Unámonos

San Francisco

El Consejo Económico de Ámsterdam, el Ayuntamiento de Barcelona y los Departamentos de Planificación y de Medio Ambiento de San Francisco han anunciado conjuntamente su alianza estratégica con Cityzenith

Esta colaboración “a tres ciudades” es la primera ocasión en la que destacadas “ciudades inteligentes” han unido sus fuerzas para establecer una plataforma común que permita usar y compartir datos de la ciudad, tanto en el entorno de la propia ciudad y sus ciudadanos como entre ellas.


La crisis financiera mundial del 2008 afectó en gran medida a las ciudades de todo el mundo; durante los años que siguieron al colapso financiero global de 2008, los ayuntamientos vieron cómo el apoyo económico por parte de los gobiernos menguaba significativamente o directamente desaparecía. Viéndose en la situación de tener que resolver sus propios asuntos sin contar con ayuda gubernamental, una vez superado el impacto inicial las ciudades reaccionaron desarrollando estrategias que las fortalecieran, poniendo en marcha mejoras en las políticas e implementando soluciones tecnológicas enfocadas a conseguir que las ciudades fueran más eficientes, sostenibles y económicamente independientes. Como consecuencia directa de ello, durante los últimos años han iniciado su andadura varios proyectos relacionados con las ciudades inteligentes en todo el mundo, y han aportado innovaciones esenciales para las ciudades en términos de gestión de energía, seguridad ciudadana, infraestructura, transporte, educación, salud, ocio y participación ciudadana, entre otras. Actualmente, el ámbito de mercado de las Ciudades Inteligentes crece rápidamente, a un ritmo del 30% anual, con la previsión estimada de alcanzar los 57.000 millones1 de dólares en el año 2015.

Hoy en día, hay ciudades en todo el mundo que se hallan ya en las distintas fases de aplicación de centenares de proyectos centrados en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) relacionados con las ciudades inteligentes; aunque muchos de estos proyectos son aún proyectos piloto, su aplicación ya ha favorecido un debate más transversal, más informado, sobre el futuro de las ciudades inteligentes, centrado en el uso de Big Data en las ciudades, y en las herramientas y sistemas que crean nexos de unión entre las personas, los lugares y las cosas en la emergente Internet de las Cosas (Internet of Things). El crecimiento, durante los pasados meses, de los servicios y soluciones relacionados con las ciudades inteligentes ha propiciado una explosión de datos en las ciudades: datos obtenidos de sensores, de portales de internet, de dispositivos Máquina a Máquina (M2M), de dispositivos móviles… el 90% de dichos datos está sin estructurar, con lo que permanece prácticamente sin utilizar o infrautilizado. Como punto de referencia puede remarcarse el hecho de que actualmente las ciudades generan 4.1 terabytes de datos por día y por kilómetro cuadrado de área urbanizada, y que dicha cifra aumentará en un 40% anual hasta el 2020. No obstante, a pesar del incremento en cantidad e importancia de las fuentes de datos relacionados con las ciudades inteligentes a nivel global, en el mercado aún faltan herramientas en plataformas comunes que hagan posible utilizar los datos; que permitan consolidar, visualizar, analizar, optimizar y, en definitiva, compartir los datos relativos a la ciudad.

La consiguiente fragmentación del mercado y de los actores que a la vez lo nutren y lo guían ha conllevado una entrada en tromba de soluciones diseñadas a medida -aislados oasis de innovación- así como un crecimiento y comunicación desiguales. En estas circunstancias, el desarrollo y la distribución de soluciones y políticas para ciudades inteligentes que puedan ser escalables y efectivamente desarrolladas a gran escala ha sido todo un reto para los responsables de establecer las directrices, quienes buscan la estandarización y la predictibilidad. Las soluciones que han aparecido más recientemente en el mercado hacen hincapié en la aportación de recursos que permitan optimizar el aparcamiento, la gestión de la energía y la participación ciudadana, pero el debate acerca de los estándares se halla aún en las etapas iniciales, a excepción de los esfuerzos realizados para establecer estándares de sostenibilidad y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GHG por sus siglas en inglés2) desarrollados por redes globales de ciudades como el C40 Cities Group, el City Protocol, y el World Bank/WRI GHG Protocol3. No obstante, en ausencia de una plataforma de gestión de datos exhaustiva, escalable y extensiva, que sea accesible a todos, intuitiva y fácil de utilizar, los dirigentes ciudadanos han buscado modos de esquivar “a mano” estos escollos o diseñado apps específicas para una situación concreta cuando han tenido que enfrentarse a la gran variedad de software y sistemas preexistentes que han convertido la monitorización, la gestión y la comunicación de la información entre ciudades y entre éstas y sus dirigentes en algo casi imposible. En resumen, el mercado de las ciudades inteligentes no puede evolucionar de modo significativo sin una plataforma exhaustiva, holística, de Big Data, que aporte un marco de trabajo a los estándares de mejora en innovación urbana para aportar valor a gran escala.


La plataforma Cityzenith 5D Smart CityTM de Cityzenith fue creada para llenar este hueco. La tecnología de acceso abierto, no patentada, de la plataforma permite convertir en simples, intuitivos y directos datos complejos relativos a la ciudad, y está diseñada para facilitar la visibilidad, accesibilidad y utilidad de los datos urbanos. Las ciudades son ya actualmente una de las mayores fuentes de “Big Data”, pero muchos de estos datos no se recogen, permanecen sin usar o son malinterpretados debido a los límites de los sistemas existentes. A pesar de lo prometedoras que son las ciudades inteligentes, la falta de una plataforma segura, escalable y abierta ha limitado severamente los esfuerzos para convertirlas en realidad. La plataforma 5D SMART CityTM de Cityzenith, con su navegador web 3D fácil de usar -desarrollado por uno de los principales creadores de Google EarthTM- aporta la tan esperada plataforma. Ha sido diseñada específicamente para conectar, recoger y acceder a una muestra representativa de fuentes de datos de ciudades desde una única perspectiva, de uso sencillo. Si la tercera dimensión es el espacio, y la cuarta es el desarrollo en tiempo real, la quinta captura y analiza los datos midiendo la relación entre los dos, que se halla en constante cambio. La plataforma 5D SMART CityTM de Cityzenith y sus 5D SMART AppsTM hacen posible que la información sea accesible en todo momento, desde cualquier lugar y a cualquier persona.

La plataforma 5D SMART CityTM está basada en la moderna tecnología de la web 2.0, y se implementa fácilmente en la nube o detrás de un cortafuegos. Usando íntegramente estándares abiertos, su cliente 3D basado en el navegador se presenta en formato HTML5, mientras que la capa subyacente de visualización lo hace, como la mayoría de entornos de modelización en 2D y en 3D, a través de un formato abierto de archivo estándar. El repositorio que aporta a la plataforma la flexibilidad, la posibilidad de extensión y la escalabilidad también se basa en estándares de formato abierto, concretamente XML. Y la conexión a los subsistemas de la ciudad para la recogida de datos en tiempo real se logra mediante un conjunto de APIs de Javascript, REST y AJAX bajo el nombre de 5D SMART AppsTM, que resguardan a los desarrolladores de la complejidad de los sistemas preexistentes, permitiéndoles centrarse en la experiencia global de usuario, lo que conlleva que la colaboración entre dirigentes sea intuitiva y fácil.

Las 5D SMART AppsTM ofrecen a los dirigentes nuevas herramientas para racionalizar las operaciones y para aprender e implementar mejores prácticas aplicadas ya por otros socios de todo el mundo. Los ciudadanos tienen la oportunidad de mejorar como les parezca oportuno los lugares públicos donde viven, trabajan y juegan. Estas apps, que son la base de la plataforma 5D SMART CityTM, permiten a los usuarios acceder visualmente a una inmensa cantidad de fuentes de datos actualizadas constantemente -como por ejemplo informes, uso de la energía en edificios, fotografías, vídeo, aviso de actualizaciones de páginas web (RSS), tweets, etc- y utilizarlas de formas nuevas e imaginativas. Algunos ejemplos incluyen: el seguimiento de los gases de efecto invernadero y el consumo de energía; la monitorización de construcciones e infraestructura; la optimización del tráfico y el aparcamiento; la consolidación de sensores de datos; alertas de seguridad ciudadana, así como ocio, salud y educación.

El 18 de noviembre de 2013, el Consejo Económico de Ámsterdam, el Ayuntamiento de Barcelona y los Departamentos de Planificación y de Medio Ambiente de San Francisco anunciaron conjuntamente su alianza estratégica con Cityzenith para desarrollar y lanzar al mercado 5D SMART City, una colaboración que transformará la recogida, la visualización, el análisis y la gestión de los datos de la ciudad.

Esta colaboración “a tres ciudades” es la primera ocasión en la que destacadas “ciudades inteligentes” han unido sus fuerzas para establecer una plataforma común que permita usar y compartir datos de la ciudad, tanto en el entorno de la ciudad y sus ciudadanos como entre ellas. La iniciativa, que muchas otras grandes ciudades están en camino de adoptar, con el tiempo transformará el modo en que se gestionan las ciudades. También creará nuevas oportunidades para la participación y el compromiso en la acción ciudadana a nivel local, al tiempo que permitirá que los datos sean accesibles libremente por los ciudadanos a través de sus dispositivos móviles.

Las fases iniciales del proyecto desarrollarán aún más la capacidad de la plataforma para:

  • Mejorar la colaboración entre las distintas instituciones de la ciudad;
  • Recoger más y mejores datos para incrementar la sostenibilidad y la eficiencia;
  • Estimular la creación de aplicaciones lideradas por ciudades y por ciudadanos para aumentar el compromiso tanto con los ciudadanos como con los gobiernos y las empresas; y también,
  • Compartir mejores prácticas entre ciudades colaboradoras.

Manel Sanroma, director del Servicio de Información del Ayuntamiento de Barcelona, expresó su punto de vista sobre el desarrollo de una plataforma de colaboración basada en estándares para las ciudades. “La plataforma 5D exclusiva de Cityzenith será un componente importante de la Situation Room4 que hemos diseñado, y facilitará el intercambio de información y de experiencias dentro de las ciudades y entre ellas, al tiempo que hará más efectivo dicho intercambio. Nos hace mucha ilusión colaborar con San Francisco y con Ámsterdam, dos de las ciudades más progresistas a nivel global, para convertir este ambicioso sueño en realidad, e invitamos a ciudades de todo el mundo a unirse a nuestro objetivo”.

Ger Baron, Gestor del Programa y del Clúster de Tecnologías de la Información (IT según sus siglas en inglés) en el Consejo Económico de Ámsterdam, aportó también su visión. “En Ámsterdam hemos estado trabajando muy intensamente en Open Data durante los últimos años. Ha llegado el momento de dar el siguiente paso, un paso que queremos dar junto a dos de las ciudades pioneras en el mundo, y nuestro objetivo es contribuir a determinar un estándar para la colaboración entre ciudades inteligentes. Aspiramos a hacer posible que los ciudadanos, los emprendedores y los visitantes utilicen los datos que tanto Ámsterdam como nuestros colaboradores generemos y mantengamos, ya que compartir el conocimiento y tener una actitud abierta hacia el servicio público es parte fundamental del Consejo Económico de Ámsterdam y de nuestro programa de ciudades inteligentes. Con Cityzenith como socio tecnológico esperamos poder lograr nuestros objetivos y hacer posible la colaboración con San Francisco y Barcelona”.

Melanie Nutter, directora del Departamento de Medio Ambiente de San Francisco, afirmó5: “Los datos tienen el potencial de informar, de motivar y de acelerar la consecución de los objetivos de San Francisco en lo tocante a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del medio construido. Los datos también son esenciales como catalizadores para el desarrollo de “un giro hacia lo verde” a nivel de barrios mediante los Ecodistritos, en los que los sectores público y privado fijan y logran objetivos comunes. Implicarnos con nuestros homólogos de ciudades de todo el mundo -mediante la plataforma Cityzenith y el desarrollo de aplicaciones móviles- es una oportunidad para poner en común recursos y mejores prácticas, al tiempo que encauzamos los datos hacia el apoyo a la sostenibilidad y al acceso al público”.

Para Cityzenith es una inmensa satisfacción asociarse con tres de las ciudades más inteligentes del mundo para ofrecer una solución que nunca ha sido ofrecida hasta la fecha, pero que toda ciudad necesita, y actuar como guía en los próximos avances en la evolución de la industria de las ciudades inteligentes: el movimiento hacia una plataforma común basada en estándares, abierta a toda la población que vive, trabaja y juega en las ciudades. En todo el mundo, las ciudades han ido buscando el modo de capacitar a sus comunidades para entender e interactuar con la gran cantidad de datos presente en sus ciudades, y ahora tienen un modo de hacerlo, una plataforma de plataformas que democratiza los datos referentes a las ciudades para que los usuarios ciudadanos puedan acceder a ellos en tiempo real cuando lo deseen, cuando más lo necesiten. Nos complacería mucho poder dar la bienvenida a nuevas ciudades asociadas de todo el mundo en los próximos meses.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.