Logroño: La tecnología, al servicio del ciudadano

Cuca Gamarra

Logroño quiere ser una ciudad inteligente. Lo es ya porque en apenas dos años hemos puesto en marcha importantes proyectos que la convierten en una smart; pero lo será aún más porque los planes para el futuro la harán avanzar más rápido bajo la premisa de poner la innovación y la tecnología al servicio del ciudadano. Crear ciudades más sostenibles, competitivas y con un día a día más confortable para nuestros vecinos es el fundamento de la Red de Ciudades Inteligentes, fundada en Logroño a principios de 2012 pero en la que un grupo de dirigentes municipales ya veníamos trabajando incluso desde mucho antes de tener responsabilidades de gobierno.  

Unos a otros, con nuestras experiencias y conocimientos, nos vamos apoyando y sacando adelante actuaciones que en solitario hubieran requerido de mayor esfuerzo. Éste es otro de los principios que marcan el nuevo modelo de actuación, basado en la colaboración y en la eficacia que aporta el trabajo contrastado y en equipo. Al amparo de esta Red, los distintos municipios vamos desarrollando proyectos pioneros, que ofrecen un beneficio inmediato y marcan un camino.  

En Logroño iniciamos la política smart aplicando “la tecnología del sentido común”, la más económica y sostenible que existe, con grandes resultados como la “iluminación inteligente de la estación del tren”, un ejemplo de eficiencia energética que ha consistido en algo tan sencillo -pero de alta eficacia- como aprovechar la luz natural para iluminar los andenes soterrados de la estación. El proyecto ha consistido exclusivamente en un mecanismo de captación de luz exterior que se proyecta al interior con unas “lámparas” cuyos espejos se orientan según la estación del año. 

En el ámbito de la sostenibilidad, me gustaría destacar un sistema pionero de aprovechamiento de las aguas subterráneas para el riego de un conjunto de zonas ajardinadas, sin tener que recurrir en dichos lugares al agua tratada para su consumo humano. Reducimos de este modo el consumo de agua de red y, por tanto, el volumen de agua tratada lo que implica un ahorro en emisiones de CO2.

Logroño cuenta en estos momentos con 32 centros deportivos municipales, una extensa red de la que estamos muy orgullosos por su calidad y su intensiva utilización por parte de los logroñeses. Y en estas instalaciones, con un elevado coste de mantenimiento, hemos aplicado con éxito otro de los proyectos smart, un sistema de gestión remota informatizada que regula el encendido y apagado y la intensidad de la electricidad suministrada. 

Con el objetivo en la mejora de la calidad de vida de nuestros ciudadanos, en estos dos años hemos abordado otras iniciativas “smart” como el pago de la zona azul por sms; la app Logroño.es, que ha incrementado la información y sobre todo las posibilidades de participación de los logroñeses; los huertos escolares y de ocio; proyectos de movilidad inteligente o de innovación social. 

Creo que las ciudades nunca habíamos tenido un instrumento de futuro con tanto potencial como el que en estos momentos nos ofrece la innovación y la tecnología aplicada al día a día ciudadano. Logroño está dispuesta y preparada para seguir avanzando en esta ciudad inteligente que se construye con el esfuerzo de todos.  

 

Cuca Gamarra

Alcaldesa de Logroño

Vicepresidenta de RECI

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.