El proyecto de transición ecológica Vilawatt será replicado por tres ciudades europeas

El proyecto de transición ecológica Vilawatt será replicado por tres ciudades europeas

Viladecans liderará una red de transferencia que impulsarán el URBACT y el Urban Innovative Actions (UIA)

El proyecto UIA de transición ecológica Vilawatt, capitaneado por el Ayuntamiento de Viladecans, vuelve a ser reconocido por Europa como buena práctica siendo escogido para liderar una de las cinco redes de transferencia de proyectos innovadores que impulsará el URBACT y Acciones Urbanas Innovadoras (Urban Innovative Actions, UIA) durante los próximos dos años.

El liderazgo de la ciudad en estas redes se concretará a través de dicho método URBACT -un mecanismo piloto de transferencia de los proyectos UIA finalizados- replicando el proyecto Vilawatt a tres ciudades europeas: Trikala (Grecia), Seraing (Bélgica) y Nagykanizsa (Hungría). Estas tres ciudades trabajarán con el Ayuntamiento de Viladecans durante dieciocho meses, con el apoyo de expertos, para definir como se puede replicar el proyecto Vilawatt a sus ciudades. Para esta adaptación se utiliza una metodología ya establecida, que es la que define URBACT. El resultado es que, en estos meses, estas ciudades deben tener un plan de acción preparado, y un de inversiones que la acompañe, para poder poner en marcha un proyecto de la envergadura del Vilawatt.

En Viladecans la transición ecológica ha sido, y es, desde hace años, un tema prioritario en el marco de la política municipal. El Ayuntamiento de Viladecans, en su afán por encontrar una forma de asegurar una gestión energética más eficiente, sostenible, respetuosa con el medio ambiente y con capacidad para combatir la pobreza energética, creó el Vilawatt, un proyecto que ha impulsado la creación de un operador energético local con una estructura conjunta integrada por ciudadanía, empresas y Ayuntamiento.

En 2016, el proyecto Vilawatt fue seleccionado por la Unión Europea por su carácter innovador, participativo y de comunidad, y recibir el impulso financiero de la UIA (Urban Innovative Actions). Ahora el proyecto logra un nuevo reconocimiento como buena práctica y, con el URBACT, se reproducirá en las ciudades de Trikala, Seraing y Nagykanizsa.

Este tres municipios y Viladecans, que formarán la red de transferencia, cuentan con una larga experiencia en la implementación de buenas prácticas, así como una destacada trayectoria en la participación ciudadana y la sensibilización en la implementación de medidas ambientales y energéticamente eficientes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.