2023: democratización de la IA, inmunidad digital, ciberresiliencia y tecnologías sostenibles

2023: democratización de la IA, inmunidad digital, ciberresiliencia y tecnologías sostenibles

Los expertos de Altia adelantan las tendencias y lo que veremos los próximos doce meses en el terreno tecnológico

Como cada año, los expertos de Altia adelantan las tendencias y lo que veremos los próximos doce meses en el terreno tecnológico, destacando para este año la evolución de la Inteligencia Artificial hacia su "democratización", la aparición de los conceptos de "inmunidad digital" o "ciberresiliencia empresarial", cuando hablamos de ciberseguridad, y la extensión de la idea de las tecnologías sostenibles, en las que se centrarán las inversiones en 2023.

1. La democratización de la Inteligencia Artificial

Éste ha sido un año de excepcionales avances en varios campos de la Inteligencia Artificial (IA), sobre los que destacan modelos de transcripción de lenguaje, como es Whisper AI de OpenAI o motores de generación de contenido audiovisual a partir de texto, como es Dall-e. Esta tecnología está democratizándose a gran velocidad, y cada vez contamos con más modelos de código abierto y más plataformas y aplicaciones que hacen de la IA una herramienta accesible para el público general.

Su capacidad de análisis y anticipación hace que sea muy útil para analizar y monitorizar comportamientos y para prever posibles problemas. Esta naturaleza de la IA es interesante para diferentes áreas de negocio, pero destaca especialmente su utilidad en el ámbito sanitario y en el de la ciberseguridad. Además, veremos una aplicabilidad de la IA en sectores más específicos y estratégicos, como el académico y el del I+D.

A ello se suman las novedades en el ámbito regulatorio europeo, con el proyecto piloto de la Comisión Europea para que España sea el primer banco de pruebas de esta tecnología y el primer país europeo en tener la Agencia Española de Supervisión de la Inteligencia Artificial (AESIA), que se ha ubicado en A Coruña y en el que Altia participa activamente.

2. Ciberresiliencia y los pilares de la ciberseguridad en Europa

La capacidad de resistir ciberataques, incidentes y garantizar la continuidad del negocio será más vital que nunca es un entorno cada vez más conectado y complejo. Los datos seguirán creciendo de forma exponencial, así como los dispositivos que acceden a ellos desde cualquier ubicación. Esto implica un esfuerzo extra en la securización de la infraestructura. Las soluciones de seguridad capaces de actuar de forma autónoma son esenciales para mitigar estos ataques de forma rápida y eficaz.

Los planes de contingencia (DRP y BCP) serán esenciales en cualquier organización para garantizar la continuidad del servicio y la protección de sus datos, así como una adecuada estrategia de ciberresiliencia que permita identificar los activos y servicios esenciales, los riesgos y vulnerabilidades, los controles a efectuar y posibilite ser efectivo ante sucesos que afecten a la organización.

La legislación verá avances significativos en 2023, con la Directiva NIS2 (de requisitos de seguridad para empresas de actividad relevante para el mercado) y el reglamento DORA (orientado a empresas del sector financiero), ambas con aprobación prevista este nuevo año, y que serán los grandes pilares de la ciberseguridad en Europa y obligarán a la mayoría de las empresas a adaptar sus sistemas a la nueva regulación.

3. Plataformas digitalmente inmunes

La creación de sistemas "digitalmente inmunes" es posible realizando cambios en los enfoques tradicionales para el desarrollo de software que dificultan la creación de sistemas escalables, seguros y estables.

El concepto de inmunidad digital incluye múltiples prácticas en el ciclo de vida del desarrollo de productos y/o aplicaciones, como la ingeniería de QA, observabilidad DevOps, IA, mejorando lo que las organizaciones pueden visualizar. Esta combinación de factores nos ayuda a mejorar las pruebas, seguridad de extremo a extremo en toda su cadena de información, teniendo como resultado aplicaciones resistentes reduciendo tiempos de solución, disminuyendo la cantidad de incidencias y mejorando la experiencia del usuario al utilizar la plataforma, dando así confianza.

4. Tecnologías sostenibles, una necesidad que optimiza costes

La transición hacia un modelo más sostenible en las empresas es una necesidad que seguirá ganando importancia en 2023. Los desarrollos tecnológicos aplicados a incrementar la sostenibilidad de las empresas son, además, un puente para optimizar costes, sobre todo teniendo en cuenta la crisis energética actual. La implementación de tecnologías sostenibles en sí mismas y que sirvan como soluciones para monitorear y dirigir los objetivos ecológicos de las organizaciones será una de las inversiones que más veremos de cara al nuevo año. Además, las credenciales ecológicas y de respeto al trabajador seguirán siendo de las más valoradas, tanto por los inversores individuales e institucionales como por parte de los clientes finales.

5. El Low Code para la liberación de la programación

El avance del Low Code está marcando un antes y un después en la manera en la que entendemos el desarrollo de software. Cada vez más organizaciones apuestan por esta solución que sustituye, en gran medida, la necesidad de crear código personalizado, ahorrando tiempo a la vez que se garantiza la calidad, el rendimiento y la escalabilidad de las soluciones. La utilidad del Low Code para automatizar procesos y optimizar tareas es la gran razón por la que esta tecnología está impactando tanto en la industria. Según las previsiones de los expertos, en unos dos años más del 60% del código se generará mediante Low Code. Plataformas como OutSystems, que aporta a las empresas herramientas para desarrollar, implementar y administrar sus aplicaciones omnicanal, seguirán refinándose y ganando importancia de cara al nuevo año.

6. Multicloud para ser competitivos

Las organizaciones, independientemente de su tamaño, se han dado cuenta de que la competitividad pasa irremediablemente por la inversión en Multicloud. Las empresas ya no buscan un simple lift and shift subiendo sus actuales cargas a una nube, sino un enfoque más estratégico que les permita desplegar y desarrollar servicios nativos en las nubes más adecuadas a su negocio con una interoperabilidad entre ellas que les permita extraer un valor real de su inversión Cloud.

La aparición y explosión de nuevas tecnologías de simplificación de código (Low Code), la automatización de procesos y tareas repetitivas, la modernización de los legacy, el consumo de la tecnología como servicio (XaaS), la ausencia de recursos cualificados internos y la cada vez más exigente tarea de reclutamiento del talento, así como la democratización del teletrabajo, serán elementos dinamizadores del multicloud para este 2023.

7. Hiperautomatización, el salto cualitativo

Es el siguiente paso de lo que conocemos como RPA, ya que la hiperautomatización se apoyará en otros paradigmas actuales como la Inteligencia Artificial (IA) y/o el Maching Learning para convertir la automatización manual de procesos en automatización inteligente, con el salto cualitativo que ello supondrá para todo tipo de organizaciones, tanto privadas como públicas.

Este año se espera un gran crecimiento con la automatización de las finanzas, el marketing o el área de recursos humanos, tendiendo hacia un modelo de automatización transversal de la empresa. Desde el punto de vista de la innovación, está surgiendo con fuerza la automatización inteligente (Intelligent Automation), que surge de combinar la inteligencia artificial, la gestión de flujos de negocio y la automatización de procesos mediante robotización (RPA).

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.