Nuestro reto: Elche, Smart City del Mediterráneo

Mercedes Alonso Alcaldesa de Elche

Cuando, poco después de asumir mis responsabilidades como Alcaldesa de Elche, hace ahora tres años, escuché por primera vez el concepto de “ciudad inteligente” o “smart city”, me di cuenta inmediatamente de que habíamos de convertirlo en un eje estratégico de nuestra acción de gobierno. En definitiva, no se trataba de otra cosa que de esforzarse por prestar a los ciudadanos un servicio cada vez mejor y a un menor coste, logrando un aprovechamiento más eficiente de los recursos públicos; y esa es la meta que han de procurar todas las Administraciones, pero de un modo particular los Ayuntamientos, como Administración más cercana al ciudadano, responsable de la prestación de servicios básicos e indispensables para su calidad de vida. Lo que añade el concepto de ciudad inteligente es el propósito de aprovechar de la manera más intensa posible, en aras a la consecución de ese objetivo, las potencialidades que ofrecen las innovaciones tecnológicas, en especial las tecnologías de la información y la comunicación.

 

En una época en que las innovaciones tecnológicas se producen de una forma crecientemente acelerada, parece evidente que esa estrategia es la única posible para encarar con éxito el futuro. Pero afrontarla con rigor y seriedad exige dos condiciones. Por un lado, definir claramente las prioridades, pues no es posible abordar simultáneamente todas las áreas que comporta la transformación en una ciudad inteligente. Y, en segundo lugar, trazar una hoja de ruta que sea acorde con las peculiaridades de la ciudad y coherente con los restantes estratégicos de la acción de gobierno, pues lo que sirve para una ciudad no es necesariamente idóneo para otra.

Sobre estas bases, la estrategia que estamos desarrollando en Elche comprende cuatro áreas fundamentales. En primer lugar, eficiencia energética. Estamos firmemente comprometidos con el objetivo, planteado por el Pacto de los Alcaldes para una Energía Sostenible, al que Elche se encuentra adherido, de reducir en un 20% las emisiones de CO2 en el año 2020. Para ello, hemos tenido la suerte de que Elche haya sido una de las cinco ciudades españolas escogidas por el Fondo Europeo de Eficiencia Energética para la realización de un programa de asistencia técnica y auditoría energética, que nos permitirá diseñar las actuaciones necesarias para lograr un consumo energético óptimo en eficiencia y en respeto al medio ambiente. En segundo lugar, Elche es una ciudad con un sólido tejido empresarial, integrado principalmente por pymes, y hemos de lograr su plena implicación en esta estrategia. Con este fin, hemos puesto en marcha un programa, en colaboración con la Escuela de Organización Industrial, para impulsar la innovación tecnológica en las pymes ilicitanas. En tercer lugar, Elche es una ciudad con extraordinarias potencialidades turísticas, y el actual equipo de gobierno está realizando una decidida apuesta por la promoción turística de nuestra ciudad, para la que estamos prestando también especial atención a las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías, con el objetivo de convertirnos en una smart destination. Finalmente, la cuarta área de nuestra estrategia tiene como objetivo hacer accesibles las nuevas tecnologías a todos los ciudadanos, y comprende un amplio conjunto de acciones, que van desde la creación de una red que permite el acceso gratuito a wifi en los principales espacios públicos de la ciudad, hasta el desarrollo de aplicaciones que facilitan a los ciudadanos el acceso a los servicios públicos.

Nuestro reto es, en suma, convertirnos en la Smart City del Mediterráneo. Soy consciente de que se trata de un objetivo sumamente ambicioso. Pero hemos iniciado el camino, y contamos con una hoja de ruta meditada, definida y realizable para lograrlo, que he tratado de sintetizar en estas breves líneas.

Mercedes Alonso
Alcaldesa de Elche

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.