El proyecto Vilawatt seguirá adelante después de recibir la aprobación de Europa

04_sostenibilidad


Se ha demostrado que una ciudad mediana, con la colaboración de entidades y ciudadanía, puede iniciar un modelo de transición energética ejemplar

Un webinar (o seminario web) sobre cogovernança y participación ciudadana en los procesos de transición energética sirvió, el 30 de octubre, para despedir el apadrinamiento europeo del proyecto Vilawatt, que se desarrolla en Viladecans desde 2017. La reunión telemática sirvió para hacer balance de tres años (2017-2020) de aplicación intensiva del proyecto de transición energética Vilawatt, impulsado gracias a los fondos de la iniciativa Acciones Urbanas Innovadoras (UIA), dentro de los fondos europeos FEDER. El Vilawatt ha impulsado la gestión energética local –a través de la creación de una compañía de suministro de energía–, la rehabilitación de edificios, la creación de comunidades de aprendizaje en cultura energética, y una nueva moneda local vinculada a la transición energética. El proyecto ha recibido todos los informes favorables de la Unión Europea, siendo escogido como finalista de los premios RegioStars 2020, que distinguen los mejores proyectos financiados por la UE.

En el webinar participó la funcionaria europea representante directa de las UIA en el proyecto, Nélida Hancco, quien centró su intervención en hacer balance de las Acciones Urbanas Innovadoras terminadas, las que están en marcha y las condiciones de las próximas que saldrán a evaluación. "Podemos estar orgullosos de que Viladecans haya sido uno de los primeros proyectos en implementarse", afirmó.

Cuatro técnicos municipales presentaron los aspectos fundamentales por los que el proyecto ha sido innovador y ejemplar para el resto de ciudades europeas. Alicia Valle, gerente municipal y project manager de Vilawatt, explicó la fórmula del partenariado público-privado-ciudadano utilizada. Emili Galisteo, gerente de Vimed y responsable de la rehabilitación energética de los edificios demorenovados, informó de cómo se hizo la rehabilitación energética de tres edificios piloto. Laura Pardo, técnica de Proyectos Europeos y Comunicación, a cargo de la estrategia participativa del proyecto, explicó cómo se involucró la ciudadanía en el proceso. Y Ramón Viader, jefe de Servicios Generales y responsable de la aplicación de la moneda Vilawatt, informó de cuál es el papel de la moneda Vilawatt como herramienta para impulsar la transición energética y dinamizar el comercio local.

El futuro de Vilawatt, ahora sin el cobijo económico de Europa, está garantizado por el empuje municipal y la existencia de una estructura jurídica firme y potente. Un consorcio con presencia pública, privada y ciudadana rige los destinos de la compañía de energía Vilawatt que, actualmente, ya supera los 500 asociados, desde que comenzara a funcionar en julio de 2019.

En esta línea, el teniente de alcalde de Transición Ecológica, Jordi Mazón, habló del importante papel que desarrollará el Vilawatt a partir de ahora. Como principales retos señaló la importancia de la moneda Vilawatt como herramienta para la transformación social y ecológica, la generación de comunidades energéticas para reducir el precio de la energía y su producción para el autoconsumo de la ciudad. Mazón también destacó la misión que tiene y tendrá el Consorcio Vilawatt de asesorar al Ayuntamiento y la ciudadanía para acelerar la transición energética y luchar contra el cambio climático.

Un proyecto europeo nacido en 2016

El Vilawatt nació ante el compromiso que el equipo de gobierno de Viladecans tiene en la lucha contra el cambio climático. En 2016 se vio en el afán de encontrar una forma de asegurar una gestión energética más eficiente, volcada con el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático y con capacidad para combatir la pobreza energética. De esta preocupación surgió el Vilawatt, un proyecto de operador energético integral con una estructura conjunta integrada por ciudadanía, empresas y el Ayuntamiento, además de una segunda institución pública: el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB).

En noviembre de 2016, la iniciativa de la Unión Europea dedicada a la financiación de proyectos innovadores propuestos por ciudades de más de 50.000 habitantes y que aportan respuestas a retos globales con soluciones testadas antes, la UIA Initiative, lo seleccionó de un total de 378 propuestas como una de las dieciocho propuestas a financiar –en el ámbito de la transición energética se seleccionaron también los proyectos de París (Francia) y Gotemburgo (Suecia)–. Gracias a esta selección, el proyecto Vilawatt ha sido financiado con 4,2 millones de euros, que sumados a los 1,1 aportados por el Ayuntamiento de Viladecans, han permitido su desarrollo.

Un consorcio público-ciudadano

El Vilawatt se organiza mediante un consorcio público-ciudadano que está constituido por el Ayuntamiento de Viladecans, la AMB, la Asociación Ciudadana para la Transición Energética y la Asociación de Empresarios para la Transición Energética Vilawatt. La forma jurídica del Consorcio Público permite que en un órgano de dirección participen dos o más administraciones públicas y asociaciones de particulares. Actualmente, al Ayuntamiento le corresponde el 65 % del total de derechos y obligaciones del Consorcio, al AMB un 15 %, y a cada una de las asociaciones empresarial y ciudadana, un 10 %.

Energía eléctrica 100 % renovable

La transición ecológica de Viladecans necesita una compañía que piense en verde. Por ello, la compañía Vilawatt comercializa energía eléctrica 100 % renovable, es decir, que sólo proviene de recursos limpios e inagotables porque son capaces de regenerarse de manera natural (como la energía hidráulica, la energía solar o la energía eólica), y verde, porque el método de obtención no provoca la emisión de ninguna sustancia que incida negativamente en el medio ambiente. En definitiva, la combinación perfecta para combatir el cambio climático.

Todo esto se hace a través de la compra agregada de energía en Aura Energía, empresa que certifica que proporciona energía verde y renovable y que ganó la subasta pública (y abierta a todas las empresas de estas características) que realizó el Ayuntamiento. Aura Energía cuenta con un doble certificado ISO de medio ambiente: un estándar internacional 14001: 2014, que garantiza que la actividad se gestiona garantizando un comportamiento adecuado de respeto al medio ambiente, y un estándar de calidad 9001: 2008, que garantiza un conjunto de normas que representan un consenso internacional de Buenas Prácticas de Gestión.

Vilawatt suma la demanda de energía de todos los usuarios y usuarias y compra al por mayor. Mediante la compra agregada, los usuarios se presentan como único cliente ante la empresa suministradora, por lo que se convierten en un gran cliente que necesita mucha energía y que puede negociar mejores precios de adquisición y mejores servicios. Dentro de esta compra agregada también está la compra del suministro de los edificios municipales.

Una moneda para favorecer la economía circular

Los vecinos que contratan la compañía Vilawatt tienen una recompensa directa para su bolsillo: la moneda. Cuando dan de alta el contrato de suministros en la compañía Vilawatt también lo hacen de la moneda local Vilawatt. El ahorro que se consigue con la compra agregada, respecto al consumo registrado con las compañías anteriores, se convertirá directamente en moneda Vilawatt que el usuario podrá gastar en el comercio local. De hecho, ya se puede comprar en vilawatts en más de 70 establecimientos, desde bares y restaurantes a gestorías, empresas de reformas o centros de idiomas, pasando por farmacias, panaderías, peluquerías, fruterías, papelerías, etc. Además, el Ayuntamiento concederá subvenciones a entidades o empresas que en parte serán en moneda Vilawatt.

El Vilawatt tendrá seguridad jurídica y todas las garantías legales y financieras. Es un sistema de pagos digital de carácter local y complementario que permite realizar pagos entre personas, entidades, comercios, empresas y administraciones. Es local porque sólo puede utilizarse en Viladecans. Y es complementaria porque no pretende sustituir el euro, sino circular de forma paralela. Tiene el mismo valor que el euro y no lo sustituye. Es un sistema complementario que ayudará a los comercios adheridos a fidelizar clientes y facturar más, tanto en moneda local como en euros. Es una moneda digital y los pagos son transferencias de dinero desde la cuenta de un usuario a la cuenta de otro usuario. Se pueden hacer con el teléfono móvil, mediante la app Vilawatt (disponible para iOS y Android y descargable en la web municipal).

Un instrumento para la rehabilitación energética de los edificios

El Vilawatt ofrece otros servicios, como la rehabilitación energética de los edificios, que ayudan a Viladecans en su camino hacia la transición ecológica. Mejorar el estado del edificio y también su eficiencia energética implica reducir la demanda energética y aprovechar las energías renovables, contribuye a la reducción de las emisiones de efecto invernadero, permite tener más confort en casa con menos consumo, y mejora las condiciones de aislamiento, el confort térmico y acústico de los usuarios del edificio y aumenta la calidad de vida de sus ocupantes. Además, permite reducir el gasto energético. Durante el inicio del proyecto Vilawatt se han invertido 1,4 millones de euros en la rehabilitación energética integral (medidas de rehabilitación activa y pasiva) de tres comunidades de vecinos y vecinas.

Otro servicio es el del asesoramiento a la ciudadanía para implementar medidas de ahorro y modelos de vida más sostenibles. Desde el Vilawatt impulsan diversos espacios de asesoramiento para ayudar a los usuarios a ahorrar energía y pensar en verde. De este modo, se ofrece asesoramiento para conocer las facturas de la luz y gas, los conceptos que aparecen, y también se cuentan las oportunidades de mejora (potencia contratada, uso horario, etc.).

Se realizan también auditorías energéticas de las viviendas. Como dato, hay que saber que los edificios antiguos necesitan cinco veces más energía que los edificios de nueva construcción. La aplicación de aislamiento SATE, unas ventanas nuevas o, incluso, unas cortinas más gruesas pueden ayudar a tener más confort con menos consumo. Vilawatt pone a disposición de la ciudadanía un servicio de auditorías para detectar qué inversiones se podrían hacer para tener una vivienda energéticamente más eficiente.

La creación de una comunidad Vilawatt

Han funcionado cuatro "Espacios Vilawatt" para profesionales, las escuelas, los comercios y la gente. Son lugares de encuentro y aprendizaje abiertos a todos, por donde ha pasado la ciudadanía para conocer conceptos básicos de la energía, y cómo gestionarla mejor. Funciona también el Blog Vilawatt, con consejos y pautas de análisis y una newsletter.

Además, dado que para tener una ciudad energéticamente eficiente son necesarios nuevos perfiles expertos en evaluación, ejecución y tendencias en el ámbito de la rehabilitación energética, dentro del Vilawatt se crearon varias propuestas formativas. Entre ellas, un curso gratuito, de nivel 3 y 920 horas, ha proporcionado herramientas para evaluar la eficiencia energética de las instalaciones de edificios, colaborar en el proceso de certificación energética de edificios, gestionar el uso eficiente del agua en edificación y determinar la viabilidad de proyectos de instalaciones solares térmicas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.