El sector químico, el mayor exportador de Cataluña, se consolida como pieza clave para la economía catalana y el crecimiento del sector a nivel nacional

El sector químico, el mayor exportador de Cataluña, se consolida como pieza clave para la economía catalana y el crecimiento del sector a nivel nacional

La Federación Empresarial Catalana del Sector Químico (FedeQuim) ha presentado el primer Informe de Comercio Exterior del Sector Químico Catalán

Este estudio revela que en 2021 el 44% de la exportación total del sector químico en España correspondió a la Industria Química ubicada en Cataluña, que exporta por valor de 21.800 millones de euros, lo que la consolida como una pieza esencial para el crecimiento del sector a nivel nacional y de la economía catalana. La Industria química fue el mayor exportador en Cataluña tanto en 2020 como en 2021, al representar un 27% de las exportaciones totales del territorio en 2021, muy por encima de sectores tan relevantes como son el agroalimentario o la automoción.

En esta línea, la industria química catalana ha mostrado una evolución muy positiva de sus exportaciones en los últimos 8 años avalada por el balance que mostraron 12 de los 23 subsectores que componen el sector químico-farmacéutico en 2021.

De igual manera, con respecto a las importaciones registradas en el año 2021, el 37% de todas las realizadas por el sector químico a nivel nacional fueron destinadas hacia Cataluña, tal y como se recoge en el informe.

Una industria clave para el desarrollo económico y un futuro sostenible

Queremos destacar hoy más que nunca la solidez del sector químico, especialmente dado el entorno crítico actual en el que están sumidos todos los sectores.

La Industria química constituye la pieza clave para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Alcanzar esta meta será posible gracias a su carácter claramente innovador, que le permite asumir el liderazgo en aportar las soluciones necesarias para nuestra sociedad y garantizar el futuro sostenible que todos deseamos.

En Cataluña, el desarrollo del Pacte Nacional per a la Indústria debe conducir al establecimiento de las políticas adecuadas para que las empresas radicadas aquí puedan asumir el liderazgo en esa transición. Por otro lado, para que las importantes e inaplazables inversiones productivas a realizar en Europa se hagan en Cataluña, no se

debe ir más allá de lo que establece la normativa Europea (que define la idoneidad de la incineración de residuos) y evitar añadir factores que generen una desventaja frente al resto de Europa para nuestra producción (como sería un hipotético impuesto adicional al CO2).

Finalmente, la importante Industria química básica solamente permanecerá en España si se consigue la neutralidad climática. Para ello, es imprescindible tanto el apoyo de la administración estatal como autonómica para el desarrollo al H2 bajo en carbono (p.e. circular), complementando el H2 verde, así como un decidido soporte a la implantación de infraestructuras para la captura, almacenamiento y uso de carbono.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.