Ventajas fiscales en las empresas en transferencia y licencia de la tecnología

Ventajas fiscales en las empresas en transferencia y licencia de la tecnología

Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid han elaborado un estudio para conocer el uso y licenciamiento de patentes en España

La necesidad de contar con datos detallados y fiables sobre la transferencia de tecnología de las empresas españolas es una demanda de carácter recurrente. Los acuerdos de transferencia tecnológica son contratos privados y las partes involucradas no están obligadas a revelar la naturaleza de sus actividades.

Muchas oficinas de patentes mantienen registros nacionales de patentes, licencias y cambios de propiedad, aunque no todas las empresas que realizan acuerdos de licencia hacen uso de ellos. Como resultado, las encuestas se convierten en una vía para superar la falta de estadísticas oficiales sobre transferencia de tecnología empresarial, en general, y sobre licencias de patentes y ventas, en particular.  

En este contexto, Alberto Urueña, Antonio Hidalgo y Gerardo Penas, profesores del departamento de Ingeniería de Organización, Administración de Empresas y Estadística, y miembros del grupo de investigación en Innovación, Propiedad Industrial y Política Tecnológica (INNOPRO, https://www.innopro.upm.es/) de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid, han elaborado un estudio que fue seleccionado por la Fundación COTEC para la Innovación dentro de la convocatoria del Programa de Innovación Abierta (PIA) 2017. En el mismo se ha implementado una encuesta cuyo objetivo ha sido dar continuidad a la encuesta realizada en 2008 por la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) para conocer el uso y licenciamiento de patentes en España siguiendo las pautas marcadas por la OCDE sobre su uso económico y financiero. De esta forma ha sido posible comprobar de forma empírica la evolución de las empresas españolas en este contexto.

Las principales conclusiones alcanzadas en el periodo 2013-2017 se resumen a continuación. Por un lado, las patentes (80,8%) y los secretos industriales (66,7%) son los instrumentos de protección más utilizados; el número de licencias de patentes y/o modelos de utilidad ha permanecido constante en el 58,3% de las empresas, mientras que ha aumentado en el 33,3%; y la financiación de los proyectos de I+D+i que da origen a las patentes y/o modelos de utilidad procede principalmente de fondos propios (74,1%). Además, los principales motivos para solicitar patentes en el periodo 2013-2017 son la protección contra imitaciones (65,4%), la defensa en litigios por infringir patentes de terceros (46,2%), la incentivación de la actividad interna de I+D (36%) e impedir que otros actores patenten (32%). Estos resultados mejoran respecto al periodo 2004-2007.

Por otra parte, el principal obstáculo para solicitar patentes y/o modelos de utilidad en el periodo 2013-2017 ha sido la consideración de los costes de obtención demasiado elevados, muy por encima de otros obstáculos como los elevados tiempos de tramitación, la ausencia de un sistema eficaz de protección judicial, la complejidad técnica de la solicitud, la desconfianza en el propio sistema de protección, una excesiva burocracia y la falta de personal especializado. Finalmente, la obtención de ayudas públicas es la principal actividad que consideran las empresas desde la perspectiva de los usos financieros de las patentes (50%), no habiendo experimentado variación en los periodos analizados.

Asimismo, gracias a este estudio, los investigadores dictan un conjunto de recomendaciones para mejorar los flujos de conocimiento entre los agentes del ecosistema español de I+D+i, como promover empresas facilitadoras del proceso de transferencia de tecnología; definir y publicar valores estándar de precios de licencias; diseñar contratos estándar para las licencias de patentes; promover estrategias basadas en open innovation; explotar sistemas existentes como el ofrecimiento de licencias de pleno derecho; difundir entre las empresas las ventajas fiscales en lo que respecta a la transferencia y licencia de la tecnología; y, finalmente, facilitar la creación de mercados tecnológicos (market places).

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.