El móvil como tarjeta de crédito se dispara en España

Las tarjetas de crédito están condenadas a desaparecer del día a día del comercio minorista con la llegada del pago por móvil.

Grandes bancos y operadoras se disputan un suculento mercado. El pago con móvil simplifica los trámites para el usuario, que sólo necesita un teléfono con tecnología NFC para interactuar con cualquier terminal punto de venta.

Las tarjetas de crédito están condenadas a desaparecer del día a día del comercio minorista. Samsung Pay desembarcó en España el pasado 2 de junio, en un movimiento que permite a la firma coreana adelantarse a Apple y que convertirá a nuestro país en el primer mercado europeo en donde se podrá utilizar la solución del fabricante coreano para que el móvil se convierta en una tarjeta de crédito. 

La ventaja del pago con móvil es que la información registrada en los teléfonos está encriptada, de manera que, en caso de pérdida o robo, es imposible acceder a ella sin que antes el usuario verifique su identidad. En la mayoría de ocasiones, se hace a través de una huella digital o un código pin adicional para fortalecer la seguridad.

La idea detrás del pago con el móvil es simplificar los trámites para el usuario, que no necesita llevar encima su tarjeta de crédito física. Basta un teléfono con tecnología NFC (comunicación de campo cercano) para interactuar con cualquier terminal punto de venta (TPV) por proximidad, de la misma manera que lo hacen ahora las tarjetas 'contactless'.

Samsung no es ni la primera ni la última en afincarse en España. A falta de que Apple Pay y Android Pay concreten su presentación, también durante este 2016, las opciones existentes hasta ahora son sólo las que han puesto en marcha los grandes bancos y algunas operadoras.

 

Samsung Pay, Apple Pay y Android Pay se estrenarán en este 2016

 

El pago digital en España 

Excepto Banco Popular, los principales bancos españoles cuentan con su propia aplicación de pago a través del teléfono móvil. Esta es la lista de las existentes, además de las han creado operadoras telefónicas y fabricantes de terminales.

Santander: Santander Wallet. 

Móvil con tecnología NFC, aplicación y un TPV 'contactless' .bastan para hacer la compra. 

Bankia: Banka Wallet. 

Móvil con tecnología NFC, aplicación y un TPV 'contactless' .bastan para hacer la compra.

BBVA: BBVA Wallet. 

 Móvil con tecnología NFC, aplicación y un TPV 'contactless' .bastan para hacer la compra.

La Caixa: imaginBank.

Banca exclusiva en el móvil, incluidos los pagos a través del teléfono. Sus cuentas son independientes de La Caixa.

ING Direct: Twyp.

De momento, para Android y Master Card. La entidad holandesa ha hecho ruido en los últimos meses con una solución a medio camino. No se puede pagar en comercios, pero sí transferir dinero a otros usuarios. Basta la 'app' y el número de teléfono del destinatario.

 

Vodafone Wallet

La operadora de telefonía sostiene que con su Wallet se puede pagar en más de 700.000 establecimientos, aunque el sistema está limitado, por el momento, a Android.

Orange Cash

El operador ofrece una tarjeta SIM NFC de manera gratuita a aquellos clientes que no dispongan de un teléfono con esta tecnología. Como en el caso de Vodafone, está restringida a Android.

Samsung Pay

No se liga a ningún banco en exclusiva. Los modelos compatibles: Galaxy S6 y S7, el A-5 y el Note 5. Funciona tanto con los TPV 'contactless' como con los tradicionales.

Apple Pay

El funcionamiento es similar al de Samsung. Se puede utilizar con el SE, el 6 y el 6s, Apple Watch e iPad. Basta con escanear la tarjeta de crédito. 

Android Pay

Estará disponible para todos aquellos terminales del sistema operativo de Google que cuenten con la tecnología necesaria para efectuar los pagos a distancia. La pasarela de pago de Android es la que tiene más visos de tardar en asentarse en nuestro mercado. En Estados Unidos hasta se puede retirar dinero desde un cajero.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.