DES 2016 El evento de la transformación digital

DES 2016

Al acudir a Digital Enterprise Show (DES 2016) son inevitables los paralelismos con otro evento de reciente creación, que también partía de una necesidad en un momento en el que una tendencia como las Smart Cities se convirtió en una realidad tangible. El evento Smart City World Expo surgió en un momento de ebullición, y con el paso de las ediciones se ha ido consolidando como una cita imprescindible para empresas y ciudades de todo el mundo. 

DES 2016 también surge en un momento de ebullición, en el que la transformación digital es una corriente en proceso de definición y en el que ni siquiera hay un consenso sobre las directrices a seguir para su integración en los procesos de las empresas. Esta primera edición ha sido un reflejo de este estado de gestación, lo cual ha supuesto, al mismo tiempo, que el evento tuviera una vocación marcadamente didáctica. 

 

Un programa muy bien pensado 

El programa de esta primera edición de DES 2016 giró en torno a diferentes verticales dentro de los procesos empresariales: Recursos Humanos, el mundo de los CIOs y sus necesidades y circunstancias, los departamentos de Recursos Humanos, el punto de vista de los emprendedores, así como el papel de la mujer en los procesos de transformación digital. 

Además, con carácter transversal, DES 2016 contó con el programa Masterminds, en el que hubo ponencias de carácter general sobre la transformación digital, con personalidades de gran relevancia dentro del mundo de la ciencia, la economía, la seguridad o la tecnología, entre otros campos. 

 

La transformación digital es una respuesta a la digitalización de la economía

 

También hubo un área de exhibición, donde las empresas participantes tuvieron la oportunidad de mostrar sus soluciones y productos relacionados con este fenómeno, así como la primera edición de los Premios Digital Mindset Awards. Por último, paralelamente al desarrollo de DES 2016, tuvieron lugar diferentes eventos sectoriales por parte de Empresas como Fujitsu o Salesforce, con el congreso Fujitsu World Tour 2016 y Salesforce Essentials respectivamente. Como último ingrediente, la figura de país invitado también estuvo presente, de la mano de Israel en esta primera edición. Suecia tomará el relevo en 2017

 

 

Pero, ¿qué es la transformación digital? 

Este fue uno de los puntos fundamentales que se trataron durante las ponencias y sesiones de DES 2016. Es lógico, en un momento como este en el que se están sentando las bases de este proceso de transformación de las empresas y los negocios. Nos quedamos con dos de las definiciones. Una, por parte de Brian Solis, conferenciante, blogger y analista, que dio una definición de transformación digital robusta y holística: “El realineamiento de, o las nuevas inversiones en, tecnología, modelos de negocio y procesos para obtener valor a partir de los usuarios y los empleados, y competir de un modo más efectivo en la siempre cambiante economía digital”. 

Por su parte, Daniel Newman, autor del libro Building Dragons: Disruption Culture and Technology, definió la transformación digital como “la habilidad para adaptarse a los cambios de la economía digital”. 

El elemento común en ambas definiciones es la economía digital, siendo la transformación digital la habilitadora de la integración de la economía digital en los procesos de negocio y empresariales. 

Es decir, la transformación digital es una respuesta a la digitalización de la economía. Las transacciones financieras se realizan más rápido, a nivel global, mediante métodos digitales, sin intervención humana en muchos casos y favorece a los que se adapten a esta velocidad de un modo más eficiente e inteligente. 

A medida que la economía se ha ido digitalizando, la necesidad de adaptación por parte de las empresas se ha ido acrecentando por igual. Sobre todo, para ser competitivas en sus respectivos mercados, sean las obras públicas, la sanidad, retail, manufactura, el sector de la comunicación y la prensa, el marketing o, en general, cualquier sector y vertical en el que podamos pensar. 

El mundo de la emprendeduría también se ve afectado. Los procedimientos para crear una empresa o un negocio se aceleran también.

 

Los datos, la moneda de la economía digital 

Si los datos son la moneda de la economía digital, la transformación digital tiene que ser capaz de manejarlos de un modo tal que fluyan en abundancia y con el máximo valor posible. Una parte importante de los procesos de transformación están pensados para manejar y procesar datos a gran velocidad, en grandes cantidades y procedentes de fuentes no estructuradas y estructuradas.

En realidad, con esos tres ingredientes, llegamos al Big Data. Y en DES 2016 hubo lugar para este tema en una buena parte de las charlas, enlazando con el fenómeno de la computación cognitiva liderado por IBM y ejemplificado en iniciativas como Watson y las herramientas de analítica y descubrimiento avanzadas.

Al mismo tiempo, los departamentos de RRHH tienen que ‘cambiar el chip’ y buscar talento dentro y fuera de la empresa, pero bajo premisas muy diferentes a las que se usan ahora. Se necesitan profesionales cualificados en materias que ni siquiera tienen su correspondencia con una titulación académica. 

 

La presión sobre los Recursos Humanos es grande, en un momento donde el talento se necesita de forma primordial como ingrediente del éxito de un negocio o una empresa. Y los profesionales de RRHH tienen que ser capaces de descubrir ese talento con rapidez y urgencia. De hecho, uno de los conceptos que se manejaron en las ponencias sobre RRHH fue el de ‘analítica de RRHH’. 

 

El marketing, también

El Marketing también está sujeto a cambios. Tiene que ser ágil y llegar a los usuarios y clientes de un modo tal que, en unas pocas semanas, un producto o servicio se consiga dar a conocer y se pueda vender. EL uso de las redes sociales, el vídeo, el marketing de contenidos y otras estrategias digitales están a la orden del día. 

Las conferencias, a lo largo de los tres días del evento, giraron en torno a los conceptos básicos, primero, y a técnicas y procedimientos específicos, después, llegando a tocar temas tales como la optimización para Google, SEO y analítica de datos. El engagement, un concepto esencial para el marketing, también tiene que ser revisado desde la perspectiva de la transformación digital. 

La experiencia de usuario (CX), la aplicación de la inteligencia artificial en la relación con los clientes, la analítica avanzada para ‘escuchar’ en las redes sociales y otros muchos temas fueron parte de los contenidos sobre marketing en DES 2016, tratados de un modo ordenado yendo de menos a más profundidad, y de más general a más específico para adentrarse en los recovecos de esta materia. 

 

El CIO y su particular transformación digital

Si hay una figura dentro del organigrama de las empresas que está viéndose especialmente afectada por la transformación digital de los negocios, esa es la del CIO. Los Chief Information Officers, si ya antes tenían que reportar al CEO, COO o al CFO, ahora también tienen que vérselas con los CMO. Es decir, el CIO no solo necesita hablar el lenguaje de las tecnologías de la información, también tiene que conocer los procesos de los negocios donde son los responsables del mantenimiento y despliegue de los sistemas tecnológicos.

Es más, el CIO necesita también hacer valer su función dentro del contexto de la transformación digital, so pena de acabar siendo prescindible. Reportar a tantos ejecutivos de nivel C acaba diluyendo responsabilidades.

Ahora bien, ¿cómo puede un CIO adentrarse en los entresijos de los procesos de negocio? La respuesta preferida por los ponentes en diferentes sesiones fue la del aprendizaje autodidacta y la observación y el diálogo interno. Ya no se trata de que los departamentos de finanzas o marketing o recursos humanos usen las herramientas IT de la empresa. Todo lo contrario: cada departamento empieza a demandar del CIO que ponga en sus manos herramientas válidas para adoptar los procesos de transformación digital de sus actividades.  

Estas cuestiones y otras muchas se debatieron en el CIO Summit, el foro dedicado específicamente a estos ejecutivos, que con la transformación digital han visto cómo los cimientos de su labor profesional se tambalean. No necesariamente para mal, pero sí en una dirección diferente, donde las tecnologías de la información están sujetas a las mismas reglas que las de la transformación digital: rapidez, adaptación, flexibilidad…

 

La seguridad, el gran reto 

Otro elemento esencial para entender los procesos de transformación digital de las empresas es el de la seguridad. Y más concretamente el de la cyberseguridad. Los datos se almacenan en servidores, circulan por las redes de comunicaciones y se capturan en sensores y dispositivos del IoT. Es esencial que esos datos y las infraestructuras estén protegidos convenientemente, no solo frente a amenazas, sino también frente a posibles fallos en la medida de los sensores, o a averías. 

Los procesos industriales, la sanidad, la banca, las infraestructuras y, en general, las empresas en su conjunto, están adoptando métodos y procesos digitales, y es necesario que sean confiables, resilientes y seguros para que la transformación digital se aborde de un modo generalizado. 

Términos como la confianza, la resiliencia o la privacidad son moneda de cambio habitual en los proyectos de transformación digital, y fueron tratados en DES 2016 dentro del foro dedicado a la cyberseguridad.

 

El papel de la mujer en la transformación digital

En un mundo perfecto, este capítulo no tendría por qué estar dentro de un programa de un evento como DES; pero de momento, el mundo de las tecnologías de la información cuenta con una presencia desigual de mujeres ocupando cargos como el de CIO. 

La palabra clave aquí fue ‘diversidad’. Durante las ponencias en el programa de liderazgo de la mujer en transformación digital, se abordó esta circunstancia desde perspectivas como la cultural, la gestión del liderazgo o la implantación de medidas que favorezcan la diversidad.

También hubo lugar para ponencias en las que mujeres relevantes dentro del mundo de la transformación digital compartieron su visión y análisis sobre el panorama actual y futuro, así como sobre las tendencias en este apartado.

 

El mercado de la innovación 

El Open Innovation Marketplace fue otra de las actividades que tuvieron lugar paralelamente al evento DES2016. En este caso, se trata de una fórmula bastante habitual dentro de la economía digital, en la que emprendedores y pequeñas empresas tienen la oportunidad de contar sus ideas y proyectos frente a inversores o representantes de grandes empresas en busca de talento. 

La rapidez con la que se adoptan nuevas soluciones, servicios o procesos B2B dentro de las empresas sólo se puede comparar con la velocidad con la que se adoptan en los procedimientos B2C hacia el consumidor. Muchas veces, el talento necesario para seguir este ritmo frenético hay que buscarlo fuera, en ideas frescas e innovadoras. 

El Open Innovation Marketplace, en un formato de Elevator Pitch, menos rígido que en otros eventos, y con espacio para networking y reuniones, fue otro de los pilares de DES 2016 con proyectos en áreas como la salud, manufactura, banca, turismo y hostelería, alimentación, ciudades y sector público, transporte y logística, retail y bienes de consumo, etcétera.

 

El área de exposición 

Un componente fundamental de cualquier evento es el área de exposición. Es el lugar donde se puede tomar contacto con aquellas soluciones y servicios que las empresas muestran de un modo explícito a los visitantes y clientes.

En otras ocasiones, los espacios se transforman en lugares de ocio improvisados en los que hacer disfrutar a los clientes y visitantes con experiencias lúdicas, y de paso aprovechar para conocer a nuevos clientes potenciales en un entorno distendido. 

 

Se necesitan profesionales cualificados en materias que ni siquiera tienen su correspondencia con una titulación académica

 

También es un lugar para el networking, para entablar conversaciones espontáneas acerca de tendencias, ideas o proyectos. En algunas ocasiones se pueden formalizar alianzas o fórmulas de colaboración en proyectos complementarios. 

En esta edición, el área de exposición contó con la presencia de decenas de empresas de sectores muy diversos, como las finanzas, las tecnologías de la información, la consultoría, infraestructuras y servicios, redes sociales, el marketing, telecomunicaciones o la educación. 

 

 

Los European Digital Mindset Awards 

Digital Enterprise Show también tiene sus premios. Los European Digital Mindset Awards, que reconocieron en esta primera edición al mejor líder ejecutivo de 2016, a la mejor compañía en transformación digital, al mejor trabajo periodístico en transformación digital, a la mejor campaña digital y a la mejor start-up disruptiva digital. 

Federico Flórez, CIO de Ferrovial , fue el galardonado con el premio al mejor líder ejecutivo. Meliá Hoteles fue la mejor compañía en transformación digital. Fernando Almaraz ganó el premio periodístico sobre transformación digital. Improve Search se quedó con el de la mejor campaña de marketing digital y Spotcat fue la mejor start-up disruptiva.

  


Nos vemos en 2017 

La siguiente edición de Digital Enterprise Show ya tiene fecha: del 23 al 25 de mayo de 2017. Y de nuevo será en Madrid, en el espacio IFEMA. Suecia será el país invitado como socio para la edición 2017 tomando el relevo de Israel. Suecia es considerada el centro europeo del emprendimiento, y es de esperar que contribuya a que el evento 2017 esté aún más comprometido con las start-ups que en esta edición 2016. 

DES es un evento llamado a crecer al compás de la puesta a punto de los procesos y servicios que hacen posible la transformación digital en las empresas o en las instituciones públicas. 

Y además es un evento necesario a pesar de las dudas que rodean estas palabras mágicas que son ‘transformación digital’. Estudio tras estudio, como el reciente de Mckinsey (http://goo.gl/muN1YO), la tendencia se confirma: la transformación digital es un hecho, no siempre deseado pero cada vez más necesario. 

Ejemplos como el de Kodak muestran que la inadaptación al medio conduce a la quiebra. El medio es la economía digital, donde las empresas se alimentan de los fondos de inversores que apuestan por ideas y fórmulas innovadoras capaces de atraer audiencias globales en cuestión de meses en vez de años. 

La transformación digital también toca a las grandes compañías, que se ven obligadas a acelerar sus ritmos de innovación para evitar que los emprendedores, en sus garajes, ocupen su lugar en cuestión de pocos meses. 

Tras la primera edición de Digital Enterprise Show, con más de 18.000 visitantes y una agenda repleta de actividades, la sensación es la de haber ‘pinchado en hueso’. Tanto las empresas que ya están adoptando la transformación digital como las que se acercan a esta tendencia con recelo y desconocimiento tienen en DES una cita esencial para perfilar sus prioridades y sus estrategias digitales. 

En el fondo, la transformación digital es casi una cuestión de supervivencia. Hace tan solo unos pocos años, una empresa fuerte y consolidada difícilmente se sentiría amenazada por una start-up. Pero hoy en día, una start-up puede, en cuestión de meses, eclipsar a una gran empresa si consigue financiación, se mueve con soltura en las redes sociales y tiene una idea innovadora, un producto atractivo o un servicio imprescindible.

Captar talento, retenerlo, sacar lo mejor de este talento y convertir las ideas en negocios lo más rápidamente posible y con la mayor eficacia son habilidades que no es fácil desarrollar de forma aislada, y eventos como Digital Enterprise Show son citas imprescindibles para los profesionales implicados en este cambio.

El pulso, medido a pie de evento, mostraba entusiasmo y algún “esperaba algo más” por igual. La siguiente edición tiene el reto de superar a la primera, así como preparar un programa tan completo como el de esta edición, pero adaptado a los cambios que pudiera haber durante estos meses que siguen. 

Los ponentes también son una pieza esencial para el transcurso de un evento. En esta edición se contó con figuras destacadas como Albert László Barabási, Sydney Finkelstein, Michael Krigsman o Brian Solís entre otros más, dentro de una lista de más de 450.  El reto es volver a conseguir que los primeros espadas en la transformación digital. 

 

 


Del ‘hype’ a la realidad 

DES 2016 surge como reacción ante un fenómeno/tendencia que arrasa a nivel mediático, como es la transformación digital ahora o lo fueron las smart cities en su día. Eso hace que la primera edición sea un tanto impredecible. Tanto por impacto mediático como por reacción de las empresas y los visitantes. 

Es complicado hacer un evento que esté a la altura de las expectativas cuando versa sobre un ‘hype’. Los ‘hypes’ están siempre por encima de la realidad. Con todo, las personas con las que hablé mostraron tanto aprobación incondicional hacia el evento en unos casos, como cierto recelo en otros. En cierto modo, se esperaban más (más pabellones, más empresas, más de todo), pero es bueno que ‘se pinche’ la burbuja del ‘hype’ alrededor de la transformación digital y se lleve al terreno de lo tangible. Y, a partir de ahí, hacer sucesivas ediciones sólidas y robustas donde ya se sepa a qué atenerse, y con unas expectativas ajustadas a la realidad.

Por otro lado, a la vista de las definiciones de transformación digital en el contexto de la economía digital, parece necesario dedicar un apartado precisamente a eso, a la economía digital. Si la transformación digital se trata de seguir el ritmo a la economía digital, es lógico tratar de entender un poco mejor qué condicionantes impone esta economía. 

Las Fintech son un fenómeno mediático en ciernes, y son el nexo de unión por excelencia entre transformación digital y la economía digital. No es casualidad que precisamente un Fintech haya ganado el premio a la startup disruptiva digital de esta edición. 

Quedan once meses para la siguiente edición de DES, y a buen seguro ya se están sentando las bases de sus contenidos. 

 

Por Manu Arenas

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.