La eléctrica Iberdrola invertirá 600 millones en redes inteligentes

La gran empresa eléctrica vasca Iberdrola ha anunciado que invertirá 600 millones de euros durante los próximos diez años para reforzar su red de distribución en las grandes ciudades de España. A través de la digitalización, la compañía pretende hacer de su red de baja tensión un mallado inteligente capaz de integrar los nuevos usos que vienen, como el autoconsumo o el vehículo eléctrico.

Con todo ello, la firma presidida por Sánchez Galán quiere ayudar a transformar las ciudades en 'smart cities', capaces de tener sistemas más eficientes y sostenibles que contribuyan a la descarbonización que se ha puesto por objetivo España para la próxima década.

Iberdrola informa que los 600 millones de inversión "irán destinados, principalmente, a un mayor desarrollo de la red de distribución eléctrica, para integrar recursos energéticos clave para una ciudad inteligente, así como a aumentar la inteligencia de la red de distribución, potenciando la digitalización y permitiendo, así, mejorar la calidad de información y servicio".

Iberdrola opera en España 270.000 kilómetros de líneas eléctricas y destaca que genera más de 10.00 empleos entre directos y a través de sus proveedores. Según sostiene, en 2018 gastó 500 millones de euros a 2.000 empresas locales. En su plan estratégico a 2022, Iberdrola prevé invertir 2.000 millones de euros en redes en España, dentro de los cuales estarían estas inversiones en redes inteligentes dentro de las ciudades.

“Las redes inteligentes se han convertido en una de las claves del proceso de descarbonización de nuestra economía y de la transición energética, favoreciendo la integración de la movilidad eléctrica y las renovables para un 'mix' energético más limpio y descentralizado”, ha dicho Juan Ríos, director de Planificación y Regulación de i-DE, la nueva denominación de marca que ha creado Iberdrola para su negocio de redes.

CON LOS AYUNTAMIENTOS

El proyecto de digitalización de las redes de Iberdrola trata, entre otras cosas, de "poner a disposición de los ayuntamientos su conocimiento de las redes eléctricas para impulsar un plan de despliegue de puntos de recarga eficiente, económico y accesible a los ciudadanos".

En este sentido, Iberdrola explica que "ya trabaja en esta iniciativa con media docena de ayuntamientos y comunidades autónomas, prevé extender el proyecto a más de 40 municipios españoles durante 2019, incluyendo capitales de provincia y ciudades de más de 100.000 habitantes, en las regiones en las que opera como distribuidora".

Actualmente, Iberdrola cuenta con seis centros de control de distribución en España, con los que monitorizar y evaluar el impacto del vehículo eléctrico en su red de distribución.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.