Envac participa en un proyecto de investigación innovador sobre la gestión de residuos en el Royal Seaport de Estocolmo

Envac participa en un proyecto de investigación innovador sobre la gestión de residuos en el Royal Seaport de Estocolmo

El proyecto está basado en las ciencias del comportamiento y se plantea cambiar la gestión de residuos mediante la implementación de una nueva infraestructura basada en el Internet de las Cosas (IoT)

Envac, la empresa que coopera con un desarrollo urbano más sostenible mediante sistemas de gestión de residuos altamente eficientes, participa en un proyecto pionero de investigación, denominado Vinnova “Reducir, Reutilizar, Reciclar” y basado en las ciencias del comportamiento, que se plantea cambiar la gestión de residuos mediante la implementación de una nueva infraestructura basada en el Internet de las Cosas (IoT). La iniciativa ha sido impulsada por Stockholm Vatten och Avfall, la empresa sueca especializada en la gestión del agua y los residuos en Suecia, y se lleva a cabo en el Royal Seaport de Estocolmo. Además de Envac, colaboran en el mismo, el Real Instituto de Tecnología KTH de Estocolmo, la Universidad de Agder y varios comercios localizados en la zona.

Entre los principales objetivos que se plantea este proyecto figura reducir la cantidad de residuos generada de alimentos y plástico y hacer más eficiente su clasificación. “Con este proyecto esperamos contribuir de manera decisiva a asegurar los altos objetivos de sostenibilidad del distrito. Al digitalizar y poner la gestión de residuos a disposición de los residentes, podemos obtener nuevas estadísticas sobre la cantidad de residuos que se generan, los errores que se cometen en su clasificación o el volumen que se recicla, y obtener así una base de información sobre cómo y dónde utilizar los recursos para alcanzar los objetivos”, explica Lars-Olov Andersson, desde Estocolmo Vatten och Avfall.

Una parte central del proyecto está representada por la recogida neumática de residuos reforzada con tecnología de Internet de las cosas (IoT), y en la que se incluye la solución digital Envac ReFlow. Esta tecnología optimiza y facilita las interacciones entre los residentes, las empresas inmobiliarias, la infraestructura de transporte de residuos y el municipio. Se espera que esta tecnología mejore el modelo de gestión de residuos y cambie la forma en que los residentes perciben y participan en el uso y mejora de este servicio.

Con el avance de este proyecto, los residentes del Royal Seaport de Estocolmo se beneficiarán de un sistema de residuos más inteligente con herramientas fáciles de usar que permitirán, entre otras prestaciones, conocer el estado de la recogida de residuos, disponer de estadísticas de uso, informar de cualquier incidencia en el sistema de recogida o recibir consejos personalizados para mejorar la gestión y su reciclaje. Estas herramientas tienen como objetivo brindar a los residentes una comprensión más profunda sobre la clasificación de residuos y cómo pueden contribuir a los objetivos de sostenibilidad de la ciudad.

“Con este proyecto establecemos un nuevo estándar digital en el sector de los residuos, lo que facilitará su clasificación en el distrito y contribuirá a los objetivos de sostenibilidad, al vincular a los ciudadanos con sus sistemas de recogida e inspirar una vida cotidiana más sostenible”, señala David Enarsson, director de proyectos, LocalLife/Envac ReFlow.

Aumento de la tasa de clasificación del 48%

Durante los últimos dos años, las pruebas realizadas en el barrio de Hornslandet, en Estocolmo, han ofrecido unos resultados positivos, como una reducción del 55% en el número de incidencias que afectan a las operaciones del sistema. Ello se debe a que los usuarios ahora pueden informar de paradas o errores que se producen en el mismo, de manera que éstos pueden ser resueltos de manera rápida. Además, las pruebas iniciales han mostrado un aumento del 48% en la tasa de clasificación de la basura en el sistema de recolección y un aumento del 170% en el reciclaje de plástico. Los residentes también han informado de un cambio en su percepción de la gestión de residuos. De ser considerada una carga individual, ha pasado a ser apreciada como una actividad valiosa y compartida que contribuye a una vida más sostenible.

“El proyecto tiene una escala, un diseño y un enfoque innovadores. Estamos explorando nuevas fronteras para generar nuevos conocimientos sobre el comportamiento relacionado con los residuos. Como resultado, el proyecto ha recibido una atención significativa dentro de la comunidad académica”, como declara Henrik Siepelmeyer, doctorando de la Universidad de Agder y KTH en el marco del proyecto.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.