Smart Patrimonio de Telefónica

Smart Patrimonio de Telefónica

La Tecnología acude en ayuda de la Ciencia para obtener respuestas clave que permitirán adoptar medidas para preservar el valioso Patrimonio Cultural de nuestro país

El adjetivo “smart” tiene muchas acepciones, especialmente cuando se trata de un campo tan amplio como el de las smart cities. Pero cuando se trata de áreas de aplicación concretas, es posible identificar la esencia de esa inteligencia, dependiendo del alcance de cada proyecto concreto. En el caso de Smart Patrimonio, el adjetivo “smart” es el resultado de orquestar muchos de los elementos que caracterizan a la “inteligencia” tecnológica: desde M2M, hasta la nube, pasando por analítica de datos con la vista puesta en responder a preguntas para las cuales los métodos científicos tradicionales no tienen respuestas.

En países como España, y otros muchos en los que las ciudades de hoy se han levantado sobre las piedras de ciudades de hace centenares o miles de años, conviven edificios y construcciones que ya son parte de nuestra Historia con otros que empiezan a ser parte de nuestro futuro. Se trata de un Patrimonio Cultural de incalculable valor que hasta ahora solo era susceptible de ser restaurado una vez que se producía algún tipo de daño o erosión. La restauración correctiva no es la estrategia ideal para la conservación del patrimonio, pues supone actuar una vez que se ha deteriorado un edificio, un cuadro o una construcción dada. Pero la prevención, usando métodos tradicionales como la inspección periódica, es inviable. Según datos del Ministerio de Cultura, solo en España, hay 104.583 bienes protegidos de índole cultural, siendo 44 de ellos patrimonio de la humanidad, con nada menos que 97 catedrales y basílicas. Unas cifras imposibles de manejar de un modo tradicional.

 

M2M, la solución 

SH BuildingLa instalación de sensores que monitoricen parámetros clave para la evaluación del estado de un bien cultural es la alternativa tecnológica por antonomasia a la inspección manual.No es una iniciativa nueva, sin embargo. Previamente a la materialización de la solución Smart Patrimonio, la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico (www.santamarialareal.org) había puesto en marcha el Sistema de Monitorización del Patrimonio MHS (Monitoring Heritage System) basado en la instalación de sensores para medir parámetros ambientales y estructurales, desde humedad, temperatura o luz, hasta variaciones en la inclinación de superficies, aumento del tamaño de grietas, concentración de elementos químicos en el aire o el entorno, etcétera. Este sistema de sensores conectados inalámbricamente, recoge datos relevantes de cara a aplicar técnicas de analítica capaces de dar a los expertos las respuestas que buscan a preguntas que a día de hoy no tienen una respuesta clara acerca de la degradación de los bienes culturales del Patrimonio a causa de factores ambientales o estructurales. Los datos están disponibles en la web www.mhsproject.com para los usuarios registrados, facilitando el acceso a los mismos a través de la nube. 

El sistema está comercializado por Telefónica, y ya está en proceso de despliegue en diversos puntos, tanto de España como Francia y Portugal como la catedral de Palencia, del Museo Vasco y de la Historia de Bayona en Francia, y de la iglesia de San Pedro en Roriz (Portugal). No en vano, este proyecto se engloba en el marco del proyecto SHbuildings (www.shbuildings.eu), financiado por la Unión Europea a través del Programa de Cooperación Territorial del Espacio Sudoeste Europeo, Interreg IV B SUDOE (www.interreg-sudoe.eu), con ámbito de actuación en España, Francia y Portugal.

 

Smart Patrimonio 

Además de los bienes monitorizados descritos anteriormente, ya se están instalando sensores en otros puntos clave de nuestro Patrimonio, como la muralla de Ávila, el convento de Santa Clara en Tordesillas, propiedad de Patrimonio Nacional o la iglesia de San Pedro de la Nave en El Campillo (Zamora). Y precisamente fue en la muralla de Ávila donde el pasado 21 de junio de 2015, se presentó oficialmente la solución Smart Patrimonio de Telefónica  , enfocada a la gestión del Patrimonio Cultural e Histórico a través de su monitorización inteligente. En el evento estuvieron presentes Diana Caminero, Gerente M2M Dirección Telefónica Digital España, Juan Carlos Prieto Vielba, director general de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, José Luis Rivas, alcalde del Ayuntamiento de Ávila y Rosa Ruiz, arqueóloga municipal y responsable de la Unidad de Patrimonio de Ávila.

Esta solución ya funciona en la muralla de Ávila, y cuenta con 60 sensores conectados inalámbricamente monitorizando temperatura, humedad, iluminación, CO2, concentración de sales o radiación solar, que son llevados a la plataforma de IoT de Telefónica, donde son procesados usando herramientas de analítica y Big Data con algoritmos diseñados específicamente para esta aplicación de gestión patrimonial. Además de la muralla de Ávila, hay otros enclaves donde también se está implantando, como el convento de Santa Clara en Tordesillas, propiedad de Patrimonio Nacional o la iglesia de San Pedro de la Nave en El Campillo (Zamora). De este modo, actualmente son más de medio centenar de sitios o bienes patrimoniales conectados en red y monitorizados.

La solución Smart Patrimonio es el resultado de un trabajo conjunto inspirado por la necesidad de pasar de la restauración correctiva a la conservación preventiva. Se ha escuchado a los expertos, y se han tomado decisiones correctas tanto por su carácter óptimo de cara a la preservación del Patrimonio, como por su ahorro de costes en un momento en el que los presupuestos destinados a proyectos de esta índole se supeditan a otras partidas más urgentes en momentos de crisis. A pesar de que M2M no es una tecnología nueva, ni mucho menos, es ahora cuando el desarrollo de aplicaciones en la nube y la mejora de las tecnologías de comunicaciones permiten que se puedan tomar estas decisiones inteligentes.

 


 

Las claves de la solución Smart Patrimonio

  • Los dispositivos usan comunicaciones inalámbricas y nunca intrusivas.
  • Están especialmente diseñados para ser instalados en entornos patrimoniales, siendo altamente respetuosos con estos.
  • Se pueden instalar en lugares de acceso complejo por su ubicación, aislamiento o por medidas especiales de seguridad.
  • Miden variables estándares como son la temperatura, humedad, iluminación, etc; aunque también otras especializadas como son de xilófagos, contaminantes varios que afectan al patrimonio y las asociadas a la propia estabilidad estructural del monumento histórico.
  • Se dispone de interfaz Web y local (PC), en función de las necesidades del proyecto. Especialmente orientado para su uso, cuenta con informes y gráficas personalizadas.
  • Emplea algoritmos Biga Data especializados en prevención patrimonial.
  • Permite su uso en edificios religiosos (conventos, monasterios…) y civiles (murallas, torres, museos…), tanto en exterior como en su interior. También permite la protección de patrimonio cultural como pinacotecas, archivos…

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.