Fractus y la UPC crean un 'hub' tecnológico para desarrollar soluciones 'deep tech' 

Fractus y la UPC crean un 'hub' tecnológico para desarrollar soluciones 'deep tech' 

El ámbito deep tech abarca el desarrollo de soluciones disruptivas basadas en tecnologías profundas vinculadas a la ciencia o a la ingeniería avanzada, para dar respuesta a retos globales

La empresa Fractus y la Universitat Politècnica de Catalunya - BarcelonaTech (UPC) han acordado crear Fractus-UPC Deep Tech Hub, un centro de actividades de investigación donde se diseñarán y mejorarán las tecnologías deep tech, con el objetivo de desarrollar soluciones tecnológicas disruptivas basadas en retos científicos con un gran potencial e impacto social. Fractus es una de las primeras spin-off surgidas de la UPC.

El Fractus-UPC Deep Tech Hub concentrará actividades de fomento de talento, formación, innovación, investigación y transferencia tecnológica, y contribuirá de forma activa y estratégica a la creación de start-ups y/o spin-offs de la UPC en el ámbito deep tech, fundadas sobre un descubrimiento científico o una innovación tecnológica, con el propósito de impulsar su acceso al mercado. El ámbito deep tech abarca el desarrollo de soluciones disruptivas basadas en tecnologías profundas vinculadas a la ciencia o a la ingeniería avanzada, para dar respuesta a retos globales.

El acuerdo, firmado el 13 de septiembre, por el rector de la UPC, Daniel Crespo, y el presidente y CEO de Fractus, Rubén Bonet, prevé que las actividades del hub se orienten a dar respuesta a los retos actuales mediante avances científicos y tecnológicos significativos, impulsando la investigación, la innovación y la transferencia de conocimiento en ámbitos como la movilidad y la logística, los materiales, la sostenibilidad, el urbanismo, la información y la comunicación, la ingeniería biomédica y las tecnologías medioambientales y energéticas. La actividad este hub se focalizará en las áreas emergentes de la computación cuántica, la fotónica, la inteligencia artificial, la ciberseguridad, la robótica, la electrónica y los materiales avanzados.

Las actividades del hub también promoverán la I+D+i de la UPC en el ámbito deep tech mediante doctorados industriales, colaboraciones en proyectos de investigación e innovación, la promoción de líneas de investigación o el desarrollo de workshops, así como la incubación y aceleración de empresas, entre otros. También se prevé impulsar retos de innovación, premios y foros dirigidos al estudiantado, así como trabajos de fin de grado y máster en este campo.

Cluster 'deep tech'

La UPC es uno de los principales clusters deep tech en Europa, con un potente núcleo de grupos de investigación que investigan y desarrollan innovación tecnológica en este campo y de donde han surgido diversas spin-offs y start-ups, como Fractus. Liderada por Carles Puente -que es también profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Telecomunicación de Barcelona (ETSETB) de la UPC- y Rubén Bonet, la compañía es pionera en el desarrollo de tecnología de antenas internas para teléfonos móviles, tabletas y otros dispositivos inalámbricos (Internet de las Cosas), especializada en las nuevas aplicaciones de la tecnología fractal y otras tecnologías emergentes.

Pie de foto:  El rector de la UPC, Daniel Crespo, y el presidente y CEO de Fractus, Rubén Bonet, en el momento de la firma del acuerdo

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.