia de sus capacidades, disfruten plenamente de sus derechos de ciudadanía".

David Bondia, síndic de greuges de Barcelona, ​​añade: "En cuanto a nuestro ámbito competencial en la ciudad, tenemos muy claro que la participación ciudadana en los debates democráticos no puede ser sólo una retórica, sino que debe ir acompañada de una práctica muy necesaria, real, efectiva e inclusiva. Sólo podemos hablar de participación inclusiva si participa todo el mundo, y especialmente aquellas personas que no suelen hacerlo porque tienen dificultades de comunicación o una discapacidad intelectual".

Según datos de la Comisión Europea (2020), se calcula que cerca de 800.000 personas ciudadanas de 16 Estados miembros de la UE no pudieron participar en las elecciones al Parlamento Europeo de 2019 a causa de barreras como la accesibilidad limitada de los colegios electorales o la insuficiencia de información accesible sobre los candidatos y los debates electorales.

Imagen: Sesión de trabajo de los diferentes partners europeos del proyecto iDEM en el campus del Poblenou de la UPF.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.