La Movilidad Inteligente y su papel en el futuro de las ciudades

La Movilidad Inteligente y su papel en el futuro de las ciudades

Serán más seguras, más sostenibles, más flexibles y más fiables

El mundo que nos rodea se encuentra en un proceso de cambio permanente, e impulsados por diversas circunstancias, todos los aspectos de la vida cotidiana de las personas están pasando por un periodo de ajuste. La preocupación por la salud a nivel mundial, la lucha contra el cambio climático y la mayor atención a las cuestiones sociales son tres aspectos, por ejemplo, que están acaparando los titulares actualmente.

La manera en que nos movemos por nuestros municipios y ciudades no es una excepción. Cada vez más, las personas quieren utilizar medios de transporte sencillos, flexibles, seguros y rentables y que tengan el menor impacto posible en el medio ambiente. En respuesta a ello, muchos planificadores urbanos y autoridades locales están explorando formas de habilitar métodos alternativos mediante cambios en las carreteras, instalaciones e infraestructuras.

Ahora bien, es importante que estos planificadores tengan la información suficiente y necesaria para saber dónde y cómo hacer la inversión adecuada. La Movilidad Inteligente pretende hacer frente al despilfarro económico, humano y medioambiental que se produce en pueblos y ciudades.

La movilidad inteligente tendrá por consiguiente la capacidad de mejorar la calidad de vida de las personas, aspecto éste en el que incluso las ciudades más deseables del mundo siguen invirtiendo para mejorar su ranking. Una mejora de su ranking, supondrá por tanto una mayor capacidad de atraer personas, negocios, talento y turistas, nuevos residentes o visitantes que aporten innovación, capital y dinámica a sus municipios, incluyendo innovadores en materia de negocio, educación y cultura.

Cyclomedia Movilidad Inteligente

Por tanto la mejora de la movilidad urbana es un factor clave para la mejora de la calidad de vida, y si tenemos en cuenta que en 2007, por primera vez en la historia, más del 50% de las personas a nivel mundial habían elegido vivir en ciudades en lugar de zonas rurales y que en 2020 esa cifra ya había alcanzado el 56,2% y con una tendencia creciente, es obvio que es necesario adoptar medidas de manera inmediata. Adoptar la movilidad inteligente nos aportará una serie de ventajas que se extenderán rápidamente - por ejemplo:

  • Es más segura: menos coches en la carretera significa menos accidentes de tráfico, con la correspondiente reducción de lesiones y víctimas mortales.
  • Es más sostenible: la reducción de las emisiones de carbono del transporte contribuye a la lucha contra el cambio climático y ayuda a crear ciudades más limpias que permiten el crecimiento demográfico y económico.
  • Es más flexible: cuando la gente tiene más opciones de diferentes modos de transporte, y hay una mejor integración entre ellos, los tiempos de viaje se reducen al mínimo y es más probable que la gente haga uso de ellos.
  • Es más fiable: un gran número de medios de transporte diferentes significa que la gente tiene alternativas en caso de problemas con uno de ellos. Cuando se conduce, la gente se retrasa y se interrumpe rápidamente en caso de atasco o avería.

Para abordar los desafíos que afectan a la movilidad urbana se requieren soluciones que combinen las nuevas tecnologías digitales con los datos, y la movilidad inteligente puede ser enormemente transformadora. Los datos que aporta la tecnología, como sensores y cámaras, pueden detectar tendencias en la utilización, o cualquier problema o punto conflictivo, que luego los planificadores urbanos y las autoridades de la ciudad pueden tener en cuenta a la hora de tomar medidas para resolverlos.

La tecnología de las ciudades inteligentes puede detectar los cambios y permitir a los planificadores urbanos responder también de manera inteligente. Una ciudad debe realizar un inventario real de su infraestructura de transporte y los requisitos de movilidad de sus residentes y visitantes, para poder determinar cómo lograr el mayor retorno de sus inversiones en movilidad. En el pasado, era largo y costoso intentar predecir el impacto de un proyecto, pero hoy día la tecnología ha hecho posible digitalizar con precisión datos de todos los elementos integrantes del espacio urbano, calzadas, aceras, pasos de peatones, rampas, carriles bici, farolas, áreas de estacionamiento, etc., etc.

Una vez digitalizada la información, se puede usar para construir un gemelo digital de una ciudad. Esto permite al departamento de transporte municipal obtener visibilidad de la situación actual así como ejecutar simulacros para evaluar los posibles efectos de los cambios realizados a cualquier aspecto de la ciudad relacionado con la movilidad.

Muchas ciudades comparten retos similares relacionados con la movilidad, a menudo como consecuencia de tener geografías e industrias locales similares. Mientras tanto, las ciudades industriales se enfrentan a problemas que no tienen las ciudades que dependen del turismo, y viceversa. Otro ejemplo son las ciudades costeras, las cuales deben superar una serie de retos sobre la movilidad urbana diferentes a las que están en valles o en regiones montañosas gracias a las diferencias en su clima y sus características topográficas.

En ciertos casos, identificar los retos en diferentes tipos de ciudades es fácil porque son obvios. Sin embargo, establecer un plan detallado sobre cómo resolver los retos y, aún más importante, cómo implementarlo son motivos por los que la gente tiende a tener diferentes puntos de vista. Estas diferencias de opinión pueden ser porque las distintas partes implicadas utilizan diferentes conjuntos de datos. Al construir un gemelo digital de una ciudad con datos precisos, se puede crear un modelo que permita a todo el mundo compartir la misma información y ver los mismos resultados de los simulacros. Al eliminar la subjetividad de la discusión, los gerentes municipales pueden ofrecer soluciones, así como educar a administradores, la comunidad empresarial, los medios de comunicación y al público en general sobre las acciones que se están tomando para mejorar la movilidad y la calidad de vida de una ciudad.

En el mundo que nos encontraremos después de la pandemia, habrá muchas grandes empresas que ya no requieran que sus empleados acudan a la oficina todos los días. Esto significa menos desplazamientos al trabajo, y menos necesidad de comprar bonos mensuales de transporte público. El análisis y ensayo de los diferentes escenarios del futuro a través de un gemelo digital de la ciudad ayudará a las empresas de transporte y trenes de cercanías a revisar y redefinir sus estrategias de fijación de precios.

Una estrategia de movilidad urbana inteligente, por tanto, necesita soluciones tecnológicas inteligentes, y la creación de un gemelo digital de la ciudad es una valiosa herramienta para un ayuntamiento a la hora de analizar, evaluar, y tomar decisiones sobre cambios en la movilidad urbana y los potenciales costes, impactos y ventajas que puedan tener. Tiene además un papel fundamental en el proceso de comunicar dichos cambios a las partes afectadas y convencerles de sus beneficios.

Autor

kevin bidon chanal

Kevin Bidon-Chanal

Director de Ventas España e Italia, Cyclomedia

 

La Movilidad Inteligente y su papel en el futuro de las ciudades

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.